viernes, 9 de marzo de 2018

Peña Cruzada, Caldoveiro, Tórzanu y Pico Pelao. Circular desde los Puertos de Marabiu

Salida y llegada: El Cabríu en los Puertos de Marabiu (Concejo de Teverga)
Distancia: 18,0 km
Duración: 7:00 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 1300 m
Altura Inicial: 950 m
Altura máxima: 1369 m
Fecha de realización: 3/III/2018
Dificultad: media
Track de la ruta


Nota: Los Puertos de Marabio fueron declarados monumento natural en el 2002, con el nombre de "Monumento Natural de los Puertos de Marabio". Hoy están incluidos en el Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa, dentro de la Zona Especial de Conservación Caldoveiro.

Itinerario: El Cabríu (Puertos de Marabiu) – Veigaimedio – Los Cumales – Sobrecuetos – Pista hacia el Collado de Santa Cristrina – Peña Cruzada (Peña Maurín) – Braña la Cibioleya – Braña de Fuexu – El Castichu – Lagunas de Cadupo (Trescadupo) – Pico Caldoveiro – Laguna de Tambaisna – Torzanu – Pico Tórzanu – Pico Peláu – Collado Conquín (Pancabean) – El Cabríu (Puertos de Marabiu).

Hace unos años, en una ruta de media jornada, subí desde la Casa de Don Pablo al pico Caldoveiro por la ruta normal que sigue el trazado del GR 101.1 “Camín de Cueiro a Villanueva de Santo Adriano”. Después bajé a la Laguna Tambaisna para acometer los picos Tórzanu y Pelao bajando finalmente a la carretera en las cabañas de El Cabríu situadas en la carretera que cruza los Puertos de Marabio. En esta jornada quisimos reproducir este recorrido añadiéndole la inexplorada cumbre de Peña Cruzada y el rodeo al Caldoveiro por la Baña de Fuexu y Trescadupo. Además con ella completamos el recorrido por el entorno de los puertos de Marabio pues no hace mucho recorrimos el tramo desde Peña Gradura hasta el Oubiu.
Puertos de Marabio desde Peña Cruzada. Por detrás, cerrándolos, de izda a dcha: Caldoveiro, Tórzanu, Pico Pelao y Oubiu.
Nos dirigimos a los Puertos de Marabio desde la aldea tevergana de Entrago y aparcamos junto a las cabañas de El Cabríu situadas a la derecha dos kilómetros después de pasar frente a la ermita de Santa Ana. Un camino terrero baja al sur hasta las cercanas cabañas de Vegaimedio donde las rodea virando al oeste para remontar después en forma de senda por los montículos de Los Cumales y Sobrecuetos, montículos que dividen los puertos por la mitad; terreno de pastos, invadidos por la maleza en algunos tramos, con caminos y sendas que salen a ambos lados. Al bajar la tercera colina encontramos la cabaña con prado de Decollada Cimera y al bajar la cuarta la pista que viene de la carretera y que, en ese punto, se divide en dos: un ramal se dirige a la aldea de Villamayor y el otro a la derecha, por el que seguimos, al Collado de Santa Cristina.
Cabañas de Vegaimedio

Decollada Cimera
Unos metros por la pista, cuando otro camino desemboca en ella por la izquierda, la abandonamos para seguir una senda que remonta al bies, entre el tupido brezal, la ladera oriental de la Sierra de la Granda. Manchas de nieve y altos brezos casi ocultan la sendilla que nos deja en la amplia arista de la sierra donde la maleza de bajo porte no impide avanzar mientras las altas escobas medran por la ladera occidental.
Subiendo a Peña Cruzada.

Cumbrera de Peña Cruzada cuyas peñas cimeras se ven cerca.
Enseguida alcanzamos las peñas cimeras de Peña Cruzada o Peña Maurín (terreno cuarcítico en contraste con las calizas de la Sierra de Yernes y Tameza que vamos a recorrer después) punto culminante del concejo de Yernes y Tameza con amplias vistas sobre los Puertos de Marabio y las montañas que los rodean. A poniente las sierras de Begega y Peña Manteca cierran el horizonte pero, más cerca, el Camín Real de la Mesa avanza por Porcabezas y la Sierra del Conto, mientras que el alomado Espinapata y Castiechu se sitúan más a la derecha. La pista que dejamos tiene continuidad, vista desde aquí, hacia los pastos de Vicenturu a los pies del Pico Redondo y, más allá, hasta la Berza y el piramidal Pico Monegro con sus antenas…
Desde Peña Cruzada hacia poniente: Sierra del Oral y Pico Redondo. Entre ambos la Sierra de la Verde.
Sigue la panorámica: Sierra de la Verde (Mirandiella), Pico Redondo, La Berza y Monegro. A la derecha se ve parte de las sierras de La Serrantina y La Cabra (Pico La Patana).

