sábado, 3 de febrero de 2018

Peña la Carba y Peña la Xamoca. Travesía entre Puente Miera y Rioseco

Salida: Puente Miera (Concejo de Piloña)
Llegada: Rioseco (Concejo de Sobrescobio)
Distancia: 17,7 km
Duración: 6:00 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 1180 m
Bajadas acumuladas: 1070 m
Altura Inicial: 275 m
Altura Final: 390 m
Altura máxima: 1281 m
Fecha de realización: 17/I/2017
Dificultad: media
Track de la ruta

Itinerario: Puente Miera (Piloña) – Iglesia de la Marea (desvío) – Les Mueles – Reguero la Reguerona – Los Collaos – Majada el Abedul – Majada de la Carbazosa – Collado Unqueru – Pico la Carba – Faidiellu – Pico les Llombes – Collao Lechugueru – Pico la Xamoca – Huerbu – Collada Saús – Collada Ricáu – Campiellos – Rioseco.
Entre La Marea y La Xamoca.  Falta el primer tramo por la carretera entre Puente Miera y La Marea.
Bajada a Campiellos y Rioseco desde La Xamoca
Esta vez acompañamos a los compañeros del G.M. Ensidesa de Gijón en esta travesía entre Puente Miera y Rioseco. Como los grupos de montaña establecen un calendario de rutas para todo el año es fácil seleccionar las que interesan. Después de la parada de rigor para tomar café, el autobús nos acercó por la AS-254 hasta Puente Miera. Esta carretera comunica Infiesto con Campo de Caso a través del collado de Arnicio y los autobuses grandes que suben desde Piloña no llegan más arriba. El primer tramo de la ruta consistió en seguir la carretera 2 kilómetros en paralelo al río de la Marea que viene con bastante agua.
Puente Miera
Llegando a La Marea por la carretera
 Al llegar a la Iglesia de la Marea (pegada al río) en el barrio de Santo Domingo, abandonamos el asfalto y cruzamos el río por un puente que da servicio a las viviendas, cabañas y prados de la otra margen. Después del puente, abandonamos el camino ancho que sigue hacia el sur, para coger otro de menor entidad a la derecha que, en zigzag, remonta la empinada ladera, asiento de un magnífico bosque mixto. Castaños, robles, abedules, acebos, algún espino y, en la zona más alta, hayas de buen porte que se entremezclan produciendo un abigarrado fresco natural realzado por los musgos que cubren los antiguos cierres de fincas hoy en completo abandono. La buena traza del camino deja pronto abajo una alargada y gran balsa de agua que se alimenta del regato de La Reguerona por donde subiremos más adelante.
Iglesia de La Marea. De donde sale el camino que nos permitirá llegar a Rioseco
Cruzando el río de La Marea
Camino ancho, con buena traza, que sube por el bosque mixto del Monte la Regona
Superadas estas primeras rampas del Monte la Regona el camino nos sitúa sobre un hombro llamado Les Mueles. Entre el bosque, pronto dejamos atrás algunos prados y cabañas en ruinas y alcanzados el reguero de La Reguerona, por cuyo lecho remonta el propio camino. Árboles caídos, piedras que resbalan, barro y una fuerte pendiente, dificultan la subida; aún así llevamos buen ritmo. En esta zona hemos de estar atentos pues el camino no siempre está claro entre la maleza que a veces lo invade y surgen otros, también en malas condiciones, pero que llevan a fincas hoy en completo abandono.
Cierres de lo que fueron fincas y hoy son bosques
Cabaña en ruinas
Alcanzamos la cota de los 750 metros en un hombro llamado Los Collaos, zona más llana, donde hay buen camino que sirve a las fincas de la zona. Se trata de un ramal del camino principal que sube hasta aquí desde la aldea piloñesa de Las Cuevas, aldea situada más arriba en la misma AS-254. Pronto el camino nos deja en la preciosa Majada del Abedul (812 m) con buenas cabañas y prados en uso. Situada sobre un montículo, domina el valle del río Castañal, al este, deudor del de La Marea. Por ese lado se extiende la Sierra del Sellón que nos cierra la vista, mientras que al suroeste vemos cerca las cumbres señeras del día: La Carba, Les Llombes y La Xamoca.  Comienza la anunciada lluvia que solo dura lo que tarda en mojarse el paraguas.
Cabaña en uso en la Majada del Abedul
El camino desciende unos metros para entroncar con el principal que viene de Las Cuevas y nos va a permitir alcanzar, en sentido contrario (hacia el oeste), la hermosa y grande Majada de la Carbazosa. El conjunto de cabañas arregladas, con buenos sillares parecen una pequeña aldea rodeada de prados con cerca de piedra y pastos comunales. Retomamos la dirección sur para continuar hacia los prados más altos que dan paso a una inclinada lengua de hierba por la que continúa el camino en forma de senda.
Buenas cabañas en la Majada de la Carbazosa
Detalle de una de las cabañas de La Carbazosa
Vista panorámica desde la zona alta de La Carbazosa. Vemos La Carba, Les Llombes y La Xamoca (algo tapada por las nubes) a la izda. A la derecha salen desde La Xamoca los picos Faidiellos.
