martes, 25 de marzo de 2014

Peña Chana y Braña de Sousas. Circular desde Valle del Lago

Datos de la ruta:
Salida y llegada: Circular desde Valle del Lago, concejo de Somiedo.
Distancia:  18 km
Peña Chana. Perfil de la ruta.
Duración: 6:00 horas (sin paradas)
Altura máxima: 2068 m (en Peña Chana)
Subidas acumuladas: 900 m
Dificultad: media
Fecha de realización: 7 de septiembre de 2013
Track de la ruta 


Mapa topográfico de la ruta.


Pista a Lago del Valle. Peña La Minga (izda) y Peña Chabana.
 Descripción:
            Para ir a Valle del Lago primero debemos coger la AS-227 hasta Pola de Somiedo. Una vez allí, tomamos el desvío que cruza el pueblo, en dirección a Úrria, Coto y el propio Valle del Lago, adonde llegamos después de otros 6 kilómetros. Dejamos el vehículo en el aparcamiento situado al final del pueblo, antes del barrio de L’Outeiro.





 
Braña de Murias Chongas y Cocháu la Paredina
            Comenzamos la ruta retrocediendo unos metros por la carretera para tomar por el primer desvío que encontramos a la izquierda. El camino cruza el Río del Valle por un puente y enlaza con el que viene de Valle del Lago por la margen izquierda. Nuestra ruta prosigue hacia el este, en dirección al Lago del Valle, paralelos al río y a la pista (despejada; sin una sola sombra y hormigonada) que lleva la misma dirección por la margen derecha. El nuestro es de tierra y, en gran parte, transcurre bajo el suave cobijo de la arboleda.
  

          A los tres kilómetros el camino cruza el río y desemboca en la pista. Seguimos por ella un corto tramo, dando un par de revueltas para ganar altura, hasta la Braña de Cobra donde la abandonamos, continuando por otra pista de tierra a la derecha. El camino vuelve a cruzar el río a la altura de la Braña’l Gavitón, y sigue definitivamente por ese lado del río otro kilómetro más hasta la Braña el Veneiru. Hasta aquí hemos seguido las marcas del PR AS-15.1 (“Ruta de Valle del Lago”) que continúan por una senda hacia el lago. Nuestro ancho camino, en cambio, da primero una revuelta a la derecha ganando altura, después otra a la izquierda para acceder a una zona algo más llana que discurre en paralelo al Canal de la Braña, canal que suministra agua al Lago del Valle. Poco después pasamos al lado de una solitaria cabaña que se yergue sobre el fondo de las afiladas agujas de Los Asperones (a la derecha) y un pequeño embalse –a la izquierda- donde convergen varios regatos que suministran agua al canal.
 
Subida a la S. de Chagüezos. Abajo collado Sobre el Agua
            Otro tramo de subida nos permite remontar hasta la amplia braña de Murias Changas situada en la base de la imponente Peña la Paredina, baluarte septentrional de los Picos Blancos. El amplio valle donde se asienta la braña asciende suavemente hacia el sur hasta el collado La Peredina que separa Asturias de León, entre los Picos de la Mortera y los Picos Blancos (ver 2ª foto). Pero nuestro camino no se dirige hacia allí. Da un giro brusco a la derecha por la pradera y luego a la izquierda encaminándonos hacia la Peña Sobre el Agua (al oeste). Cuando el camino para vehículos todoterreno vuelve a encarar hacia el norte, lo abandonamos para coger una marcada senda, que asciende en paralelo a la peña, hacia el sur. Tras un corto ascenso, que nos permite superar unos 60 metros de desnivel, alcanzamos una planicie que desciende a una herbosa y gran hondonada. La senda, que en esta zona se pierde un poco, deja la hondonada a la izquierda, para rodear la peña Sobre el Agua por una zona rocosa más marcada, hasta dar vista a León por el collado Sobre el Agua.
 
Sierra de Chagüezos. Peña Chana al fondo.
           El camino desciende por la ladera opuesta siguiendo el valle, hacia el oeste, para desembocar en una pista que viene del norte (casi desde el collado Muñón, que cruzaremos más tarde) y se dirige al sur, hacia la aldea leonesa de La Cueta (en la comarca de Babia). Nosotros no seguiremos, sin embargo, esta ruta. Podemos iniciar la subida a Peña Chana siguiendo la senda que arranca casi en el mismo collado, en paralelo a la Peña Sobrelagua, hacia el norte (a la derecha), o unos metros más abajo por la vaguada que asciende por la misma ladera. Ambas sendas convergen más arriba y, al poco, se pierden. La remontada por la ladera sur de la Sierra de Chagüezos (cuya cumbre principal es Peña Chana) hay que hacerla sin sendero ni marcas, buscando los mejores pasos entre las peñas y la vegetación rastrera. Así, en un kilómetro de fuerte ascenso y venciendo un desnivel de 250 m, nos situamos en la cresta de la sierra, con la vista puesta en el vértice geodésico de Peña Chana.
 