Sierra de Peña Manteca
Bajamos de la peña y caminamos unos metros más por la cumbrera de la sierra hacia el norte hasta donde mapas sitúan Peña Cruzada. Después retrocedemos y  bajamos rectos por el cortafuegos situado en la ladera oriental de la sierra, recientemente desbrozado, muy empinado y parcialmente cubierto de una fina capa de nieve.
Cortafuegos que baja directo de Peña Cruzada a los Puertos de Marabio

Al retirarse la nieve los prados quedan quemados. Abajo se ve la Braña de la Cibioleya; por detrás el Caldoveiro. Nuestro camino lo rodeará por la izquierda hacia el collado que se ve en la izquieda de la foto.
Finaliza en una campera donde hay un pilón y más abajo en la carretera a la altura de la Braña la Cibioleya donde hay una cabaña magníficamente arreglada. Charlamos un rato con el dueño y cogemos el camino que baja entre prados, unos abandonados y otros en uso, hasta el Chanu Pequeño donde hay tres cabañas alineadas. En el punto más bajo, después de la última cabaña, está la Cueva del Inglés que es una de las bocas por las que se accede al sistema de cuevas de Vegalonga de 5900 m de desarrollo. La cueva, sumidero natural del arroyo que nace en Peña Cruzada, fue explorada y cartografiada en el año 1976 por un grupo inglés de espeleología submarina y en ella quedó, y no se pudo encontrar, uno de sus miembros; de ahí le viene el nombre.

Cabaña de el Chanu Pequeño
El camino, embarrado, se dirige al norte dejando a la izquierda prados con cerca de piedra de la Braña de Fuexu y a la derecha las laderas occidentales del Caldoveiro (caliza) invadidas por la cotoya. Para caminar más deprisa seguimos por algunos prados hasta que nuestra senda abandona el camino ancho y comienza un largo rodeo faldeando en ligera subida la montaña. La senda adquiera la buena traza de un camino ancho y empedrado cuando, armado, atraviesa los crestones rocosos occidentales del Caldoveiro.
Vista hacia atrás de los prados de la Braña de Fuexu. Aquí la senda abandona los prados.

Tramo armado y empedrado del camino para salvar el crestón calizo.

