jueves, 6 de septiembre de 2018

Faja Canarellos y Senda de los Cazadores en Ordesa

Salida y llegada: La Pradera de Ordesa
Distancia: 22,8 km
Duración: 8:00 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 1020 m
Altura Inicial: 1320 m
Altura máxima: 1980 m
Fecha de realización: 2/VII/2018
Dificultad: media
Track de la ruta

Itinerario: Ordesa (La Pradera) – Barranco de Cotatuero – Cascada de Cotatuero – Faja Canarellos – Barranco de las Hoyas – Bosque de las Hayas – Pista por el Valle de Ordesa – Gradas de Soaso (río Arazas) – Circo de Soaso (cascada Cola de Caballo) – Senda de los Cazadores – Faja de Pelay (Senda de los Cazadores) – Mirador de Calcilarruego – Puente de los Cazadores – Ordesa (La Pradera).


Llegamos a Ordesa en el autobús que sale de Torla y que comenzó a funcionar el 30 de junio hasta mediados de septiembre. Una vez en la Pradera de Ordesa caminamos unos metros por la pista principal, asiento del GR 11 que recorre el fondo del valle hasta el Circo de Soaso en la cabecera del río Arazas, y enseguida cogemos la desviación señalizada a la izquierda hacia las Fajas de Racón y Canarellos. Pronto nos sumergimos en un espeso bosque de pino silvestre, abeto y acebo por el que la amplia senda se retuerce en constante ascenso. Llegamos a una caseta de madera que sirve de abrigo donde la senda se divide en dos: a la izquierda avanza hacia la Faja Racón y las Clavijas de Cotatuero, mientras que a la otra mano señala hacia la Faja de Canarellos.
Primera imagen de Ordesa nada más bajar del autobús

Senda que sube hacia las fajas de Racón y Canarellos y a la cascada de Cotatuero.
Desde muy abajo hemos oído el estruendo de la Cascada de Cotatuero que tenemos enfrente y nos acercamos al caudaloso arroyo que cruzamos por el puente metálico de Cotatuero. La vista de la cascada desde el puente es espectacular.
Puente que atraviesa el arroyo de Cotatuero con la preciosa cascada.
Al otro lado la senda serpentea en el pinar para alzarnos hasta la faja horizontal que al principio se llama de Petazals y después de Los Canarellos. Casi en llano o con pequeñas subidas y bajadas, discurre asomada a la muy inclinada ladera de la propia faja que unos metros por debajo cae vertical sobre el valle. El suelo es pedregoso como consecuencia del derrubio de las verticales paredes rojizas, y en los barrancos que vamos cruzando los canchales vierten sobre el fondo del valle de Ordesa.
Inicio de la Faja de Canarellos que aquí se llama de Petazals

La senda va colgada en la inclinada ladera, labrada en algunos tramos y cruzando bosquetes de pinos y pedreros.

Otra imagen de la senda que va por la Faja de Canarellos
Se recorre bien, casi siempre pegados al muro de la izquierda, atraviesa varios barrancos y algún pedrero y en muchos tramos la exuberante vegetación amortigua la sensación de verticalidad. En el paso labrado en la roca rojiza de los Canarellos se han colocado unas cadenas que resultan innecesarias cuando la piedra está seca; mojada serán útiles. Poco más adelante se cruza el Barranco de las Ollas recubierto de hierba que da acceso al Bosque de las Hayas, pequeño hayedo por el que se baja de la faja.
Paso de los Canarellos labrado en la rojiza roca (foto de Miguel)

Cruzando el Barranco de las Ollas vemos muy abajo el río Arazas.

Cruzando el Barranco de las Ollas. Aquí se aprecia mejor la pendiente (foto de Rosa)

Bosque de las Hayas
Salimos a la pista principal por donde suben y bajan muchos turistas y montañeros. Pronto llegamos a las Gradas de Soaso formadas por pequeñas cascadas encadenadas por donde se despeña el caudaloso río Arazas deudor del Ara. Proseguimos por el fondo del precioso valle glaciar de Ordesa (Cañón de Ordesa) hasta desembocar en el Circo de Soaso encerrado por las sierras de Las Cutas y de la Custodia al sur y sureste, el pico Tabacor al norte y los desplomes de Monte Perdido y Torre de Goriz (por detrás queda el Añisclo) al noreste.
Gradas de Soaso en el río Arazas

Circo de Soaso
Nos acercamos a la famosa cascada Cola de Caballo, aunque en estos días hemos visto otras menos conocidas y tan bonitas como ella. El regreso lo haremos por la Faja de Pelay donde se asienta la Senda de los Cazadores, pero antes paramos a reponer fuerzas justo donde encontramos una florecillas de las nieves (Edelweiss o Leontopodium alpinum).
Cascada de Cola de Caballo

Florecillas de las nieves (Edelweiss)

Al comienzo de la Senda de los Cazadores tenemos esta impresionante vista del Circo de Soaso con la cascada Cola de Caballo al fondo.
La senda en continuo y suave ascenso atraviesa pinares que de forma inverosímil pueblan las empinadas laderas. Las vistas sobre el valle de Ordesa son espectaculares (desde la Faja de Canarellos la densa vegetación y la configuración del valle virando hacia el noreste impiden la visión completa del valle). Mirada desde este lado parece increíble que por la vertical ladera norte del valle de Ordesa discurra una senda (Faja de Canaleros); incluso vemos como el estrecho barranco herboso de Las Ollas finaliza en un vertical socavón o cueva.
Cañon de Ordesa desde el inicio de la Senda de los Cazadores (cerca de Soaso).

Otra vista del Cañón de Ordesa (foto de Rosa)

Vista hacia atrás (hacia el circo de Soaso) desde la Senda de los Cazadores

Desde la Senda de los Cazadores vemos la pared que cierra el cañón por el norte. La Faja de Canalleros va a media altura y en la foto apreciamos el Barranco de las Ollas que tiene una cueva bajo la ladera de hierba por donde pasa la senda.
La Senda de los Cazadores tiene ocho kilómetros de longitud y es muy agradable de recorrer; nos cruzamos con algunos montañeros y aficionados pero sin el agobio de la pista principal. Tiene una variada flora arbórea de pinos, hayas, abetos y quejigos así como arbustos entre los que vemos rododendros y arándanos.
Verticales paredes que cierran el valle de Ordesa por el sur. En esta zona la Faja de Pelay es ancha y contiene pinos y rododendros (con flores rosas).

Pared sur que cierra el Cañón de Ordesa desde la Senda de los Cazadores.
Culmina en el abrigo de madera que precede al Mirador de Calcilarruego colgado más de 600 metros por encima de la Pradera de Ordesa. Ahora toca el vertical descenso.
Mirador de Calcilarruego

Vista de la Pradera de Ordesa desde el Mirador de Calcilarruego

Bajando del Mirador de Calcilarruego a la Pradera de Ordesa

Continúa el fuerte descenso (foto de Miguel)

Puente de los Cazadores sobre el río Arazas. Arriba se ve el promontorio donde se ubica el Mirador de Calcilarruego.
La senda se retuerce constantemente cada pocos metros por la inclinada ladera para permitir el descenso. Cambia varias veces de canal, siempre entre una abundante vegetación con predominio de hayas y  pinos y en el tramo final recto nos sumerge en un bosque mixto de sauces, abedules y fresnos hasta cruzar el río Arazas por el amplio Puente de los Cazadores.
Lorenzo Sánchez Velázquez