Corales fosilizados en la cima de Peña Chana
           El descansado cresteo nos deja en la cima donde se ubica el vértice y una cruz de metal, dando vista al oeste: al solitario Muxivén, al Cornón, al Cogollo Cebolledo, o a Peña Treisa a lo lejos; más cerca Peña Salgada, La Franca, etc. Al sur vemos los Picos Blancos, Peña Chana (de León), Peña los Años y Montihuero. Pero las mejores vistas se obtienen hacia oriente. Virando del sur al este veremos: los Picos de la Mortera, cercanos, Cuetalvo, Peña Orniz y los Albos, más lejos. Por detrás encontramos el Morronegro y el Macizo de las Ubiñas. A continuación los Bígaros y la cuerda de La Mesa (Peña Negra y Michu), ya hacia el noreste. Las sierras de Sobia, Aramo, Yernes y Tameza (Caldoveiro) también están a la vista. Algunas de estas vistas son mejores desde la cima oriental, situada a unos pasos en llano.
            Dedicamos un tiempo a buscar y admirar la multitud de fósiles que la pueblan: el mayor arrecife de coral de Asturias en palabras de Alberto López. Estratos de varios metros de espesor permiten afloramientos de fósiles de gran tamaño y muchos otros tubulares propios de los corales, que provienen del Devónico, hace 320 millones de años. Grandes rocas de 50 cm de diámetro formadas por tubos coralinos nos impresionan. El tono anaranjado de algunos se debe, según Alberto, al proceso de disolución de la matriz caliza, que es reemplazada por minerales de sílice en un proceso llamado silicificación.
           
Cornón, Penouta, Peña Salgada, Mocoso, etc.
Después de disfrutar de esta magnífica postal, toca descender por la canal que se precipita monte abajo hacia el oeste, justo al lado del montículo que contiene el vértice geodésico. Es una canal con mucha pendiente y grava menuda suelta de variado tamaño que disminuye la adherencia del calzado. Hay que bajar con cuidado para no resbalar o provocar un desprendimiento de rocas que puedan afectar a los que van más abajo. Termina en una ancha traviesa herbosa que recorremos hacia el noroeste, con la vista puesta en el cercano collado Muñón, al que llegaremos después de salvar unas peñas y recorrer un pequeño tramo entre el brezo y las arandaneras. La canal y este último tramo trascurre por territorio leonés. El descenso del collado Muñón por el lado asturiano nos permitirá enlazar con el PR AS-16 “Ruta del Puerto – Valle del Lago”, que viene desde el Puerto de Somiedo y llega a Valle del Lago. La senda cada vez más marcada sigue por la hondonada de valle asturiano, y cuando éste se precipita, continúa el descenso, casi labrado en la roca, hasta desembocar en una pista más ancha que viene del valle de La Salgada.
 
Canal de descenso de Peña Chana
           La pista cruza un gran pedrero y en poco más de un kilómetro nos deja en la famosa Braña de Sousas (o de Tabladiellu según algunos mapas que aplican el término Sousas a las cabañas más feas que hay más abajo). La braña conserva corros bastante grandes, unos sencillos y otros dobles (uno para las personas y otro para los animales) en buen estado. Los tejados son de llábanas en falsa bóveda; aquí no hay pallozas. Disfrutando de la magnífica pradera surcada por el arroyo o río Sousas (en algunos mapas, aquí arriba en su nacimiento, lo llaman arroyo Fuxaos). Más abajo, cuando el camino dé una amplia curva hacia el este, encontraremos unas cabañas feas, que en estos mapas identifican como Braña de Sousas.
 
Braña de Sousas. Peña la Palombera al fondo.
           Más adelante salen dos ramales a la derecha, muy cerca el uno del otro, que convergen después y que nos permitirían acortar un poco la ruta. Pero seguimos por la pista principal que contiene un tramo labrado en la roca, por donde pasa el canal de Sousas que vierte el agua de este río a la pequeña presa o Embalse de Valle, situado a la entrada del pueblo, según se llega desde La Pola Somiedo.
            La pista da un amplio giro al norte, después, un kilómetro más adelante, vira al este y entronca con el camino de ida, cerca del primer puente que cruzamos sobre el río del Valle. En este tramo veremos el monte La Palombera con un espectacular y natural arco, detrás de los verdes prados y casas de Valle del Lago donde finalmente llegaremos después de unas 7 horas de caminata.
Valle del Lago a los pies de la Peña'l Valle.
Lorenzo Sánchez Velázquez