miércoles, 19 de diciembre de 2018

Pico Yordas o Burín. Circular desde Liegos

Salida y Llegada: Liegos (Municipio de Acebedo)
Distancia: 19,2 km
Duración: 6:30 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 1060 m
Altura Inicial y final: 1130 m
Altura máxima: 1964 m
Fecha de realización: 20/X/2018
Dificultad: media
Track de la ruta


Itinerario: Liegos – Camino de San Pelayo – Cruce del Río Valverga – Hayedo de Tendeña – Fuente La Tejal – Desvío al Pico Yordas – Collado Baguyoso – Pico Yordas o Burín – Majada de Yordas – Collado Burín – Majada de Burín – Hayedo de Tendeña – Camino de San Pelayo – Liegos.

Pasamos el Puerto de Tarna para acercarnos al pueblo leonés de Liegos situado al otro lado del río Esla en un desvío de la carretera y en la cabecera del Embalse de Riaño. El camino ancho de San Pelayo avanza llano hacia el sur entre grandes prados donde pastan vacas y caballos. Al fondo, a contraluz a esta hora de la mañana, se perfila la silueta del pico Yordas o Burín, mientras a la derecha, más cerca, los escarpes calizos de la peña Las Canales se dibuja nítidamente al recibir plenamente la luz de la mañana. El amarillo otoñal de los solitarios chopos, las rojizas hojas del rosal silvestre y los ocres del bosquete de hayas que bajan del roquedo contrastan con la blancura de las peñas y el verdor de los prados y camperas.
El pico Yordas o Burín se perfila a contraluz desde el Camino de San Pelayo.

Peña los Canales desde el Camino de San Pelayo

Vista hacia atrás de los extensos pastos en el valle del Esla. El camino pasa entre los chopos y algunas casas de Liegos se ven entre los árboles.
Una corta subida y el subsiguiente y breve descenso nos llevan al valle del Valverga orientándonos al suroeste. El camino discurre al lado del río por su margen izquierda y poco a poco empieza a empinarse.
Pastos y arboleda en el valle del Valverga. El crestón calizo de la izda corresponde a la arista occidental del Yordas.
Cuando llevamos caminado unos 5,5 km desde Liegos dejamos el camino de San Pelayo y cogemos otro, también ancho, a la izquierda que cruza el río por un puente y se adentra en el precioso hayedo de Tendeña.
Hacia el este, entre magníficas hayas otoñales y utilizando algunos atajos en las revueltas del camino, remontamos duramente la ladera occidental de la generosa montaña. En medio de este formidable hayedo encontramos la Fuente la Tejal con abundante agua y poco más arriba el desvío señalizado hacia el pico Yordas.
Por el hayedo de Tendeña miramos hacia la Peña las Canales

La pista se adentra en el Hayedo de Tendeña

Desvío señalizado hacia el pico Yordas.
Así pues, abandonamos la pista ancha y cogemos una marcada senda hacia el norte que cruza una riega, sigue entre grandes hayas ornadas con colgantes líquenes (barbas de capuchino), deja a la derecha unos hermosos tejos, rodea a continuación unas grandes peñas y sale finalmente del bosque orientándose de nuevo al este.
Largos líquenes (barbas de capuchinos) cuelgan de las hayas.

El marcado sendero rodea una gran peña

La senda saldrá pronto del hayedo
Hacia el cercano collado Baguyoso nos encamina la senda y al llegar se nos abre el horizonte este: abajo el Embalse de Riaño y hacia la izquierda la amplia rampa del Yordas. Por un terreno típico de la montaña caliza, entre rocas, hierbas y matojos, la senda nos permite ir superando al bies la empinada ladera. No hay más que armarse de un poco de paciencia y pronto alcanzamos la cima de esta soberbia atalaya coronada con una cruz metálica roja con un pequeño buzón de montaña adosado a su mástil.
Al salir del hayedo vemos el Collado Baguyoso a la derecha de la foto y la arista occidental del Yordas

Vista atrás. Collado Baguyoso y por detrás Peña de la Collada

Por la ladera suroccidental del Pico Yordas

Cruz y buzón de montaña en la cima del Yordas
A nuestros pies el amplio embalse y en el horizonte un sinfín de picos y peñas. Aunque hace un poco de frío, el día está despejado y encontramos a bastantes montañeros. Paramos a reponer fuerzas.
Embalse y aldea de Riaño desde la cima del Yordas

Concurrida cima del Pico Yordas

El primer crestón contiene a Peña de la Collada, Peña Cabeza y Peña Sana. Por detrás, de izda a dcha, están Peñas Pintas y separados, pico Llerenes, Las Peñeras y Pico Castaño.

