domingo, 23 de septiembre de 2018

Torre Bermeja desde Soto de Sajambre

Salida y llegada: Soto de Sajambre
Distancia: 20,5 km
Duración: 8:30 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 1740 m
Altura Inicial: 930 m
Altura máxima: 2392 m
Fecha de realización: 15/XI/2018
Dificultad: alta
Track de la ruta

Itinerario: Soto de Sajambre – Camino de Vegabaño – Refugio de Vegabaño – Río Dobra – Cuesta Fría – Collado del Frade – Cimera del Frade – Canal del Perro – Collado del Burro – Torre Bermeja – Canal del Bufón – Collada Verde – Travesona de la Bermeja – Cimera del Frade – Collado del Frade  – Cuesta Fría – Río Dobra – Refugio de Vegabaño – Camino de Vegabaño – Soto de Sajambre.


Por el profundo desfiladero de Los Beyos discurre el río Sella que delimita por el oeste Los Picos de Europa. Hacia él vierten verticales canales y cortados produciendo un paisaje agreste y hermoso, y allí donde los valles bajan menos inclinados y más abiertos, se sitúan típicas aldeas de montaña como Soto de Sajambre. Conserva este pueblo leonés (aunque en tiempos formó concejo junto a Amieva en Asturias) un rico patrimonio etnográfico con algunas casonas con galería, hórreos, lavaderos, la iglesia de Nuestra Señora de las Nieves y su magnífica escuela construida en 1907 en la que el maestro Leonardo Barriada impartió clase siguiendo un modelo educativo inspirado en la Institución Libre de Enseñanza.
Por el camino viejo de Vegabaño dejamos atrás Soto de Sajambre.
Rodeado de grandes montañas y extensos bosques en los que predominan hayas con algunos ejemplares de robles, servales, abedules y acebos, Soto de Sajambre es uno de los puntos de partida de rutas de montañas por los Picos de Europa y, en consecuencia, sus pocos habitantes actuales se dedican a la hostelería y a la ganadería extensiva.
Sumergidos en el inmenso hayedo a contraluz
Llegamos a Soto a las 9:30 de una mañana radiante y fresca de finales de verano y, después de aparcar, iniciamos la ruta cogiendo el antiguo camino a Vegabaño en la parte alta del pueblo. Etiquetada como PR-PNPE 9 - Ruta Soto-Vegabaño, el camino ancho discurre al principio entre algunos prados delimitados con murias de piedra y avellanos sumergiéndose enseguida en el inmenso hayedo. Sigue el valle del río Agüera remontando más arriba la ladera sur mediante varias revueltas que atajamos siguiendo senderos marcados con hitos. Por uno de esos atajos salimos a la ancha y moderna pista por donde suben desde Soto taxis y vehículos autorizados hasta el refugio de Vegabaño.
Camino antiguo a Vegabaño en el que atajamos en algunas revueltas.
En este punto la pista da un amplio rodeo y nosotros con ella para alcanzar los extensos pastos rodeados de bosques de Vegabaño; al regresar cogeremos un atajo que evita este rodeo. Por el ancho camino nos dirigimos al refugio y, sin llegar a él, cogemos una senda que rodea una finca con cerca de madera, manteniendo después la orientación oriental.
Llegando al refugio de Vegabaño. Rodearemos la valla de madera por la izquierda para dar con el camino al Frade

Desde Vegabaño vemos los Altos del Verde y los Moledizos entre los que sube la Canal del Perro. El camino rodea la cerca de madera por la izquierda.

Vista atrás de la pradera de Vegabaño con Peña Beza detrás.
El camino sigue llano 2 kilómetros cruzando una riega y el río Dobra por sendos puentes de madera; después remonta la Cuesta Fría, siempre bajo el tupido dosel del extenso bosque de Salambre. Pasamos junto a un gran roblón catalogado y protegido con una cerca de madera y más arriba encontramos La Fuentona de abundante agua fresca; después sabremos que los compañeros que van por delante (subieron en taxi a Vegabaño) se preocuparon por limpiar el filtro de la toma de agua situado unos metros por encima. Y es que el sustrato rocoso de esta zona es cuarcítico, roca que se desmenuza con facilidad produciendo una arenilla que lo tupe.
La senda se sumerge en el Bosque de Salambre y cruza un arroyo y el río Dobra por puentes de madera.

Bosque de Salambre en la Cuesta Fría

Roblón de la Cuesta Fría

 La Cuesta Fría y el bosque terminan en el Collado del Cueto (1584 m). La senda sigue subiendo por terreno cuarcítico invadido ahora por la maleza hasta la Horcada Salambre que nos ilumina al otro lado con las blancas calizas de los Moledizos y los Altos del Verde. Entre ambas montañas está la Canal del Perro rellenado por un gran pedrero y por donde discurre una marcada senda. Antes de llegar a ella debemos subir unos metros hasta el Collado el Frade desde el que se puede bajar a la Vega de Llos, al sureste, y a Soto de Valdeón.
Subiendo a la Horcada Salambre miramos hacia atrás: Pico Jario y Bosque de Salambre. El Collado del Cueto se ve en el centro de la foto.

Mirando hacia atrás desde la Horcada Salambre. Al fondo a la izda vemos el Tiatordos y, más cerca, a la dcha Peña Beza y Canto Cabronero. A la izquierda se aprecia la pradera de Vegabaño rodeada por el bosque.

