viernes, 26 de abril de 2019

Pradiella, Mostayal, Entrelospicos, Xistras, Gamoniteiro, Rosal, Campona y Peña Podre. Travesía entre el Puerto de la Cobertoria y Bárzana

Salida: Puerto de la Cobertoria (Concejo de Lena)
Llegada: Bárzana (Concejo de Quirós)
Distancia: 20,0 km
Duración: 7:00 h (sin paradas)
Subidas acumuladas: 1280 m
Bajadas acumuladas: 1990 m
Altura Inicial: 1150 m
Altura Final: 440 m
Altura Máxima: 1791 m
Fecha de realización: 24/IV/2019
Dificultad: media
Track de la ruta


Itinerario: Pto Cobertoria (desvío hacia Gamoniteiro) – Collá del Fresno – Desvío a Llago Veneros – Pico PradiellaPicu ForealPico MostayalEntrelospicos (E)Entrelospicos (O)Pico XistrasPico Gamoniteiro – Collada Tresnona – Pico el RosalPico La Campona – Veiga –Peña Podre – Veiga – Vega Fandiellos – Braña Bárgana – Campa Quintas – Cabañas de Corro – La Techera (camino antiguo) – Tramo corto de carretera – Camino antigua a La Villa – La Villa – Camino antiguo a Bárzana – Reguero de los Molinos (puente) – Monte Caneo – La Senra – Bárzana.

 La ruta, organizada por el GM Ensidesa de Gijón, recorre las cumbres más importantes del sector sur de la Sierra del Aramo y, aunque el programa no incluía los picos más altos del cordal, nosotros le añadimos los cercanos picos Xistras y Gamoniteiro.
Caminamos por la carretera que sube a las antenas del Gamoniteiro. Cuando supera el crestón que vemos nos desviamos a la derecha, hacia el Llago Veneros
Partimos del desvío situado cerca del km 12 de la carretera AS-230 que sube al Puerto de la Cobertoria desde Pola de Lena. Por la estrecha carretera que sube hasta las antenas colocadas en la cima del Gamoniteiro caminamos 2,5 km pasando por la Collá del Fresno. Al cabo, nos desviamos hacia el pequeño Llago Veneros apreciando al otro lado la primera cumbre del día: el Pico Pradiella.
Llago Veneros con el Pico Pradiella detrás. La subida no tiene camino ni dificultad.
Desde el Pico Pradiella miramos hacia el norte los picos que vamos a subir.
Buscamos la franjas de hierba por donde es más fácil la subida a los picos Foreal y Mostayal. Se trata de un terreno abrupto en su mayor parte entreverado de piedras y hierba como el que vemos en la foto y con algunas camperas donde pace el ganado.
Vista panorámica desde el Pico Foreal. A la izda La Campona y El Rosal, en medio y cerca, La Mostayal y a la derecha los dos picos de Entrelospicos.
Mantenemos la orientación hacia el norte siguiendo la cuerda rocosa hasta el siguiente contrafuerte rocoso el pico La Mostayal que nos acerca al Gamoniteiro y el Xistras.
Vista norte desde La Mostayal

Continuación de la foto anterior hacia el NE
Por la vaguada de hierba que vemos en la foto de arriba, a la derecha, subimos al pico Entrelospicos (E). Desde donde tenemos esta otra perspectiva.
Vista desde el pico Entrelospicos (E). A la izda está el otro Entrelospicos (O), al fondo el Gamoniteiro y en el centro el Xistras. Marco en rojo el itinerario aproximado de subida hasta el Xistras..
Por la ladera marcada con la línea roja de la foto anterior subimos al cercano pico Entrelospicos (O) y obtenemos la perspectiva que vemos en la foto siguiente donde marco la ruta de subida al pico Xistras.
Vistas  desde el pico Entrelospicos (O). Vemos mejor el itinerario para subir al Xistras (fácil). Siguiendo la cuerda subiremos a los demás picos.
Vista del Gamonitiero desde el Xistras

Vista desde el pico Xistras del resto de la Sierra del Aramo (hacia el norte)
Nos dirigimos hacia el Gamoniteiro al que subimos por la empinada ladera norte hasta el montículo donde se encuentra la cruz que marca la cima.
Subimos por la derecha al montículo que vemos a la derecha donde se encuentra la cruz de la cima. No se puede acceder a las instalaciones de las antenas.
Vista hacia atrás del pico Xistras de donde venimos.


