viernes, 23 de febrero de 2024

Los Fornos, Peña’l Vientu y Les Rapaínes. Circular desde Puente Wamba

Salida: Puente Wamba (Municipio de Puebla de Lillo)
Distancia: 13.8 km

Duración: 4:30 h (sin paradas)
Subidas Acumuladas: 910 m
Altura Inicial: 1450 m
Altura Máxima: 2019 m
Fecha de realización: 21/02/2024
Dificultad: media
Track de la ruta

Itinerario: Puente Wamba (PR-LE 46) – Los Fornos – Vega los Fornos – Collado Acebal – Peña los Fornos – Peña’l Vientu – Collado de las Agujas – Pico Les Rapaínes – Valle de los Pozos – Arroyo de la Aliviada – Refugio y cercados de La Libiada – Carretera LE-332 – Puente Wamba – Urbanización de San Isidro – La Raya (Puerto de San Isidro).


La ruta organizada por el GM Ensidesa de Gijón pretendía ser invernal subiendo a la Peña’l Vientu y terminando en La Raya con una comida de confraternización. La ausencia de nieve nos permitió extender la ruta a los cercanos picos Los Fornos y Les Rapaínes.

Al poco de comenzar la ruta vemos los tres picos que subiremos.

En el Puente Wamba (León) comenzamos a caminar siguiendo las marcas del PR-LE 46 (N) que nos lleva por la pista sobre las cabañas de Los Fornos y pronto nos eleva a la extensa Vega los Fornos con praderas y salpicadas de matas de grandes escobas. Mirando hacia atrás vemos las sierras de Sentiles y Cuaña y el Pico Toneo donde estuvimos hace unos meses (ver en este otro reportaje). Tras un tramo llano donde el arroyo se retuerce en pequeños meandros, el ancho camino emprende una larga y suave subida (NE) hasta alcanzar el Collado Acebal en el límite con Asturias.

Desde la Vega los Fornos echamos la vista atrás.

A la izda vemos la curva que hace la pista para subir al Collado Acebal. Ahí la abandonamos para remontar en paralelo al roquedo de la izda (Peña los Fornos). A la dcha vemos la Peña'l Vientu.

Unos metros antes del collado abandonamos la pista para subir por senda hacia el roquedo. Después lo faldeamos en ascenso (E) y, superado en parte alta, alcanzamos una amplia e inclinada canal por la que subimos a la arista cimera. Aún debemos superar una pequeña canal pegada a una peña vertical a la izquierda para alcanzar la cumbrera de la montaña. Nos dirigimos al peñasco más alto de la montaña cuya cima alcanzamos tras un corta y sencilla trepada. Las vistas son extraordinarias: desde el Circo de Cebolledo y el Torres por el oeste-noroeste hasta los Picos de Europa al este.

Una vez en la arista nos dirigimos a la peña más alta de Los Fornos. Al fondo de nuevo la Peña'l Vientu.

Pequeña trepada para alcanzar la cima de la Peña los Fornos.

Desde Los Fornos vemos la Peña'l Vientu y Pico les Rapaínes. Para superar el crestón que nos separa de la Peña del Viento hay que rodearlo por la derecha.

Vista hacia el este desde Los Fornos.

Continuación de la panorámica anterior. En las fotos desde la Peña el Viento se pueden ver más panorámicas explicadas.

Bajamos por la ladera opuesta que es mucho más sencilla y nos dirigimos a la parte inferior de un crestón calizo que se interpone en nuestra ruta. Debemos bajar unos metros adicionales para encontrar el paso del crestón. Toca después remontar por la ladera de hierba hasta la base de la cara norte de la Peña el Viento. Una sendilla y las huellas de paso en la hierba nos ayudan en esta dura progresión hasta alcanzar la arista caliza de la montaña.

Llegando a la ladera norte de la Peña'l Vientu. Algunos compañeros ya la están subiendo.

Subiendo la ladera norte de la Peña'l Vientu.

Comienzo de la afilada arista de la Peña del Viento.

Seguimos por ella unos metros con cuidado pues tiene fuertes caídas a ambos lados y llegamos junto al buzón de montaña que marca la cima de la Peña’l Vientu. Paramos a disfrutar del espléndido paisaje y a picar algo. Dejo algunas fotos.