Aldeas de Villabre y Foxó.
Pasado el crestón en la zona donde la ladera tiene mayor inclinación, el camino devuelve en senda y mejora su traza nada más pasar un bosquete. Después vira a la derecha, continuando el rodeo de la montaña, e inicia una dura subida por una canal. Pronto se abre en una pradera con los restos de una cabaña, mientras que por la ladera del Caldoveiro remonta el bosque; estamos en El Castichu. Atravesamos el pastizal y retomamos la inclinada canal para subir a las praderas de Trescadupo donde se encuentran las dos lagunillas de Cadupo; la grande casi seca y la pequeña llena, y ambas repletas de ranas.
Laguna pequeña de Cadupo, mirando hacia atrás. Al fondo la Sierra de Begega.
Laguna de Cadupo y ladera norte del Caldoveiro
Completado el rodeo del Caldoveiro, nos encontramos frente a su ladera norte bastante nevada: las hayas la cubren hacia poniente pero la otra mitad, hacia el este, está más despejada y salpicada de acebos. Para subir, aprovechamos una arista rocosa que nos evita la mayor parte de la nieve y con un poco más de esfuerzo nos situamos en las peñas cimeras donde se está el vértice geodésico y el buzón de montaña. Aunque esta cumbre es bastante frecuentada, hoy no encontramos a nadie: el fuerte y frío viento hace desapacible la estancia y eso que las vistas son portentosas en todas las direcciones excepto hacia el sur donde las nubes nos ocultan las cumbres más altas de La Mesa y Somiedo. Paramos a reponer fuerzas unos metros por debajo de la cumbre, en la ladera norte, protegidos del viento.
Lagunas de Cadupo desde la ladera del Caldoveiro. Llegamos por la izquierda de la foto.
Para evitar la nieve en la subida final al Caldoveiro subimos por la arista rocosa de la derecha.
Llegando a la cima del Caldoveiro
Vista hacia el norte desde el Caldoveiro: laguna de Tambaisna y Collado de Santiago a la izuierda. Nuestra ruta vira a la derecha antes de llegar al collado.
 Esta foto es continuación de la anteior. Abajo a la izda está el valle de Tambaisna. Vemos los picos Pelao y Oubio y a la derecha comienzan los Puertos de Marabio
Reanudamos la ruta bajando directos al precioso valle nevado donde se asienta la Laguna Tambaisna y por donde pasa el GR 101.1 hacia el Collado Santiago. Seguimos sus marcas, casi ocultas por la nieve, por un camino ancho que va hacia el norte, camino que abandonamos cerca del collado, para subir a otro situado al sureste dando acceso a las amplias vegas de Torzanu y Foslayegua. Para no perder altura, dejamos la vega a la derecha y continuamos la progresión primero hacia el noreste y después al este para encumbrarnos en el punto segundo punto más alto (1355 m) de esta sierra que en los mapas no tiene nombre (el más alto es el Pico Oubiu de 1357 m). Los mapas topográficos llaman Pico Tórzanu a otro cercano (1352 m) situado al este, que para no hacerlo de menos también subimos. Desde el primer Tórzanu vemos la preciosa y circular laguna de Foslayegua helada. Al avanzar por toda esta zona caótica con hondonadas de hierba, lapiaces y canales propios del relieve kárstico, el  viento ha arreciado y paramos poco en las cumbres.
Vega de Torzanu con el pico homónimo detrás. Subiremos por la ladera que se ve a la izquierda.
Cumbre más alta del Tórzanu con vista hacia el norte donde destaca el Pico Loral a la izquierda al que siguen Forcaos Viechos y Piurices.
Desde la cima más alta vemos la otra cumbre del Tórzanu.

Seguiremos rodeando por la izquierda de la foto hasta el Pico Pelao con su bosquete en la ladera norte. Por detrás, a la derecha, esta el pico Oubiu y a la izquierda asoman las cumbres meridionales de la Sierra del Aramo.
Laguna de Foslayegua helada.
Avanzamos hacia el sur casi por la arista y en paralelo a los verticales derrumbes orientales en los que finaliza la sierra; si no hubiera hecho tanto viento habríamos seguido por la misma arista. Nuestro siguiente objetivo es bien visible por el pequeño bosque que rellena su ladera norte. Dando un pequeño rodeo por el este para no perder altura alcanzamos fácilmente la cima del Pico Pelao. Vistas hacia atrás de todo lo que hemos recorrido, fotos, mucho viento y para abajo, hacia el sur, siguiendo la franja de hierba que nos deja en el collado que separa el pico Pelao del Oubiu. En los unos mapas lo llaman Conquín pero también he visto en las ortofotos el nombre de Pancabean.
Llegando a la segunda cumbre del Tórzanu. Por detrás vemos la primera cumbre.
Desde la segunda cumbre del Tórzanu vemos el camino a seguir (en esta zona no hay sendas) rodenado por la izquierda de la foto. Vemos el pico Pelao con su bosquete y por detrás, ahora a la izquieda, el Oubiu.
Cerca del pico Pelao.
La vaguada de Los Fondiles (hacia el oeste) nos ofrece esta vista de Peña Cruzada donde se aprecia el cortafuegos por donde bajamos por la mañana.
Panorámica desde el Pico Pelao: Caldoveiro a la izquierda y las dos cumbres del Tórzanu en el medio y a la derecha.
Desde el collado Conquín vemos los prados de El Cabríu, Puertos de Marabio y Peña Cruzada.
Sólo nos queda descender por la amplia y vertical ladera occidental con la vista puesta en los diminutos coches que tenemos aparcados en la carretera junto a las cabañas de El Cabríu. Recuerdo haber bajado por aquí en tres ocasiones y cada vez más rápido. En esta última, el frío viendo y las nubes amenazadoras de una lluvia que se materializó dos horas más tarde, nos hicieron apurar el descenso.

Lorenzo Sánchez Velázquez