Bajamos del Gamoniteiro rodeando las peñas cimeras y las antenas que quedan a la izquierda, sin tocar la carretera hasta situarnos al pie del pico El Rosal que vamos en la siguiente foto.


Pico el Rosal nuestro siguiente objetivo.
Superado el cercano Rosal nos dirigimos a La Campona que está muy cerca y desde allí hacemos la siguiente panorámica de los últimos picos subidos (Xistras, Gamoniteiro y Rosal).


Bajamos de La Campona por la ladera oeste, cruzamos la carretera y continuamos el descenso por una vaguada de hierba que nos lleva al fondo de La Veiga al pie de la Peña Podre. Una senda nos permite remontar por la empinada ladera este hasta alcanzar la cima.
Cima de la Peña Podre
Vista hacia atrás desde la Peña Podre. En rojo el itinerario de descenso desde La Campona.
Extremo meridional de La Veiga con la Peña Pozalón cerrándola

Retrocedemos por el mismo camino hasta La Veiga y continuamos hacia el norte por la campera de Fandiellos en cuyo extremo hay una caseta nueva de transformadores. El camino nos lleva hasta allí donde se encuentran algunas cuadras den ruinas de la Braña Bárgana.
Vega de Fandiellos con la caseta de transformadores al fondo. Los picos por detrás son el Vallongo y el Moncuevo
Aunque hay una sedo que permite bajar a la izquierda de la caseta, el camino remonta a la derecha y continúa hacia el norte hasta encontrar una bajada sencilla del vertical escalón de la sierra. Una vez dejado atrás el escalón rocoso la bajada hacia el oeste por una empinada ladera de hierba con algunas matas.
Vista hacia atrás del escalón rocoso del que se baja por un camino a la izda de la foto. Vemos desde abajo la casta de transformadores.
Bajando a las extensas camperas de Corro, Tellera, etc. Al fondo está la Peña y la Ermita del Alba.
Vista hacia atrás del Gamoniteiro y del escalón rocoso del que hemos bajado.

Desde la Braña Corro echamos la vista atrás. Pico Gamoniteiro y Peña Podre a la derecha.
Cabaña en La Techera co la ermita del Alba al fondo.

Llegando a la aldea de La Villa
Puente sobre el Reguero de los Molinos después de dejar atrás La Villa

Pequeña cascada en el Reguero de los Molinos.
Bajando por el precioso camino que atraviesa el Monte Caneo

Casas de Bárzana y al fondo el barrio de El Manso detrás. 

Lorenzo Sánchez Velázquez

domingo, 7 de abril de 2019

Picos Rabinalto, La Arena, Alto de la Cañada y La Solana desde Riolago

Salida: Riolago (Municipio de Cabrillanes)
Distancia: 23.1 km
Duración: 7:00 h (sin paradas)
Subidas acumuladas: 1240 m
Altura Inicial: 1240 m
Altura máxima: 2157 m
Fecha de realización: 27/III/2019
Dificultad: media
Track de la ruta


Itinerario: Riolago – Camino de las Brañas – Desvío hacia Lago Chao – La Braña – Arroyo de las Vegas – La Collada – Peña la Arena – La Collada – Pico Rabinalto – Alto de la Cañada – Pico la Ferrera – Pico la Solana – Lago Chao (Laguna del Lago) – Arroyo de la Señal – Cascada de San Bartolo – Arroyo de Riolago – Camino de las Brañas – Riolago – Huergas de Babia.