Aunque desde aquí podríamos acometer la ascensión a La Carba, preferimos rodear la montaña por el este hasta el Collado Unqueru (1035 m) que da vista y acceso al Parque Natural de Redes. Separa dos picos homónimos, uno al sur y otro a norte; este último será nuestro primer objetivo. Una senda asciende duramente por la arista hasta alcanzar las peñas cuarcíticas de la cumbre donde hay un bonito buzón de montaña (1132 m). El viento frío arrecia y hace desapacible la estancia; hay que abrigarse y proseguir la ruta por la ladera opuesta parcialmente invadida por la cotoya.
Llegando a La Carba
Cima del Pico la Carba
Enseguida alcanzamos el collado Faidiellu (1059 m) donde hay una torreta de una línea de alta tensión. La senda nos permite seguir el cresteo hasta la cima del Pico les Llombes (1139 m) donde no hay más que un pequeño hito de piedras. El siguiente y corto descenso nos deja en el collado Lechugueru a los pies de la peña La Xamoca. La ruta programada por los del G.M. no incluía la subida a esta emblemática cima. Pero como íbamos sobrados de tiempo (es verdad que subimos a buen ritmo, como dije antes) decidimos abordarla.
Desde La Carba vemos lo que nos queda por recorrer hasta La Xamoca. El cercano collado Faidiellu con su torreta eléctrica, después el pico Les Llombes, el collado Lechugueru, con hierba, y al fondo, La Xamoca.
Llegando al Collado Lechugueru con la ladera oriental de La Xamoca por donde subiremos hasta alcanzar la arista.
La subida por la ladera oriental de la peña, pegados al límite del Monte Arrudo que rellena la mayor parte de la ladera norte de La Xamoca, fue corta pero dura. Alcanzamos la alargada cresta de la montaña por donde pasa la subida habitual que, además, está señalizada con marcas de pintura amarilla y algún que otro hito. La mole caliza de esta espectacular montaña presenta una alargada y literal cresta reconocible desde casi cualquier lugar alto del centro de Asturias. Una vez en la cima encontramos un novísimo (de diciembre de 2017) buzón de montaña y belén de cumbres forjado en acero inoxidable o aluminio, realmente original.
Cima de La Xamoca con el Pico Trigueiro (Sierra de Peñamayor) al fondo.
Otra imagen de la cima de La Xamoca
Original belen recientemente instalado en la cima de La Xamoca
La mañana está desapacible con viento frío y húmedo, las nubes cubren la cordillera y las cimas más altas del interior de Asturias y, entre las brumas, distinguimos sólo algunas montañas de las muchas que desde aquí se divisan: Peña Mea, la Forcada y el Cuchu, Retriñón y Muezca, la cercana Sierra del Crespón y la Sierra del Sellón. Unas fotos y comenzamos a bajar por la misma arista.
Vista atrás de la sierra que hemos cresteado: picos Les Llombes y La Carba.
Desde La Xamoca las nubes apenas nos dejan ver la Sierra del Crespón, a la izda; por detrás el Cuchu y La Forcada (con nieve) y a la derecha Peñas Negras y Peña Mea.
La sendilla que la recorre está jalonada con algunas marcas amarillas antiguas y unos pocos hitos. Casi al final, abandona la arista para bajar por un bosquete hasta una pequeña hondonada. Al salir, desaparecen los árboles y llegamos a una zona de pradera invadida por la cotoya que la senda cruza hasta llegar a una gran fuente y abrevadero con abundante agua. Por la campera bajamos al camino que viene de la Majada Bustellín y del Collado Lechugeru, enlazando con la ruta principal del G.M.
Bajando de La Xamoca por la arista
Pequeña laguna en los Corrales de Huerbu con La Xamoca al fondo
Esta zona, que en los mapas llaman El Huerbu, tiene abundantes cabañas arregladas y en uso, prados y corrales, y es una excelente atalaya sobre curso alto del Nalón. En la pequeña área recreativa hay una mesa y había un círculo de orientación con el dibujo de las aldeas y las siluetas de las montañas en cerámica vidriada que han destrozado salvajemente. También en el “Paraíso natural” hay maldad. Paramos a reponer fuerzas.

Buenas cabañas y texos (tejos) en El Huebu
El descenso por la pista hasta Campiellos es cómodo y rápido. Da varias revueltas, deja a la derecha el desvío hacia los Corrales de la Braña en la base meridional de La Xamoca y pasa por los collados Ricáu y Arco. Este último está situado sobre un hombro por encima de Campiellos y tiene algunas antenas. Cruzamos la aldea por el barrio alto dejando a la izquierda la ermita de San Nicolás (sin aparente interés) para salir a un camino ancho con buen firme que discurre por el lindero de un bosque (robles, avellanos y castaños) y paralelo a la carretera que baja a Rioseco. Por su anchura y firme debió ser el camino o carretera de bajada antes de construir la del actual trazado.

Una imagen de la pista de bajada después de pasar el collado El Arco

Campiellos

Casa en Campiellos

Campiellos visto desde el camino antiguo que baja a Rioseco

Buena traza del camino antiguo que baja de Campiellos a Rioseco
Unos metros antes de llegar a la capital de Sobrescobio, el camino desemboca en la propia carretera y esta a su vez en la AS-17 al llegar a Rioseco.

Lorenzo Sánchez Velázquez