Valle del Esla por encima del embalse de Riaño. Al fondo vemos Peña Ten y hacia la derecha la Sierra de Parme y el Pico Pozúa. Los pueblos que vemos son de dcha a izda: Burón, Liegos, Lario y Polvoredo.

Burón con teleobjetivo desde el Pico Yordas.
Como tenemos mucho tiempo por delante, en lugar de bajar al collado por el camino de venida, decidimos bajar por la misma arista occidental para disfrutar de las vistas. Un rebaño de rebecos huye saltando entre las breves terrazas de la vertical ladera norte. Como queremos rodear la peña por el este, después de superar un pequeño montículo rocoso, bajamos a la senda para terminar en el collado Baguyoso.
Comenzamos a bajar por la ladera oeste del Yordas

Vista hacia atrás del Yordas y de la arista occidental por la que hemos bajado.
Antes de coger otro camino que faldea la montaña en llano hacia el este, nos asomamos a unas peñas para ver la majada y valle de Tendeña al sur (están enclavados entre el murallón de de Peña Collada y Peña Cabeza al sur y los escarpes del Yordas al norte donde nos encontramos).
Enfilando la senda por la ladera sur del Yordas queda atrás el collado Baguyoso.

Desde la ladera sur del Yordas tenemos esta imagen del embalse de Riaño
En suave descenso, la senda faldea la ladera sur del Yordas, al principio por un terreno arcilloso entre escobas y después desdibujada en un tramo pedregoso. Alcanzamos la arista sur de la montaña y para superarla debemos bajar unos metros para encontrar la estrecha canal que con facilidad nos permite descender del escalón rocoso al pequeño valle de altura donde se situaba la Majada Yordas; apenas quedan restos de las cabañas.
Abajo se encuentra la Majada de Yordas y arriba el Collado Burín hacia donde nos dirigimos.

Gran mole caliza del Yordas desde el collado Burín.
Entre altas escobas, la senda atraviesa el valle dirigiéndose al noroeste para continuar con el rodeo de la gran peña. Después sube unos metros hacia el norte para alcanzar la pradera del Collado de Burín al este de la gran peña. Las verticales caídas del Yordas por el este apenas dan opción de subida, pero por la ladera norte vemos algunas terrazas por las que quizás también se puede alcanzar la cima (por ellas bajaban los rebecos cuando nos asomamos por la arista cerca de la cima).
Bajamos del collado Burín por su despajada ladera norte. Al fondo vemos la cabaña de la Majada Burín y el Hayedo de Tendeña.

Cerca de la Majada Burín. A la izda sale la pista que baja por el Hayedo de Tendeña. Hacia la dcha al fondo vemos Peña Ten, a la izda por delante Peña de las Canales y por detrás Peña de la Cruz y Pico Mediodía.
 Mantenemos la dirección en el primer tramo del descenso por la campera para escorarnos después hacia noroeste. Abajo vemos la cabaña de la Majada Burín en los pastos que preceden al hayedo y hacia allí baja el camino. Pero antes de llegar a la cabaña, que nos queda a la derecha, cogemos una pista que se adentra en el hermoso hayedo de Tendeña.
Portilla en el camino dentro del Hayedo de Tendeña

La ancha pista se sumerge completamente en el hayedo

Llegando al valle del Valverga miramos hacia atrás para ver las últimas hayas del bosque y las peñas calizas más occidentales de la larga cresta del Yordas.
Disfrutando de sus colores otoñales bajamos rápidamente mediante varias revueltas, cruzando una portilla y saliendo a los pastos del valle del río Valverga o Belluco que cruzamos por un puente para acceder a la amplia pista por la que discurre el Camino de San Pelayo. No nos queda más que desandar apaciblemente el camino hasta Liegos.

Lorenzo Sánchez Velázquez