jueves, 1 de marzo de 2018

Cerro Facéu, Peña Ciébana del Castiellu y Cantu el Felguerón. Circular desde Omedal

Salida y llegada: Omedal (Concejo de Piloña)
Distancia: 17,5 km
Duración: 8:00 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 1310 m
Altura Inicial: 560 m
Altura máxima: 1239 m
Fecha de realización: 24/II/2018
Dificultad: media
Track de la ruta


Itinerario: Omedal (concejo de Piloña) – Río Quemado – Collado Vega – Ciébana – Collaos de Ciébana – Peña Ciébana del Castiellu – Horcada la Muda (Sierra de Xiblaniella) – Collado la Piedra – Negros de Facéus – Cerro Facéu – La Colladiella – Negros de la Colladiella – Collado Parada – Cantu el Felguerón – La Castañar – Les Campes (Camín Real del Sellón) – Frieru la Venta – La Llinar – Riega las Fuentes – Ruta de las Peregrinaciones – Collada Sellón – Omedal.



Situada en la ladera oriental de la Sierra del Sellón, la aldea piloñesa de Omedal apenas tiene 15 habitantes, una decena de casas y algunos hórreos y cuadras. En ella termina la carretera estrecha, sinuosa y con mal firme que sube desde Espinaredo paralela al Reguero Sotu entre bosquetes y prados. Esta carretera y su continuación desde Omedal por un camino empedrado hacia el collado Sellón y la ladea de El Moro, forman un tramo del GR-105 Ruta de las Peregrinaciones, ruta que enlaza Oviedo con Covadonda por el interior.
Llegando a Omedal. Al fondo se ven las sierras de Xiblaniella y Frieru
Tuvimos que aparcar unos 200 metros antes de llegar a la aldea, al lado de una cabaña ganadera en la zona conocida como La Llana; los dos aparcamientos situados a la entrada, al lado de la fuente, ya estaban ocupados. Los cielos rasos de la noche habían dejado una fuerte helada que los débiles rayos matutinos aún no habían fundido. Mientras atravesamos Omedal, podemos apreciar hacia el sur la vertical cresta de la Peña Ciébana del Castiellu, nuestro primer objetivo, la alargada cresta caliza de la Sierra de Xiblaniella que vamos a atravesar y la del Frieru donde se encuentra el Cerro Facéu.
Aldea de Omedal. A la izda vemos la Peña Ciébana del Castiellu y a la dcha la Sierra de Xiblaniella.
Después de la última casa, sale un camino hacia el este que desciende hasta el río Quemado (o Arroyo de Omedal) y lo cruza por un puente de hormigón. A partir de aquí y hasta el collado Vega, el camino, con buena traza, sube medio abandonado por el bosque, tiene bastante barro, árboles y ramas caídas, y tramos en los que casi se pierde por la vegetación que lo ha ido invadiendo. Esto ralentizó la marcha, pero también, en los claros de un solitario prado, nos ofreció buenas vistas hacia atrás del valle por el que subíamos con Omedal y la Sierra del Sellón cerrando el horizonte occidental.
Llegando al Collado Vega tenemos esta vista de Omedal y el Sierra del Sellón detrás.
En el collado Vega (666 m) el camino desemboca en otro de mayor entidad que viene de la cercana aldea de Ligüeria dando en ese punto una cerrada curva. Este camino, empedrado en bastantes tramos, sube hacia Ciébana entre prados y cabañas con cercados de piedra y deslindes de avellanos. Por encima, a la derecha, el extenso crestón calizo de la Sierra de Xiblaniella nos cierra el horizonte, mientras que a la otra mano el arroyo Gumial nos separa de la vertical y solitaria Peña Ciébana del Castiellu.
Cabaña en Ciébana
Peña Ciébana del Castiellu desde cerca de Ligüeria
Pronto alcanzamos los Collaos de Ciébana (887 m) que nos abren la vista hacia el este y el sureste donde apreciamos las cercanas sierras de Aves (Pico Vízcares), del Infierno (Pico Maoñu) y Pandemules (Pico Los Tornos desde La Pesanca y Pico Los Tornos desde Orlé). Estamos a los pies de la Peña Ciébana del Castiellu mientras que, a otro lado, los collaos se extienden hacia el oeste hasta el gran crestón de la Sierra de Xiblaniella; a la derecha de la sierra vemos con claridad la hendidura de la Horcada la Muda por la que más tarde vamos a cruzarla.
Desde los Collaos de Ciébana tenemos esta vista de la Peña Ciébana del Castiellu. La subida la hicimos por la canal de la izquierda.

