viernes, 12 de octubre de 2018

Cueto Agero, Pico Peleas y Pico Agero. Travesía entre Allende a Bejes

Salida: Carretera N 621 (desvío hacia Allende)
Llegada: Bejes (municipio de Cillórigo de Liébana)
Distancia: 11,6 km
Duración: 6:00 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 1400 m
Bajadas acumuladas: 1050 m
Altura Inicial: 210 m
Altura Inicial: 525 m
Altura máxima: 1382 m
Fecha de realización: 19/XI/2018
Dificultad: media
Track de la ruta

Itinerario: Carretera N 621 (desvío hacia Allende) – Allende – Desvío hacia los Ageros – Canal de Agero – Horcada Agero – Cueto Agero – Horcada Agero – Rasa Palombera – Pico de la Pelea o Parijorcau – Pico Agero o Cueto Jontaniella – Cueto Fontaniella  – Arista del Agero – La Horcada – La Quintana – Bejes.

El autobús fletado por el GM Ensidesa de Gijón nos dejó en el PK 157 de la N 621, en el desfiladero de La Hermida, justo en el desvío hacia la aldea de Allende. En lugar de subir por la carretera, cogemos el antiguo y ancho camino que, hormigonado,  ataja desde allí mismo. Entre encinas, dando cuatro revueltas, en menos de un kilómetro superamos unos 130 metros hasta llegar a la aldea que atravesamos siguiendo la dirección de una flecha pintada en una pared.
Desde la subida a la aldea de Allende ya vemos el Cueto Agero y la canal de subida.
El camino ancho y empinado nos va llevando mediante nuevas revueltas hacia la evidente canal formada por las verticales peñas del Cueto Agero y los desplomes surorientales del Pico Agero. En el Cueto hay varias vías de escalada y es frecuente encontrarlas ocupadas.
Casa de reciente factura en Allende

Llegando a la Canal de Agero echamos la vista atrás: Allende queda muy abajo y el desfiladero de La Hermida aún más.

El camino ancho sube en medio de un bosque de grandes encinas.
El encinar y la pista terminan a la altura de una casa-cabaña arreglada y el ancho camino continúa por senda armada que se adentra en la Canal de Agero. La verticalidad del terreno se vence mediante un sinfín de pequeñas revueltas hasta culminar en la Horcada Agero que da acceso a los cercanos pastos de la Rasa Palombera, con una solitaria cabaña, y al Llano Agero que se extiende por una vaguada hacia el norte de la sierra.
Subiendo por la Canal de Agero

Otra vista de la canal y de la senda que zigzaguea por ella.

Vista atrás: la canal y abajo Allende y el desfiladero de La Hermida.
La cima del Cueto Agero queda a la derecha, pero la caótica ladera de lapiaz con hierbas altas entre las hendiduras de la caliza, hacen peligrosa la ascensión. No hay senda ni camino y, aunque encontramos algunos hitos, se pierden con facilidad; debemos subir con mucha precaución. La cima está coronada por grandes bloques de piedra y sólo la ladera norte, por donde subimos, es accesible sin pasos de escalada.
Llegando a la cima de Cueto Agero.
Vista de la ladera del Cueto Agero

Desde la cima del Cueto Agero vemos las caídas verticales hacia el sur y el este.
Enfrente, al sureste, vemos Peña Ventosa y, por detrás, la Sierra de Peña Sagra; a su izquierda avanza el profundo tajo del Deva formando el desfiladero de La Hermida. Al oeste el pico Samelar nos oculta prácticamente los demás Picos de Europa mientras que al noroeste encontramos la Sierra de Portudura, el Pico Obesón y Sierra de Cocón (Tombos y Cuesto Cerralosa). Al norte, muy cerca, el Pico de la Pelea (Parijorcao) nos cierra el horizonte, mientras que al este avanza el desfiladero y, al otro lado, el Macizo de Arrio (Pico Gamonal).
Peña Ventosa y Sierra de Peña Sagra a contraluz, al sur.

Desde el Cueto Agero hacia el oeste: Puertos de Cabañes, Alto de las Verdianas y la Paré Corvera y, por detrás, el Pico Samelar que nos ocultan los Picos de Europa.

