lunes, 17 de noviembre de 2014

Peñas del Casar o La Conyonada. Circular desde Campo Caso

Salida y llegada: Campo de Caso (Concejo de Caso) 
Distancia: 18 km
Perfil de la ruta
Duración: 6:00 h (sin contar paradas) 
Subidas acumuladas:
1120 m 
Altura Inicial y Final:
570 m 
Altura máxima:
1415 m 
Fecha de realización:
8/XI/2014
Dificultad:
media
Track de la ruta


Mapa de la ruta


Descripción
Portilla en el GR 102, cerca del "Puente romano"
         Muchas veces, viniendo al parque de Redes, nos ha llamado la atención la gran mole caliza rodeada de extensos bosques situada en medio del concejo de Caso que los mapas llaman Peña del Casar y los lugareños La Conyonada. Su ascensión, pospuesta en varias ocasiones para hollar cumbres de más entidad, estaba en el debe de esta particular contabilidad y, por fin, hoy le ha tocado. Así pues, organizamos una ruta circular desde Campo de Caso, comenzando al lado del “Puente Romano” (570 m).
         Llegamos a El Campu una mañana otoñal con cielos nubosos que amenazan lluvia. Dejamos el vehículo en un pequeño aparcamiento donde caben dos coches al lado del citado puente que de romano quizás tenga la estructura primaria pero no el resto. Cruzamos por él el río Nalón y seguimos hacia el sur por una pista con las marcas del GR 102 Camino Real del Sellón que fue uno de los caminos históricos de entrada al centro de Asturias desde Castilla por el puerto de Tarna.
Vega de Santumis, Campo de Caso y Cerru Piqueru
        Después de cruzar una portilla de madera, abandonamos el GR para tomar otro camino a la derecha que avanza hacia el oeste dejando a la derecha la Vega de Santumis con la aldea de El Campu (Campo Caso) al otro lado del Nalón. El Cerru Piqueru con su antena nos cierra este horizonte. Faldeamos la montaña, asiento de un castañar recientemente talado, dejando otro camino maderero seguir de frente, y continuando nosotros por el principal que gira bruscamente a la derecha remontando la ladera norte de la montaña y ganando altura mediante varias revueltas. Un bosquete de abetos y alerces, y el correspondiente panel en el que se nos informa sobre la fauna que lo habita, queda a la derecha mientras el castañar va dando paso al hayedo. Alcanzamos así los prados y el mirador de Anabelli (770 m) donde hay unos bancos y un curioso reloj de sol. Por encima de la Sierra de Cárdenas, al otro lado del Nalón, asoman los picos La Senda y Maciédome, mientras que, a la derecha, el hayedo del Monte Allande baja desde las Peñas del Casar. Casi en llano, avanzamos otro kilómetro hasta alcanzar la Majada Carecea (779 m) donde hay una cabaña arreglada y unas hermosas vistas sobre el valle del Nalón. La aldea de Veneros se encuentra al otro lado del río en la falda del pico Fadiello (Xerra de Cárdenas).
Reloj de sol y Peñas del Casar
           El camino ancho, con sus paneles informativos de plantas, setas, pinos y personajes mitológicos asturianos, desciende hacia Veneros, mientras que el nuestro, convertido en senda, continúa hacia el sur en constante subida, adentrándose en el hayedo del Monte Allande. Se trata de uno de esos hermosos lugares poco frecuentados donde el bosque se va adueñando de los antiguos prados y la senda tapizada de otoño y las hojas aún verdes de las hayas y algún que otro colorido acebo, acentúan el rico cromatismo de este hermoso paraje.
          Después de una doble revuelta para bordear un barranco, la senda de tonos ocres avanza otro trecho bajo la cubierta otoñal de las hayas que aún cierran algunas fincas y desemboca finalmente en la Majada de Sobrecantu (1030 m), situada en el collado que da acceso al Valle de Quixaorio donde se encuentra a su vez la aldea de Belerda.
Por el Monte Allande
Cabaña en la majada de Sobrecantu











         En este punto podríamos seguir otra senda hacia el oeste remontando el lomo de la sierra hasta alcanzar la abandonada majada de Robligueru, pero no lo hacemos porque después de la majada el camino está invadido por la cotoya. Preferimos descender unos 130 metros por el camino ancho que, entre los robles, baja a la pista que viene de Belerda y pasa por la majada El Llosón.
          La pista nos permite subir otros 300 metros pasando por las majadas de La Llera y Villanueva, dejando a izquierda y derecha las de Pandefresnu y El Granxu, hasta alcanzar el collado de La Collaína (1214 m). Se trata del tramo meridional del amplio Collado Incós que separa el pico El Cuervo, situado en la Sierra de la Canalina, de las Peñas del Casar nuestro objetivo. El collado es un paso natural entre Belerda y La Felguerina.
La Tabierna, Muezca, Retriñón, Frayada y Riegos desde Incós

