miércoles, 5 de noviembre de 2014

Peña Mora, Peña Negra y Peña Prieta. Circular desde Polvoredo

Salida y llegada: Polvoredo (Municipio de Burón, en León) 
Distancia: 19,3 km
Perfil de la ruta
Duración: 6:00 h (sin contar paradas) 
Subidas acumuladas:
1030 m 
Altura Inicial y Final:
1200 m 
Altura máxima:
1882 m 
Fecha de realización:
1/XI/2014
Dificultad:
media
Track de la ruta










Iglesia de San Pedro (Polvoredo)
Notas:
1ª. Parece ser que la toponimia que figura en los mapas topográficos de esta región está bastante equivocada y por ello hemos empleado la de algunos libros y páginas Web de autores conocedores de la zona. Así, la cumbre que en los topográficos llaman Cerro del Porro en realidad se llama Peña Negra (1849 m), nombre que justifica su tonalidad, y el Cerro el Porro sería un montículo herboso (un cerro) situado más al este y que será el último monte que subamos en esta jornada. El que en los mapas llaman Peña Negra, sería Peña Prieta (1718 m). Finalmente lo que en estos mapas llaman collada Jian, es la collada de La Redre situada bajo la solitaria peña del mismo nombre, a la que no subiremos.

2ª. También encuentro discrepancias en los nombres de los ríos. La enciclopedia Wikipedia dice: “A Polvoredo arriban dos ríos, el Calveto y el Grande, también llamado de la Puerta. A la salida del pueblo, estos se juntan en el Bijorco y a partir de ahí, funden sus aguas para ir, carretera abajo, a desembocar en el Esla y tributarlas al pantano de Riaño”. Entiendo entonces que el río Calveto es el que en los mapas llaman río de la Alguera que nace en los Campos de María.



Añadir leyenda
Comienzo y fin de la ruta
           Polvoredo en una pedanía que pertenece al municipio de Burón en León y está dentro del Parque Natural de los Picos de Europa. Situada en el valle de Hornedo, ramal del de Valdeburón, se encuentra en un desvío de la carretera C-635 que comunica el puerto de Tarna con Riaño a su paso por Lario. Aldea bien conservada, con casas arregladas y una iglesia recientemente restaurada dedicada a San Pedro que conserva un libro de 1566 por lo que la primitiva y pequeña iglesia debería ser anterior. Se amplió en 1610 y se remodeló en 1966. Desde fuera llama la atención su hermosa espadaña con 3 campanas.

Descripción
          Preparamos la ruta con varias alternativas de bajada en función de las condiciones meteorológicas pues las previsiones daban lluvia al comienzo de la tarde. El objetivo principal consistía en subir a Peña Mora por el Valle de Carcedo siguiendo el camino que lleva a Arcenorio y, después, crestear las siguientes cumbres en dirección este (Peña Negra, Peña Prieta y Cerro del Porro) bajando, en función del tiempo, bien por los valles de Villahormas y Muñenes o bien por el de Becenes, desandando el Camino de Pío.
Cabaña Arenera en la subida al puerto de la Fonfría

          Comenzamos pues la caminata siguiendo la calle más occidental de la aldea que es continuación de la carretera de acceso. Al final del pueblo dejamos la calle asfaltada que se desvía a la derecha y seguimos por un camino ancho de tierra que va de frente. Unos metros más adelante, la pista se bifurca: el ramal de la izquierda cruza el río, mientras que el otro, por el que seguimos, se desvía a la derecha. Se trata del Camino de Arcenorio que discurre la margen izquierda del río Calveto o de la Alguera y lleva, después de atravesar los puertos de la Fonfría y el Canal del Focicu, a las praderas y ermita de Arcenorio. A este hermoso valle hemos llegado en otras ocasiones desde las aldeas de Pío y La Uña o desde Ventaniella en las rutas de ascenso a Peña Ten y Pileñes. El camino, en ligera subida, discurre entre prados con abundante ganado y más arriba, en la Majada de los Campos de María, converge con el que viene de La Uña. donde continúan los extensos y ricos pastos.
Desde Peña Corbas: Peña Mora, Peña Negra y Peña Prieta
         Pasada la majada, nos adentramos en el valle del río Carcedo entre hayas otoñales. Al poco, tomamos un desvío a la izquierda para cruzar el río y continuar definitivamente por la margen derecha. Una revuelta a la izquierda y otra a la derecha nos permiten ganar algo de altura y alcanzar los Portales de Carcedo donde hay un gran establo de reciente factura. Más adelante, superamos las empinadas laderas cubiertas de matorral de brezo y escoba, mediante varias revueltas, dejando a la derecha la pequeña Cabaña Arenera, para alcanzar, al final, el puerto de Fonfría a los pies de Peña Ten. Su imponente mole nos ha acompañado casi desde el principio, pero ahora, a sus pies, impresiona su enormidad.
Panorámica noroccidental desde Peña Mora: Penas Ten y Pileñes, Tiatordos y los gemelos Colláu Zorru y Luengu