Organizada por GM Ensidesa de Gijón, la ruta incluía solo los picos Rabinalto y La Arena, pero como hacia buen tiempo le añadimos dos picos más: el Alto de la Cañada, el más alto de la Sierra de Villabandín y el pico La Solana en la cuerda que va hacia el Penouta.
Iniciamos la ruta en Riolago (1240 m) con un tiempo espléndido y las nieves ocupando sólo las laderas norte de las montañas más altas. Como señalamos en otra entrada, en Riolago se encuentran el Palacio de Quiñones  (s. XVI) donde está la Casa del Parque Natural de la Babia y Luna, la Casa del Escribano (s. XVII) y la Iglesia del Salvador a la salida del pueblo en dirección a Huergas.
Fuente en Riolago de 1906. Cerca está el Palacio de Quiñones
Cómodamente, a la vera del arroyo de Riolago, avanzamos unos 3,5 kilómetros por el Camino de las Brañas hasta el ramal a la izquierda (1440 m) que lleva por el valle del Arroyo de la Señal hasta el Lago Chao. Nuestro camino obvia este ramal y sigue de frente, ancho, siguiendo el curso del arroyo que ahora se llama de Las Vegas hasta alcanzar la extensa campera de La Braña (1610 m) rodeada de montañas.
Camino de las Brañas con el Pico Rabinalto al fondo. A la derecha, tras los árboles está el Pico la Arena.
Encontramos una gran nave ganadera y un refugio del Icona, mientras que al fondo se dibujan nevadas las cumbres que vamos a subir: el piramidal (desde aquí) Rabinalto y La Arena.
Cruzamos la campera que en el último tramo está invadida por el escobar y los brezos. El espolón rocoso de Peña Negra (el nombre describe el accidente geográfico) escinde el valle en dos; seguimos por el de la izquierda recorrido por el Arroyo de San Bartolo. La sendilla avanza casi por la misma riega pues a ambos lados el escobar es bastante denso; comienzan las primeras manchas de nieve que a esta hora aún está algo dura.
Campera de La Braña con el Rabinalto al fondo y el Pico de la Arena a la derecha. Por delante del Rabinalto vemos Peña Negra que escinde el valle en dos; La rodeamos por la izquierda.

Llegando a a vaguada nevada que sube hasta La Collada, entre el Rabinalto y Pico de la Arena.
Comenzamos la dura remontada hacia La Collada por el nevero y, aunque se hace algo de huella, ponemos los crampones para asegurar. Lentamente vamos subiendo para superar los 300 metros que nos faltan para alcanzar la cumbrera de la Sierra de Villabandín en La Collada (2036 m). Por arriba la sierra está sin nieve y se camina muy bien pues además hay poca broza.
Subiendo a La Collada

Desde La Collada, limpia de nieve, echamos la vista atrás. Al fondo se dibuja la silueta de Las Ubiñas.
Pico Rabinalto desde La Collada. Por encima emerge el Alto de la Cañada

Peña la Arena desde La Collada
Primero nos dirigimos hacia el noroeste para coronar la cercana y alomada Peña la Arena (2116 m) que no tiene más que un hito y, eso sí, como las demás cimas unas vistas espectaculares de las montañas de la Babia, de la Omaña y de este sector de la Cordillera Cantábrica. Al suroeste, nevadas, vemos las sierras de Gistredo (picos Catoute, Tambarón y Nevadín) y Fernán Pérez (Arcos de Agua). Hacia el oeste e valle del Sil y se ve Villablino, también el Puerto de Leitariegos y el Cueto Arbás, Muxivén, Cornón, Penouta, Mocoso, Peña Salgada, Montihuero, Peña Orniz, … Morronegro y Las Ubiñas.
Desde la Peña de la Arena, al fondo, picos Muxivén el El Cornón, entre otros. Aunque en la foto no se aprecia, arriba, a la izquierda, se ve Villablino. 
Desandamos el camino hasta La Collada y continuamos hacia el este para alcanzar pronto la cima del Rabinalto (2117 m) adornado con otro montón de piedras. Es pronto el día está muy bueno y decidimos prolongar la excursión hacia el pico más alto de la sierra: el Alto de la Cañada.
Peña de la Arena desde el Pico Rabinalto