Sierra de Xiblaniella desde Los Collaos de Ciébana. A la derecha se ve la hendidura de la Horcada de la Muda.
Para subir a la Ciébana del Castiellu bajamos unos metros hasta la empinada y ancha canal totalmente invadida por la cotoya baja que apenas dificultará la progresión. Unos hitos y otros que añadimos ayudarán en la dura subida hasta la afilada arista de la montaña. Por ella y con cuidado se sube a una antecima, que da paso a un tramo igual de afilado pero llano; una última y corta subida nos deja en la cumbre (968 m) donde hay un oxidado buzón de montaña. En todo el tramo de la arista hay que poner cuidado porque las caídas a ambos lados son importantes sobre todo hacia el este. El valle del río Infierno se extiende a nuestros pies hasta el collado Traslafuente que separa el Vízcares del Maoño. Otras grandes cimas del concejo de Caso están a la vista: Los Tornos, Campigüeños, La Carasca, La Senda, Requexón de Valdunes, etc. Del otro lado la cresta de Xiblaniella nos deja ver a la derecha la más alta pero menos extensa del Cerro Facéu.
Subiendo por la arista de la Ciébana del Castiellu

Tramos final de la arista para alcanzar la cima de la peña.
Sierra de Xiblaniella desde la Peña Ciébana del Castiellu. A la derecha la Horcada de la Muda
Desde la Ciébana del Castiellu vemos cresta del Cerro Facéu. Subiremos por la alargada mancha de nieve que se ve por delante para virar a la izquierda y coger su arista.
Vista del valle del Río Infierno con la aldea de Riofabar.
El valle del Arroyo la Estaquera (deudor del río Infierno) sube hasta el collado Traslafuente entre el Vízcares (izda) y el Maoño. Al fondo se ve parte de los Picos de Europa.
Descendemos a los Collaos de Ciébana por la misma arista y canal. Estos collados están formados por varios montículos de hierba que nos permiten ganar algo de altura a medida que los superamos en dirección a la cresta caliza de la Sierra de Xiblaniella. Al llegar a la zona boscosa, donde predominan hayas, acebos y avellanos, la pendiente aumenta y, al estar en zona umbría, las manchas de nieve helada se superan con cuidado buscando las zonas despejadas. Hay una senda que sube virando hacia la derecha cuando se topa con el crestón rocoso y que finalmente nos deja en la Horcada de la Muda (1070 m).
Bajando por la arista de la peña Ciébana del Castiellu con Omedal al fondo.

Otra imagen del descenso por la arista

Pasados los Collaos de Ciébana nos dirigimos hacia Xiblaniella. La Horcada de la Muda esta tapada por los árboles a la derecha.

Hermosas hayas en Xiblaniella

Llegando a la Horcada de la Muda
Al otro lado del crestón calizo encontramos el collado La Piedra, pequeña campera dividida en dos por unas peñas. Hay una senda que faldea la Sierra del Frieru hacia el sur hasta el Collado Parada, desde donde se puede coger la arista de Los Negros de Facéus. Pero nosotros seguimos rectos por una senda que remonta la empinada ladera cubierta por algo de monte rastrero que no impide la marcha. Arriba hay que superar unas peñas para acceder al pico Los Negros de Facéus (1222 m) de casi la misma altura que el propio Facéu.
Superando una peña en el Collado la Piedra. Subiremos longitudinalmente en paralelo a la mancha de nieve.

Vista hacia atrás desde la subida a Los Negros de Facéus. La Horcada de la Muda se ve a la izda del crestón de Xiblaniella.

Últimas peñas superadas antes de alcanzar Los Negros de Facéus

Llegando a Los Negros de Facéus
Bajamos unos 50 metros para llegar a la propia y alargada cresta del Facéu. No tiene ninguna dificultad pero hay que ir con cuidado en algún corto tramo para alcanzar la amplia cima (1228 m). Las vistas son espectaculares abarcando una buena parte del Parque Natural de Redes, Picos de Europa, Cordillera Cantábrica, algo de Las Ubiñas y la Sierra del Aramo.
Larga arista del Cerro Facéu que vamos a recorrer.
Por la arista del Cerro Facéu.

Por la arista del Cerro Facéu. Esta foto está hecha durante el descenso.
Vista hacia atrás de Los Negros de Facéus desde la arista del Cerro Facéu.

