sábado, 22 de diciembre de 2018

Peña Rueda y Puertos de Agüeria. Circular desde Lindes

Salida y Llegada: Lindes (Concejo de Quirós)
Distancia: 14,2 km
Duración: 7:00 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 1340 m
Altura inicial y final: 935 m
Altura máxima: 2152 m
Fecha de realización: 9/XII/2018
Dificultad: media
Track de la ruta

Itinerario: Lindes – El Caleru (desvío a Peña Rueda) – Manín – Manín de Arriba – Veiga de Manín – El Chamergu – Cuchillar de Rueda – Peña Rueda – Trincheras – Colláu Fontes (Ptos de Agüeria) – La Cardosina (Ptos de Agüeria) – Los Cuadros (Ptos de Agüeria) – Río de la Foz Grande – El Colláu – Las Escomeras – El Caleru – Lindes.

Clásica ruta a Peña Rueda y los Puertos de Agüeria. Peña Rueda es una de las cumbres más emblemáticas de Las Ubiñas. Su posición, separada del resto del macizo, la hace ideal para tener una visión completa del cordal. Hacía años que no la subíamos y aprovechando la facilidad que da la ausencia de nieve decidimos alcanzar su cima desde Lindes para bajar por los Puertos de Agüeria. No creo que haga falta indicar como se llega a la aldea quirosana de Lindes.
Iglesia de Lindes
Aparcamos junto a la iglesia (930 m) y nada más salir de la aldea encontramos la primera bifurcación: a la izquierda el camino se adentra en el bosque de Lindes mientras que el nuestro avanza a la derecha hacia Peña Rueda y los Puertos de Agüeria. Pronto dejamos a la derecha la toma de aguas del pueblo que desagua el sobrante en una fuente con pilón.
A la derecha hacia los Puertos de Agüeria y Peña Rueda, de frente al Bosque de Lindes. Vemos los picos Carba de Valseco (izda) y Tapinón.
La ladera se empina y el camino se retuerce para subirnos a la zona de El Caleru (1040 m) donde se vuelve a dividir. Otro poste nos señala la senda que sale a la derecha para subir a Peña Rueda mientras que el camino principal sigue de frente hacia los puertos. La senda nos sumerge en un precioso hayedo afectado por el último temporal de nieve y viento: muchas ramas y árboles caídos la cortan en algunos puntos y hay que saltarlos o rodearlos.
Grandes ramas y árboles caídos interrumpen el camino

Por el hayedo
Pronto dejamos a la izquierda la cabaña y el prado de Manín (1200 m), más árboles y ramas caídos y, en el tramo final por el hayedo, al desdibujarse la senda, seguimos los escasos hitos que ayudan a reencontrarla. Alcanzamos finalmente el collado donde termina la arboleda y comienza una campera en la que se ubica Manín de Arriba (1270 m) y la amplia Veiga de Manín (1300 m).
Cabaña y prado de Manín

Cabañas y camperas en Manín de Arriba y Veiga Manín.
El camino que traíamos en dirección suroeste vira en la vega hacia poniente remontando duramente la cuesta, primero por la pradera y después entre matojos. La marcada senda nos alza hasta el escalón rocoso que resuelve mediante pequeños zigzags entre las rocas (1500 m). Accedemos a la alta montaña: pradera y roca con abundantes matojos de pequeño porte.
Campera de Veiga Manín. La senda sube hacia la canal que se intuye más a la izda de la peña.

Entrando en la canal para superar el resalte rocoso miramos hacia atrás para ver Veiga Manín.
Por la zona de El Chamergu subimos lentamente y, antes de llegar al Cuchillar, alcanzamos una pequeña cumbre (1712 m) que nos abre los horizontes norte y el noroeste ocultos hasta ahora por las laderas de la montaña: sierras del Aramo y Sobia. A partir de aquí el terreno es mucho más pedregoso y la senda está señalizada por innumerables hitos que literalmente nos van flanqueando el camino. Aún hay que subir un poco más para alcanzar la propia arista del Cuchillar de Rueda al que accedemos en la cota de los 1850 metros.
Zona de El Chamergu. Vemos el Cuchillar de Rueda. La senda va hacia la izda de la foto.

Desde el punto de acceso al cuchillar echamos la vista atrás.
La subida por la arista, superando algunos resaltes donde en algún punto hay que apoyar puntualmente las manos (sin complicaciones), se hace pesada, y de la monotonía salimos al volver la vista atrás para admirar el paisaje o al asomarnos a las verticales paredes del filo occidental de la montaña. Uno, dos, tres resaltes importantes hay que ir superando para alcanzar la alarga arista cimera que finaliza en la cumbre (2152 m) donde hay un moderno buzón de montaña colocado en el 2016. El vértice geodésico que hubo en la cima se encuentra tirado en la ladera oeste.
Aún queda mucha subida por el Cuchillar.

Vista hacia atrás del primer tramo del Cuchillar de Rueda

Los dos últimos crestones que debemos superar en el Cuchillar para llegar a la arista cimera.