          La vista se abre a poniente hacia el extenso valle donde se encuentran las aldeas de La Felguerina y La Infiesta. Más allá está Caleao y la cordal del Retriñón, con la Muezca y La Tabierna a la izquierda y La Frayada y el Pico Riegos a la derecha. Más cerca está La Collá les Fuentes a los pies de Peña Blanca y, entre ésta y las Peñas del Casar, la Foz de Cebatón y el valle de la Viciella por donde regresaremos a Campo de Caso.
Cabaña en el collado Incós y Peñas del Casar
          Ahora toca avanzar por la amplia y herbosa collada Incós donde encontramos caballos pastando. En ascenso, avanzamos por él hasta situarnos a los pies de las Peñas del Casar donde encontramos una solitaria y casi abandonada cabaña (1267 m). En lo más alto de los riscos vemos un haya solitaria que nos va a servir de referencia en la dura ascensión; mientras, algunos zigzagueantes senderos suavizarán la pendiente de la empinada ladera . Alcanzamos las primeras peñas que, una vez superadas, dan acceso a una pequeña pradera a los pies de la cresta final donde reina el gran haya con una gran rama tronchada. Algo más arriba, otra está caída en medio de la senda por la que nos guían los hitos que conducen a la cresta cimera.  Arriba (1415 m) sólo encontramos varios montones de piedra sobre algunas peñas. Merece algo más esta espectacular atalaya que domina el paisaje casín.
Collado Incós, Sierras de la Canalina y Brañapiñueli, desde la Conyonada
            La Sierra de la Canalina al sur; la gran Cuerda del Retriñón con la Tabierna y la Muezca, los picos Frayada y Riegos hasta el Cuyargayos, al oeste. Por el norte vemos Peñamayor y la Xamoca y, al este, la cordal que va desde la Llambria, pasando por los picos Campigüeños, detrás del Requexón de Valdunes, La Senda y Maciédome.
Collado las Fuentes
Valle de la Viciella y Foz de Cebatón









         Para completar el circuito, bajamos de nuevo al collado Incós y a la Collaína, donde tomamos el camino ancho que baja a La Felguerina, al oeste. Desde el camino tenemos buenas vistas sobre las Peñas del Casar, separadas de Peña Blanca (al oeste) por el valle de La Viciella y la Foz de Cebatón por donde pasaremos.  Enseguida llegamos a las cabañas bien arregladas y en uso de La Braña (1067 m), donde el camino se divide en dos: el que se desvía a la izquierda y baja a la Felguerina y el que continúa de frente en llano, entre los prados (el de la derecha tiene una cabaña usada con fines recreativas) por el que seguiremos. Nos encamina hacia el amplio collado de Las Fuentes (1051 m) a los pies de Peña Blanca. Otro camino baja desde aquí a La Felguerina, mientras que el nuestro se desvía a la derecha para descender hacia el valle de la Viciella.
            Da una gran revuelta de casi 180º a la derecha y luego otra a la izquierda hasta alcanzar el fondo del valle surcado por el Arroyo de La Viciella. Más adelante, pasa entre las peñas de la estrecha y corta foz conservando, a partir de aquí, tramos largos del primitivo empedrado. Han caído cuatro gotas y las piedras resbalan por lo que hay que bajar con cuidado. A partir de aquí, hasta el caserío de Les Llanes al lado de la carretera, iremos por una zona restringida del Parque natural de Redes. Dejamos a la derecha un pequeño cobertizo en la zona de Práu Redondu y desembocamos en el que llevaba a las minas de carbón abandonadas. Enseguida llegamos al caserío de Les Llanes (548 m) situado al lado de la antigua carretera AS-17 muy cerca de la Cueva Deboyu. Unos metros por la carretera nos sitúan en el puente sobre el Nalón justo donde el río se adentra en la gran cueva de 115 metros declarada Monumento Natural.

Camino empedrado por La Viciella
Cueva Deboyu, desde el puente de la carretera




















            Seguimos por la carretera antigua hasta alcanzar la nueva a la salida del túnel. Continuamos por ella, dejando a la izquierda El Campu y a la derecha los prados de la Vega Santumis a la orilla del Nalón, hasta alcanzar el “Puente romano” donde concluye esta hermosa ruta.


Lorenzo Sánchez Velázquez