En la cima del Cerro Facéu.
Después de reponer fuerzas al frío sol del invierno, desandamos la cresta del Facéu y rodeamos Los Negros de Facéus por el oeste para seguir al otro lado hasta el collado La Colladiella (1104 m). Seguimos el cresteo de la sierra hacia el sureste subiendo primero a las peñas de Los Negros de la Colladiella (1156 m), después bajamos al Collado la Parada (1111 m) donde ahuyentamos a un grupo de cuatro ciervos con sus cornamentas nuevas y finalmente hacemos la última subida de la jornada al Cantu el Felguerón (1239 m).
Después de desandar la cresta del Facéu y de pasar por Los Negros de la Colladiella llegamos al Collado Parada. Sólo nos queda subir al Cantu el Felguerón. A la izquierda, sector entre Los Tornos y los Cuetos Negros (Cuetón de los Traviesos, Frayada, Ordaliega, etc)
Desde la subrida al Cantu el Felguerón vemos de dcha a izda la arista de Los Negros de Facéus por donde subimos y frontalmente toda la arista que traemos desde el Cerro Facéu.
Con la tarde avanzada, la colorida luz se derrama sobre las montañas de Redes y Picos de Europa nevados produciendo unas preciosas imágenes. Habíamos previsto llegar a La Biesca de Arriba para bajar directos a la Collada de Arnicio, como hicimos hace ya muchos años, y regresar por el Camín Real del Sellón. Pero la tarde va avanzando y hay que regresar; decidimos atajar.
Desde Cantu Felguerón. Sierra del Tallán con el Collado Colines a su derecha. Por detrás el Pico Maoñu y los Picos de Europa. A la derecha Los Tornos, La Llambria (por detrás) y el Cuetón de los Traviesos.

De izda a Dcha: Los Tornos, La Llambria, Cuetón de los Traviesos, Frayada, Campigüeños y Tiatordos que se confunden, Ordaliega y La Carasca alineados, Cuetos Negros y La Senda también en la misma línea de visión.
Buscando el “camín real”, descendemos por la empinada ladera el oeste del Cantu el Felguerón hasta un hombro de hierba. Allí viramos al norte para intentar entroncar con un camino que figura en los mapas. Una ladera muy inclinada con abundante vegetación, aunque no totalmente cerrada, nos lleva hasta un prado con una cabaña en la zona de La Castañar. Lo cruzamos y, al otro lado, tampoco aparece el camino, pero manteniendo la dirección enseguida damos con él a la orilla de otro prado. Finalmente desembocamos en el camino real a la altura de las cabañas de Les Campes (870 m). Indicar que la bajada por el bosque de La Castañar tiene abundante maleza pero se pasa bien.
Prado con cabaña que atravesamos en la zona de La Castañar
Por el bosque un tanto cerrado antes de enlazar con el camino real.
En La Castañar encontramos el camino ancho que desemboca en la pista del "Camín Real"
Salimos al Camín Real del Sellón en la zona de Les Campes.
El Camín Real del Sellón se corresponde con el GR-102 que se asienta sobre el antiguo camino romano entre el Puerto de Tarna y el pueblo de Tozo en el extremo norte del concejo de Caso. La ancha pista actual en este tramo va dejando a la izquierda prados y cabañas y, a la derecha, las laderas de la Sierra Frieru invadidas por la maleza rastrera. Un par de ciervas que habían bajado a beber a un pilón situado al lado del camino huyen cuando nos sienten. En ligera subida hasta las cabañas y prados de La Llinar (950 m), a los pies del Facéu, la pista ancha se desvía a la izquierda para descender a la cercana aldea Tozo en el concejo de Caso.
Ciervas en la ladera del Facéu

Vista hacia atrás desde La Llinar. A la izquierda, con algo de nieve, el Cantu Felguerón. Bajamos por el lomo que se ve hacia la derecha y después ladera abajo por el bosque hasta dar con el camino real.
Desde aquí, por la Vallina la Higuera, se puede subir al Facéu con mucho menos esfuerzo y es la ruta normal. Dejamos la pista y seguimos de frente por el camino carretero que inicia un suave descenso. Primero cruzamos una portilla, después la Riega las Fuentes, más adelante atravesamos unas peñas cortadas y accedemos a la parte mejor conservada del antiguo empedrado romano: piedras lisas para la rodadura y grandes piedras a las orillas para asentar el trazado y evitar los desprendimientos en estas empinadas laderas.
Uno de los tramos conservados del camino romano en el zona que rodea al Cerro Facéu.

Trazado del Camino Real del Sellón hasta el Collado Sellón.
En el Collado Sellón o Collada Llamosa (805 m) sale a la izquierda otro camino ancho que baja a El Moro en el concejo de Piloña. Por este camino viene el GR-105 Ruta de las Peregrinaciones que en este tramo viene de El Moro y va a Omedal. En el collado están también, un poco desviadas, las escasas ruinas de la Ermita del Sellón o San Lorenzo. A la derecha el GR baja empedrado hasta la cercana aldea de Omedal y del grifo de la fuente cuelga una manguera con la que limpiarse la botas; todo un lujo.
Tramo empedrado del camino que baja desde el Collado Sellón hasta Omedal

Llegando a Omedal.
Cuando llegamos al coche, como casi siempre, las últimas luces de la tarde llegan a su fin y al terminar de recoger ya es de noche.

Lorenzo Sánchez Velázquez