Desde el Rabinalto vemos las cumbres que nos faltan.
Por la cumbrera de la sierra seguimos hacia el sureste bajando al collado intermedio y subiendo a la cima (2157 m) donde hay un vértice geodésico. Hacia el este se extiende el alargado valle glaciar en U de Salce. Y, como ya contamos en otra ocasión cuando describí la subida a este pico desde Salce, en la cabecera del valle se encuentran dos lagunillas, restos de las cubetas de excavación de los glaciares en retroceso. En la cima paramos a reponer fuerzas.
Vértice geodésico en el Alto de la Cañada. Por detrás se ven los picos  vemos Peña Piquera, Pico Formigones y Peña Correa (ver esta otro entrada)

Valle (glaciar) de Salce desde el Alto de la Cañada
La idea inicial era descender por la ladera noreste hacia el Pico la Ferrera y desde allí, como ya hicimos cuando crestamos Peña Correa desde Abelgas, continuar hacia el norte y bajar al Lago el Chao y a la Laguna del Lago. Pero en el Pico la Ferrera (2122 m) decidimos seguir la cumbrera de la sierra hacia el este pasando por Bermejos con la intención de alcanzar el Penouta. Calculamos mal y, cuando íbamos por el Pico la Solana (2132 m), decidimos abortar y bajar directos a la Laguna del Lago (Lago Chao) a nuestros pies.
Mirando hacia atrás desde el Pico la Ferrera vemos el Alto de la Cañada, de donde venimos.

Pico de la Solana. Bajaremos por la arista de la izquierda hacia el Lago Chao.
Vista de los picos subidos (y otros) desde el Pico La Solana
El descenso directo desde La Solana es muy inclinado y tuvimos que escorarnos hacia la izquierda para bajar con mayor comodidad. Hacia la mitad del descenso encontramos nieve y, para asegurar en los tramos más inclinados, decidimos calzarnos otra vez los crampones, que quitamos al llegar a la magnífica laguna (1752 m) que tiene una isla poblada de abedules.
Bajando de la Solana cerca del Lago Chao. (La foto no refleja la fuerte inclinación de la ladera)

Bajada aproximada desde el pico La Solana al Lago Chao
Aquí cogimos la senda marcada como PR-LE 72 (Riolago – Lago Chao). El camino avanza al principio pegado al cauce del arroyo La Señal por donde desagua el lago. Se sale del tramo encajonado dando un pequeño rodeo y se pasa por una zona inundable de turbera. Más adelante da un cerrado quiebro para descender después un escalón rocoso donde el arroyo forma la alargada y estrecha cascada de  San Bartolo (la senda baja a la derecha por un tramo arcilloso).
Cascada de San Bartolo
Enseguida llegamos al fondo del valle donde hay algunos prados y una cabaña en uso (1460 m). Al lado se encuentra una Otsera refrigerada por el agua del arroyo que se usaba para conservar fresca la leche. Aquí arranca una pista que desemboca unos metros más adelante, tras vadear el arroyo de Riolago, en el Camino de las Brañas por donde subimos.El cruce del arroyo lo hacemos por un puente peatonal del hormigón situado unos metros aguas abajo (las marcas del PR llevan hacia él).
En esta zona de prados confluye el valle de La Señal (por donde venimos) con el de Las Vegas formando el de Riolago.
No tenemos más que seguir por el ancho camino entre prados, monte de brezos y abedules, y con la vista puesta en el norte donde se dibuja nítido el macizo de las Ubiñas y en casi 4 kilómetros de tranquilo paseo llegamos a Riolago (1240 m) donde se encuentran la Casa del Escribano de 1619 y el Palacio de Quiñones (s. XVI) reconvertido en Casa del Parque Natural de Babia y Luna y sede de la Reserva de la Biosfera de Babia (dejé algunas en otro reportaje reciente).
Camino de las Bañas con Las Ubiñas al fondo.
No queda más que continuar otros dos kilómetros por la carretera para llegar a Huergas de Babia donde nos espera el autobús.

Lorenzo Sánchez Velázquez