Vista de Los Moledizos y el Canal del Perro desde el collado El Frade.
Seguimos por una senda terrosa subiendo hacia las calizas hasta una bifurcación que las rodea; por el este, un ramal avanza hacia la Travesona por donde regresaremos y hacia el norte sigue por la Canal del Perro. Esta canal nos permite superar 250 metros hasta llegar al Collado del Burro en pleno Macizo Occidental con vistas impresionantes de Peña Santa de Castilla, los Altos del Verde, los Moledizos, la bermeja Sierra del Caballo o las pequeña y afiladas Torres de los Cabritos.
En la zona alta del Canal del Perro. Arriba vemos el Collado del Burro.

Peña Santa desde el Collado del Burro

Desde el Collado del Burro vemos la arista de Peña Santa y Los Cabritos a la derecha.

Viramos al sureste, subiendo por una senda que faldea Los Moledizos y sigue hacia las peñas que los unes con Torre Bermeja. Enseguida vemos la enorme mole de La Bermeja y la abrupta cresta que separa ambas montañas. La senda hitada llega a un pedregoso embudo y parece dirigirse al cresterío. Como nuestra idea es rodearlo, descendemos unos 50 metros para seguir una senda que vemos clara más abajo. Error. Nos toca subir duramente por un empinado pedrero hasta alcanzar una canal por donde sí pasa el “camino” hitado. Tendríamos que haber seguido la primera senda cruzando el amplio embudo.
Por encima del Collado del Burro vemos la escarpada arista entre Torre Bermeja y Los Moledizos.

Después de bajar sin necesidad, toca subir por el inclinado pedrero hasta la base de la arista rocosa donde hay varias canales de subida.
Después, haciendo uso ocasional de las manos, pasamos otras dos canales que no vemos viables y subimos por la penúltima que contiene un pequeño pedrero. Algunos suben por la última y descarnada canal cuya roca se desmenuza con facilidad haciéndola peligrosa; la posible caída por un resbalón es de muchos metros.
Por el pedrero subimos a esta canal. La sendilla hitada pasa a media altura en horizontal. Por esta no se sube. (Foto de Miguel Mayoral)

Canales de subida. La descarnada y rojiza de la izquierda es peligrosa pues la roca se desmenuza con facilidad. La mayoría subimos por la estrecha de la derecha donde hay un pedrero (foto de Miguel Mayoral).

Mirando la canal por la que hemos subido. Superada la canal el terreno es cómodo de andar.
Una ver en lomo occidental de Torre Bermeja no hay más que seguir por ella y con facilidad alcanzamos esta emblemática cima atalaya y mirador impresionante del Cornión y los Urriellos. En otra entrada de este blog describimos las vistas en donde destaca la enorme mole de Peña Santa que cierra las vistas hacia norte.
Como el día es espléndido y la hora es la apropiada, paramos a disfrutar, descansar y reponer fuerzas.
Parte del Macizo Central (Torres del Friero, dcha y Llambrión) desde Torre Bermeja.

Macizo Central (Llambrión, Torrecerredo, Cabrones, etc). Cerca vemos Peña Ita y la Sierra del Caballo a la izda de color ocre.

Peña Santa desde Torre Bermeja

Posada de Valdeón desde Torre Bermeja (con teleobjetivo)
Una hora más tarde reanudamos la marcha desandando unos metros la peña por el mismo camino y después nos encaminamos al sureste para bajar por un buen y empinado sendero de terrosa y frágil piedra dolomítica. Más abajo cruzamos un canchal de caliza que nos encauza hacia la Canal del Bufón. La bajada de esta pedregosa canal se hace bien aunque hay que ir con cuidado y hacia la mitad, cuando el pedrero rellena completamente la canal, se puede ir pegado a la pared izquierda o directamente por la mitad del pedrero dejándose ir con las piedras.
Vista hacia atrás de Torre Bermeja. Se baja con facilidad por la canal de la izquierda.

Bajando por la Canal del Bufón
Una vez abajo, viramos a la derecha para rodear las verticales peñas que cierran la canal subiendo después por una senda hasta el herboso Collado Verde. Al otro lado, la senda baja escorándose a la derecha, hacia las peñas, a la vez que cruza un pequeño pedrero y después una corta canal mientras sube unos metros hasta una pequeña horcada que da acceso a la larga Travesona. La senda hitada recorre horizontal, a media altura, la ladera sur de Los Moledizos; son casi dos kilómetros sencillos y sin complicaciones por la traviesa herbosa con tramos de piedra suelta y algún pequeño canchal.
Collado Verde de paso a la Travesona.

Vista atrás de parte de la Travesona. El sendero bien marcado la recorre sin dificultad.
Finaliza en la Cimera del Frade donde se junta con el camino de ida poco antes de que este se adentre en la Canal del Perro. No tenemos más que desandar hasta el Collado El Frade, pasar después por la Horcada Salambre y el cercano Collado Cueto, bajar la Cuesta Fría sumergidos en el hayedo, cruzar más abajo el Dobra, pasar por la campera de Vegabaño y acabar en Soto de Sajambre después de atajar en algunos tramos el camino antiguo de Vegabaño.

Lorenzo Sánchez Velázquez