domingo, 24 de enero de 2016

Pico Riegos desde Soto de Agues

Perfil de la ruta
Salida y llegada: Soto de Agues en el concejo de Sobrescobio
Distancia: 17,5 km
Duración: 6:00 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 1000 m
Altura Inicial: 430 m
Altura máxima: 1391 m
Fecha de realización: enero de 2011
Dificultad: media
Track de la ruta




Nota: como complemento a la ruta del Cuyargayos y el pico Riegos descrita en la entrada anterior acompañamos esta descripción que corresponde a la subida al pico Riegos desde Soto de Agues realizada un invierno de hace unos años.

          La ruta comienza en el magnífico aparcamiento situado a la entrada de Soto de Agues. Esta aldea pertenece al concejo de Sobrescobio y posee una gran riqueza etnográfica: 48 hórreos y paneras, un puente medieval, dos molinos, dos lavaderos y un potro de herrar.
          En un principio pensábamos seguir el curso del río Alba por su famosa ruta pero, en el último momento, optamos por cruzar el río en el mismo pueblo y seguir por la margen derecha por un buen camino carretero señalizado como ruta “Agues – Puente Precia La Vara”. A un kilómetro hay un mirador hacia las peñas próximas del pico Xarragua a la derecha y Peña Llagos a la derecha, y a las más alejadas que rodean el desfiladero del Alba (Cuchu y Aberrugues o Praera).
Peña Xerragua desde el mirador

Peña Llagos desde el mirador
           El camino desciende hasta cruzar el río por un puente de madera con una indicación que aconseja distanciarse 5 metros. Así llegamos a la pista hormigonada del Alba. Caminamos por ella otros 2 kilómetros en ligera subida hasta Retortorio donde salen las desviaciones hacia La Trapa a la derecha y al collado Isornu a la izquierda. Continuamos hacia el sur por la segunda que está señalizada con las marcas del PR AS-120 “Ruta de la Collada de Isorno”. Nada más arrancar la fuerte subida, deja a la izquierda la pista que va a las cabañas de Porciles y Fresnos. Prácticamente toda la pista está hormigonada hasta el collado. Después de kilómetro y medio de fuerte subida, pasa al lado de la cabaña arreglada de Lichariegu y continúa al este hasta alcanzar las hermosas praderas de La Bauga.
Desde la subida a Isorno echamos la vista atrás: La Llomba próxima al pico La Colladina y el Cantu Texera a la derecha.

Desde los prados de La Bauga vemos La Collà Isornu y el pico Riegos a la izquierda.
           Un corto descenso y la posterior subida nos dejan en la parte más alta de las praderas donde el hormigón da paso a la tierra. Más arriba, cerca del collado, el camino se transforma en sendero y da acceso a los amplios pastos del collado de Isornu. La vista se abre al precioso paisaje casín. Abajo vemos la localidad de Caleao y algo más lejos las de La Felguerina y La Infiesta, rodeadas por la Sierra de la Canalina. Al sureste se encuentra la de Corteguero.
Desde el collado de Isornu tenemos estas vistas de Caleao, la Sierra de la Canalina, al fondo, y la de Corteguero a la derecha.

Desde el collado Isornu hacia el oeste. Cabañas de La Bauga y picos La Colladina, La Forcá, Peñes Negres y parte de la Sierra del Crespón (Carbellosu y Guanalón)
            Retrocedemos unos metros  para seguir un sendero que se dirige hacia el noroeste hasta las peñas de la cresta del Riegos. La subida es fuerte y el terreno tiene abundante maleza. Al llegar a la cresta rocosa en el collado Cobertorial, la vista abarca el horizonte norte: a unos metros encontramos los restos de las cabañas de Les Morteres, más allá la Sierra Bermeja que se extiende hasta el Cuyargayos; al fondo, la peña La Xamoca y la Sierra de Peñamayor.
Tramo final de subida al pico Riegos desde el collado Cobertorial
              Los 120 m de desnivel que nos faltan hasta la cima, se realizan por la misma cresta que no presenta dificultad a pesar de las caídas verticales al norte. En la cima hay una cruz de hierro con buzón de montaña y unas formidables vistas que nos llevan desde la Sierra del Crespón al oeste hasta la cordal de Ponga al este; desde la Sierra de Peñamayor y la llanura del centro de Asturias al norte, hasta la Cordillera Cantábrica al sur. Vemos el pico Cuyargayos, en la misma cordal del Riegos, los de la cordal de Ponga: Llambria, Campigüeños, La Senda, Tiatordos, Maciédome; las enormes peñas de Pileñes y Peña Ten y en la cordillera, entre otros, el Torres. Muy cerca encontramos La Frayada, al otro lado de la Collà Isornu y los picos Retriñón y Cabeza de Arco.
Canal de bajada directa del pico Riegos por la ladera norte para llegar después al collado Fanarriondas.
             Después de disfrutar de este grandioso espectáculo, descendemos por la ladera opuesta (la este) siguiendo la cresta que, en unos metros, nos deja en una colladina por la que desciende hacia el norte una empinada canal. Un marcado sendero nos permite el descenso por ella sin dificultad. Una vez dejamos atrás las peñas, nos sumergimos en el hermoso hayedo del Monte Felguerúa que nos acogerá en el descenso.

Por el Monte Felguerúa hacia el collado Fanarriondas.
           Procuramos mantener la dirección norte hasta llegar, 1,5 km después del pico, al collado Fanarriondas que nos abre de nuevo las vistas hacia el este por el valle de Valdetanes que desagua directamente en el embalse de Tanes. A pocos metros en esa misma dirección (concejo de Caso) está la majada La Gallera por donde pasa una pista que sube hasta el collado La Trapa y continúa más allá hasta las aldeas de Buspriz y Coballes.


 
Desde la majada Feleches, echamos la vista atrás y vemos el Riegos. La muezca a la izquierda es la canal por la que bajamos.


            Descendemos del collado por la ladera occidental, buscando el sendero que nos deja en la amplia majada de Feleches con abundantes cabañas, algunas en buen estado pero la mayoría en ruinas o en ruina inminente. Aquí comienza un amplio camino marcado como PR AS-63 “Ruta del Cuyargayos”, que, primero en línea recta, y después en zigzag salvará un buen desnivel hasta llegar al río Nozalín que cruzamos por un pequeño puente. La pista que de aquí arranca está en parte hormigonada y sigue en paralelo al río.
Espectacular cascada que forma una torrentera en la margen izquierda del río Nozalín
            Pasamos por la hermosa foz de Nozalín, donde el río forma una pequeña y caudalosa cascada, después de recoger las impetuosas aguas de un arroyo que se precipitan por su margen izquierdo formando una espectacular cascada unos metros más arriba. Un poco más adelante, el camino se divide en dos: el que sube a la izquierda baja después enlazando con el de la derecha poco antes de llegar al barrio de San Andrés, en la localidad de Soto de Agues.

Lorenzo Sánchez Velázquez