Por la arista cimera vemos el buzón de montaña y algunos picos de las Ubiñas: Portillín, Ubiña Pequeña, Peña Ubiña, Fontanes y Práu.
Las vistas son espectaculares y más aún si bajamos unos metros hasta las trincheras situadas en el borde sur: a nuestros pies los Puertos de Agüeria uno de los lugares más hermosos de Asturias; cerrándolos al otro lado, al sur y al oeste, encontramos los picos de la cordal de las Ubiñas: Fariñentu, Fontanes, Práu, Colines, Cigacha, Ranchón, Huertos del Diablo y Tambarón como cumbres señeras. También vemos el Tapinón y el Siegalavá, las Ubiñas Grande y Pequeña, El Siete, etc. Pero la vista no se queda en las Ubiñas, abarca hasta los Picos de Europa por el este, el Cordal de la Mesa por el oeste y las sierras de Sobia y Aramo cerrando los frentes noroccidental y nororiental respectivamente.
Cumbre de Peña Rueda desde las trincheras cercanas a la ladera sur.

Puertos de Agüeria y picos de las Ubiñas (de izda a dcha: Ubiña Pequeña, Peña Ubiña, Fontanes, Práu, Colines, Cigacha, Ranchón y Huertos del Diablo Sur y Norte).

Detalle de los Puertos de Agüeria desde Peña Rueda
Aunque el día está soleado, el inminente inverno se anuncia en estas cotas con un viento fuerte y frío. Dejando a la izquierda las trincheras de la Guerra Civil, una marcada senda nos va a permitir bajar a los Puertos de Agüeria. Primero por un inclinado pedrero, después por una zona de hierba y finalmente por otra zona de roca y hierbas donde la senda se desdibuja; así bajamos a la campera del Colláu Fontes (1659 m). Las vistas de los puertos encerrados al sur por el Fariñentu son extraordinarias.
Bajando por el pedrero de la ladera sur de Peña Rueda

Llegando al Colláu Fontes. Hacia la izda bajamos a los Puertos de Agúeria y a la dcha a Ricabo.
Avanzamos unos metros por el amplio collado con apariencia de morrena glaciar (hacia poniente las riegas vierten al río Ricabo mientras que al este desaguan a través de la Foz Grande al río Lindes; ambos ríos afluyen en el Trubia) para rodear un tupido escobar. Por una amplia y empinada canal de hierba bajamos unos metros para situarnos en la pradera que rodea la Majada de la Cardosina (1530 m); cabañas con buenos sillares y teja árabe, bien conservadas y en uso.
Bajando por esta canal llegamos los Puertos de Agüeria. En primer término pradera y cabañas de La Cardosina, al fondo el Pico Fariñentu y a la izda el Siegalavá y el Tapinón.
Los amplios Puertos de Agüeria tienen preciosas praderas con el aspecto del césped recién cortado, además están salpicadas de abundantes setos y bosquetes de acebos y contienen algunas hermosas majadas y cabañas como las de La Cardosina, La Cardosa y Los Cuadros. En La Cardosina paramos a reponer fuerzas.
Cabañas en La Cardosina. Al fondo Peña Rueda

Cabaña en La Cordosina, por detrás vemos los picos Cigacha y Ranchón.
Reanudamos la marcha siguiendo una senda que se adentra en un acebal, después pasa por una amplia campera que cruzamos para acceder a un segundo acebal más grande del que se sale a la Majada de los Cuadros. La siguiente campera salpicada de las piedras que han caído de los murallones calizos meridionales de Peña Rueda, nos permite bajar hasta situarnos cerca del Río de la Foz Grande.
Campera en la Majada los Cuadros. La senda nos lleva a la Foz que vemos hacia la izda.

Entrando en la Foz Grande
Unos metros caminando al lado del pedregoso cauce nos llevan a vadearlo (1320 m) pisando sobre las piedras justo a la entrada de la foz. Al otro lado, la erosión del barranco casi ha interrumpido la senda pero después continúa bien marcada por la margen derecha; nos adentramos en otro precioso bosque de hayas salpicado de musgosas peñas. En suave bajada, el agradable paseo por este bosque de cuento, realzado con el murmullo del agua, apenas se interrumpe en algunos puntos para esquivar alguna rama caída durante el último temporal.
Cruzando el río de la Foz Grande
El puente de madera que descruzaba el río (1180 m) ha desaparecido y sólo queda una pasarela oculta tras las ramas que arrastró la corriente; preferimos saltar sobre las piedras para cruzarlo. El camino sube unos metros por el bosque para situarnos en El Colláu (1286 m). Un poste de señalización nos indica por un lado hacia la Majada de Maín y Peña Rueda mientras la otra flecha señala de frente hacia Lindes por el camino más marcado.
La marcada senda baja por el hayedo

Bajando por el hayedo después de superar el Colláu
Seguimos el descenso por el sendero que cruza precioso Monte Gorbizal. En otras ocasiones lo encontramos embarrado, pero hoy está bastante seco por lo que la única dificultad que ofrece son las abundantes ramas y árboles caídos. El extenso bosque está salpicado por algunos prados: Lasa Escomera (1080 m), Mayá Vieya… Finalmente enlazamos con el camino de ida en El Caleru (1040 m).
Llegando a Lindes
Sólo queda bajar a Lindes (930 m) donde encontramos una fuente frente a la iglesia, al otro lado de la carretera, donde nos refrescamos y lavamos las botas. En el pequeño bar del pueblo paramos a reponer líquidos.

Lorenzo Sánchez Velázquez