Tramo final de la arista de la Peña'l Vientu.

Vista hacia el suroeste desde la Peña'l Vientu.

Continuación de la panorámica anterior hacia el oeste.
Picos de Europa desde la Peña'l Vientu.
Continuación de la panorámica anterior hacia el sureste.
Zona del Mampodre desde la Peña'l Vientu.

A esta montaña hemos subido otras veces y en otra entrada de este Blog describí esta subida en combinación con la bajada a la Vega de Brañagallones por Valdevezón y la subida posterior por el Bosque de Redes pasando por la Majada de Mericuenia (ver en esta otra entrada). Seguimos otro corto tramo de la arista y emprendemos la bajada por la ladera sur. Primero bajamos del roquedo, después por la inclinada panda de hierba hasta caer en el Collado de las Agujas. Como vamos bien de tiempo (la comida no es hasta las 14:30 h) decidimos hacer también Les Rapaínes.

Vista hacia atrás de la bajada de la Peña del Viento.

Llegando al Collado de las Agujas con Les Rapaínes detrás. La senda se dibuja hacia la dcha.

En el collado cogemos una marcada senda que faldea en ascenso la ladera norte de la montaña escorándose a poniente. Un giro brusco hacia el sureste nos eleva a la extensa planicie salpicada de brezo bajo que forma la alomada cumbre de Les Rapaínes. Seguimos por ella (E) y pronto alcanzamos las breves peñas de cuarcita que forman su cumbre. Señalar que las calizas de Los Fornos y La Peña del Viento han dado paso a las cuarcitas y que el escobar de las primeras se ha transformado en brezal en esta última; esta planta necesita suelos más ácidos (como el de la cuarcita).

Cima de Les Rapaínes. Vemos la Peña del Viento y a la derecha, al fondo, la zona del Campigüeños.

Vista hacia el sur desde Les Rapaínes. Las panorámicas en otras direcciones son idénticas a las explicadas en las vistas desde Los Fornos y la Peña del Viento.

Como vamos justos de tiempo para la hora de la comida decidimos bajar directamente en lugar de regresar al Collado de las Agujas. La ladera noroeste de la Rapaína es asiento de un gran manto de brezo bajo salpicado de pequeños pedreros de cuarcita y, aunque es muy inclinada, se baja bien (O). Caemos al Valle los Pozos canal de hierba sin agua por donde bajamos cómodamente hasta desembocar en el de la Aliviada por donde discurre el arroyo del mismo nombre.

Bajando por el Valle los Pozos. Vista hacia atrás: a la izda vemos la Peña'l Vientu y a la dcha la ladera de Les Rapaínes por donde hemos bajado.

Bajando por el Valle los Pozos tenemos esta vista en el horizonte: el Pico Torres destaca sobre el Valmartín a la dcha o el Cuaña a la izda.

Bajando a su vera (S) cruzamos innumerables veces el arroyo (que en algunos tramos se filtra para reaparecer a los pocos metros) hasta salir en la zona baja a un camino ancho que nos eleva unos metros hasta una planicie de hierba. Allí se sitúa un refugio abandonado y unos cercados de piedra de dudoso uso en la actualidad. El camino rodea un montículo invadido por el escobar y termina en la Carretera LE-332 muy cerca del Puente Wamba donde empezamos la ruta.

Pequeña cascada en el Arroyo de la Aliviada.

Estamos llegando a la zona de La Libiada.

La extensa campera de La Libiada se extiende hasta la carretera. Al arroyo queda ya a nuestra espalda.

Llegando a la carretera. A la dcha vemos el Pico Toneo y hacia la izda se extiende la Sierra de Sentiles que termina en los picos Requexines y El Ausente que vemos a la izda.

Aún nos quedan 2’5 km de carretera para llegar a La Raya. Dejaremos a la derecha la Urbanización de San Isidro con sus apartamentos cerrados en este raro invierno sin nieve y a la izquierda el desvío hacia el Circo de Cebolledo y la Estación de Esquí. Llegamos a la hora de degustar una magnífica fabada, unas cebollas rellenas y un no menos exquisito arroz con leche en el segundo turno de la comida.

Lorenzo Sánchez Velázquez








No hay comentarios:

Publicar un comentario