Continuación de la panorámica: las cimas del Pierzu y el Carriá salen por encima de las nubes;  por delante, Sen de los Mulos y Peña Subes; a la derecha Niajo y Pozalón y por detras los Picos de Europa.
         En lugar de avanzar por el puerto hacia los extensos pastizales de La Vegadona, en Asturias, continuamos por la vallina que se nos ofrece a la derecha por terreno leonés, dejando a la izquierda la cresta que nos separa de La Vegadona. Alcanzamos así lo más alto de la citada cresta en una peña que las ortofotos asturianas etiquetan como Peña Corbas, mientras que los topográficos utilizan este nombre para designar otra de más entidad situada al otro lado del puerto de la Fonfría. A nuestros pies, los pastos de La Vegadona dan paso al Canal del Focicu que comunica con el Valle de Arcenorio. El frente norte está dominado por Peña Ten y Pileñes, más lejos encontramos el Colláu Zorru, la Sierra del Torbenu (Sen de los Mulos, Peña Subes), los picos Niajo y Pozalón, Picos de Europa, etc. A la derecha, al este, las cimas de Peña Mora, Peña Negra y Peña Prieta nos esperan.
Peña Negra y senda de subida, desde el collado de Valdemagán
           Siguiendo la cuerda de la sierra continuamos hacia el este por la cresta de Peña Mora cuya cima occidental y más alta alcanzamos enseguida. Paramos un poco para disfrutar de las impresionantes vistas que nos ofrece en todas las direcciones y, acto seguido, bajamos a la collada que divide sus dos cimas. No subimos a la oriental, más abrupta aunque más baja, para continuar el descenso por la ladera meridional cubierta por el brezo bajo hasta una pequeña collada separada de la de Valdemagán por una gran peña. La rodeamos por la izquierda, descendiendo un buen tramo y alcanzamos la Collada de Valdemagán de donde sale una senda que se dirige a Peña Negra. Antes debemos rodear otro gran peñasco negruzco por la derecha sin sendero alguno.

Desde Peña Negra hacia el este: Pozúa (a su izda Gildar y Cebolleda) y Sierra de Pármede. Abajo, a la derecha, comienzo del Valle Muñenes.
            Dejamos algunos hitos para facilitar el paso y continuamos la ascensión por la cresta occidental de Peña Negra hasta alcanzar la cima que está señalada con un montón de piedras. El Valle de Valdemagán, surcado por el arroyo de Tronceda, se extiende hacia el noreste dando lugar al río Zalambral que baja al Sella pasando por la aldea de Pío. Al norte, arranca  el hermoso valle de Muñenes que baja a Polvoredo. Descendemos por la empinada cresta suroriental siguiendo una senda hasta alcanzar la Collada la Boya o Bujarredo que separa Peña Negra de Peña Prieta. La senda rodea esta última por el sur y se encamina hacia El Porro, al este. Pero nuestro siguiente objetivo, Peña Prieta, no tiene ninguna senda de subida a la vista.
Vista atrás desde Peña Negra: Peña Ten, Pileñes y las dos cimas de Peña Mora. Collado de Valdemagán en el centro.
           Del grupo, algunos ascienden por la ladera occidental, otros rodeamos el crestón meridional para subir por las rocas intentando evitar sin éxito el tupido brezal que cubre todas las laderas. Habría sido más sencillo seguir rodeando la montaña y subir por la suroriental que está algo más despejada. Desde la cima las vistas sobre el valle de Valdemagan son mejores, alcanzándose a ver Pío y Oseja de Salajambre. Echamos la vista atrás y encontramos la afilada cresta de Peña Negra por la que hemos bajado y los verticales cantiles de Peña Mora oriental.
Peña Negra desde Peña Prieta
Peña Prieta desde el collado La Boya













Valle de Valdemagán, Niajo, Sierra de Beza y Picos de Europa entre las nubes













          Descendemos por la ladera sur para rodear después, también por el sur, el peñasco de La Redre y  alcanzar así el collado del mismo nombre que los mapas topográficos llaman Jian. Hemos recuperado el sendero que se adentra ahora en el joven hayedo y sube a una colina herbosa llamada El Porro (Monte Ricayo o Pando Becenes, según los citados mapas). La senda desciende ahora entre el matorral de brezo y escoba hasta las praderas que suben al collado de la Puerta de Zalambral, que dejamos a la izquierda. Siguiendo una senda paralela a la riega que baja del citado collado, nos dirigimos al este para enlazar con la pista, una vez cruzado el regato o Río Becenes. Esta pista constituye el antiguo Camino de Pío y transcurre por la margen izquierda del río, quedando más a la izquierda la Sierra de Pármede y a la derecha el extenso hayedo que cubre toda la sierra.
Bajando a Polvoredo por el Camino de Pío en el valle de Becenes.
          Más abajo cruzamos el río y enlazamos con el camino que baja por el valle Muñenes. Ambas riegas forman el río Grande o de la Puerta que, en Polvareda, se unen con el Calveto para verter conjuntamente en el Sella. Cruzamos una portilla y accedemos a los prados cercanos al pueblo que dan paso a las casas de la aldea de la que partimos 7 horas antes.

Lorenzo Sánchez Velázquez