Rasa Palombera con su solitaria cabaña desde la Horcada Agero.
Desandamos por la complicada ladera hasta la horcada y seguimos después hacia la cercana y solitaria cabaña de la Rasa Palombera. Más allá, las senda avanza hacia el noroeste en continua subida faldeando primero el Pico Agero y después parte del Pelea. A la altura de la cumbre de este último, la abandonamos y remontamos duramente por donde mejor nos parece, esquivando las rocas y las zonas más invadidas por los tojos hasta alcanzar la arista norte; se hacen duros los casi 500  m de desnivel que hay que superar desde la Rasa. Al otro lado arista hay una corta vaguada que ayuda a alcanzar la cresta cimera y enseguida la cumbre donde no hay más que un hito de piedras.
La senda comienza a faldear el Pico de la Pelea o Parijorcau. Hacia la mitad dejaremos la senda para subir hacia la arista norte que vemos.


Vista hacia atrás del Cueto Agero desde la subida al Parojorcau. También vemos la Horcada Agero y la cabaña de la Rasa Palombera.

Cima del Parijorcau

Picos de Europa desde el Parijorcau: Neverón del Urriello y Picos Albos.

Pico Agero desde la cima del Parijorcau.

Al fondo y de izda a dcha: Alto de las Verdianas, Samelar, Neverón del Urriello, Picos Albos. Por delante Puertos de Cabañes y, al otro lado de valle cercano, la arista por la que bajaremos.
Descendemos por la pedregosa ladera sur hasta la campera parcialmente invadida por el tojo que precede al cercano Pico Agero; subida corta y fácil. Un vértice geodésico corona esta cima y nos ofrece prácticamente las mismas vistas ya descritas. Para ver la escarpada ladera del Cueto Agero, bastantes metros más abajo, debemos asomarnos unos metros en la ladera sureste.
Parijorcau Pico de la Pelea desde la cima del Pico Agero.

Desde la cima del Pico Agero, en medio vemos el Cueto Fontanilla por donde pasaremos en el descenso. Al fondo vemos parte de la Sierra Portudera, Pico Obesón y Sierra de Cocón (Tombo y Cueto Cerralosa).

Desde la cima del Pico Agero hacia el sur: Peña Ventosa y Sierra de Peña Sagra detrás.
La programación de la ruta incluía desandar hasta el collado y bajar hacia el noroeste por el evidente valle siguiendo un marcado sendero con buena traza hasta el Colllado de Pebe y continuar después por una pista hasta la aldea de La Quintana. Optamos por complicarlo un poco bajando por la arista noroccidental en paralelo al valle. Primero por un marcada sendero hasta superar el cercano Cueto Fontanilla, después entre hierbas altas y algunas peñas, manteniendo la dirección y la arista, hasta la cota de los 1100 metros donde nos escoramos a la derecha por el herbazal en paralelo a un pequeño crestón rocoso.
Desde el Cueto Fontanilla echamos la vista atrás para ver el Pico Agero y, asomando, Peña Ventosa y Peña Sagra.
Una vez superado el roquedo retomamos la dirección para bajar por una ladera de hierba muy inclinada siguiendo con el GPS los restos de lo que fue una marcada senda (hace sólo 4 años uno de los compañeros había pasado por aquí y el camino aún se seguía bien). Superado el tramo de mayor inclinación, las hierbas dan paso a los helechos y enseguida a los prados y cabañas.
Bajando por la inclinada ladera herbosa vemos abajo las aldeas de La Quintana y Bejes.

El collado de Pebe por el que no pasaremos. A la izda vemos una pista hacia la que nos dirigimos.
Desembocamos en una pista que baja a otra cercana que a su vez nos lleva a enlazar con la que viene del Collado de Pebe. Pronto llegamos a aldea de La Quintana. A la izquierda de la última casa hay una fuente con dos caños en la que nos refrescamos de las últimas acometidas del calor veraniego.
Vista hacia atrás de la ladera por la que hemos bajado. La foto no muestra su verdadera inclinación.

Llegando a los prados de La Quintana; al fondo la aldea de Bejes.
Unos metros más por la carretera y llegamos a la que sube al cercano pueblo de Bejes donde nos espera el autobús. Y aún tenemos ganas de subir otros 80 metros para acercarnos a la aldea y comer acompañados de una cerveza bien fría.

Lorenzo Sánchez Velázquez