viernes, 14 de febrero de 2020

Peña Bustil y Pico las Carvas. De Redipollos a Puebla de Lillo

Salida: Redipollos (municipio de Puebla de Lillo)
Llegada: Puebla de Lillo
Distancia: 21.0 km
Duración: 7:00 h (sin paradas)
Subidas acumuladas: 1260 m
Bajadas acumuladas: 1270m
Altura Inicial: 1100 m
Altura final: 1090 m
Altura máxima: 2031 m
Fecha de realización: 12/II/2020
Dificultad: media
Track de la ruta

Itinerario: Redipollos – Valle de Murias – Caserío de San Pedro – Arroyo de Murias (cruce) – Robledal de los Torcedos – Reguero de Murias – Desvío ladera arriba – Arista del Bustil – Peña Bustil de Pepe – Valle Bustil de Pepe – La Cervencia – Pico las Carvas – Collada Fermosa – Hoces de la Cabrera – Arroyo de la Fuentona – Desvío a Puebla de Lillo – Ermita de las Nieves – Puebla de Lillo.

En esta ocasión la ruta programada por el GM Ensidesa de Gijón nos acercó al municipio de Puebla de Lillo. En una mañana radiante de invierno con los prados ligeramente helados y un sol tibio pero agradable, llegamos en el bus del Grupo a la aldea de Redipollos situada a un kilómetro de la capital del municipio.
Monumento al rebeco en Redipollos con el Pico Susarón detrás
Atrás van quedando los prados y casas de Redipollos con el Susarón por detrás.
Siguiendo las marcas del pequeño recorrido R-5 Ruta del Mampodre, cogemos el camino ancho que avanza (E) entre los prados regados por el Arroyo Murias. Al cabo de tres kilómetros, después de pasar el Caserío de San Pedro, dejamos el camino principal para que complete su giro hacia el norte (por ahí va la actividad alternativa) y cogemos otro hacia el sureste que nos lleva a cruzar un corto tramo del Robledal de los Torcedos hasta salir de él y atravesar el arroyo. Como viene crecido con el deshielo y no hay puente, se hace uso de uno, improvisado y rudimentario, hecho con ramas caídas.
Caserío de San Pedro

Por el Robledal de los Torcedos
Cruzando el Arroyo Murias
Nos adentramos en otro estrecho y empinado valle recorrido por el Reguero Murias deudor del anterior. La incipiente senda que seguimos nos lleva a cruzarlo entre ramas y matojos. Más arriba se afianza en la margen derecha de la riega y, cuando el valle se abre poco antes del Chozo de Murias, lo abandonamos para subir, monte arriba, hacia el norte por la ladera sur del Bustil.
El Reguero Murias viene crecido y en la parte baja hay bastante maleza.
Alcanzamos un húmedo rellano y seguimos más o menos por una riega evitando en lo posible el escobar que rellena la ladera. Al alcanzar un pequeño collado ya vemos la peña del Bustil y de los picos meridionales del macizo del Mampodre (Peña Brava, Pico de las Arenas y Corral de los Diablos).

Vista hacia atrás del rellano de la ladera. Por detrás la Sierra de Murias.

Ya vemos la arista rocosa del Bustil (dcha). A la izda se ve la cumbre de La Polinosa. La senda va por la arista de tierra.
Seguimos por la arista terrosa de la montaña, dejando a la izquierda el escobar y más arriba un primer roquedo hasta situarnos en la arista rocosa de la montaña. Una trepada sencilla pero con importantes caídas a ambos lados nos va acercando a la arista cimera por la que enseguida llegamos a la cumbre.
Esquivando el escobar avanzamos hacia la arista rocosa. La Polinosa a la izda y Peña Bustil a la dcha.

Antes de llegar a la propia arista dejamos a la izda este primero espolón rocoso
Según subimos tenemos estas vistas hacia el este. Al noreste se ven Peña Brava y el Pico Mediodía que los mostrará desde la cumbre.
En la subida normal se rodea la arista, pero con la nieve preferimos subir por la arista tras una corta trepada.
Por la arista de Peña Bustil. Superpuesta con la cima vemos La Polinosa.
Foto de grupo informal en la cima de Peña Bustil (o Bustil de Pepe)
Las vistas desde la cima son espectaculares. El amplio arco entre La Polinosa, Valdecerrao, Pico del Mediodía, Crestón de los Cubos y Peña Brava ofrece una imagen alpina impresionante. Dejo algunas fotos.


Hacia el norte vemos una buena parte de la Cordillera Cantábrica en el entorno del Puerto de Pajares. También son amplias las vistas hacia el oeste con el Susarón en primer término, las sierras de la Cuerna y Sentiles (NO) o las vistas hacia la el pico Bodón y la Peña Valdorria (O).
Vista norte desde Peña Bustil

Continuación de la vista anterior.
 Después de disfrutar del formidable espectáculo descendemos por la ladera occidental donde el nevero deja una franja pedregosa. La ladera norte del Bustil es muy inclinada y está cubierta por un gruesa capa de nieve muy dura por lo que decidimos bajar por la arista occidental aunque tengamos que atravesar un tupido y molesto escobar. Más abajo cuando estamos cerca del valle nos reorientamos al norte y bajamos a él. Aquí la nieve es blanda y se camina con facilidad.
Comienzo de la bajada (a la dcha) desde la arista del Bustil.

Vista atrás del Bustil y del escobar de la ladera occidental por el que bajamos.
Itinerario seguido desde la ladera occidental del Bustil hasta la Cda Fermosa con la subida al Pico las Carvas.
Accedemos a una riega por la que bajamos hasta una pequeña pradera por la que remontamos unos metros para superar un lomo que da a otra riega y un camino ancho que nos lleva al refugio ganadero y gran cuadra de Cervencia situada en el amplio Valle del Bustil de Pepe. Unos siguen el camino al sur para bajar Redipollos y otros seguimos hacia el Pico las Carvas. Buscan las zonas más despejadas alcanzamos el collado (ver foto de arriba) y, dejando a la izquierda unas peñas, subimos entre los brezos y escobas a lo más alto del pico donde paramos unos minutos a reponer fuerzas y disfrutar del paisaje. Además de las vistas que muestro en las fotos de más abajo, las que se dirigen al norte, a la zona de San Isidro, son también extraordinarias.
Llegan al Valle del Bustil de Pepe con la cuadra y refugio de Cervencia. El Pico las Carvas detrás.

Gran cuadra en Cervencia.
Vista hacia atrás desde la cima del Pico las Carvas. Abajo se ve la cuadra de Cervencia.
Vista parcial hacia el norte desde Las Carvas
Vista noreste desde Las Carvas: abajo la Collada Fermosa y sobresaliendo por detrás Pileñes, Peña Ten y Picos de Europa.
Bajamos pronto a la Collada Fermosa y cogemos un atajo por una riega (evitando su fondo que está helada) para evitar un largo rodeo que da el camino. Seguimos por este camino ancho que pronto pasa por las Hoces de la Cabrera donde la camino y el Arroyo de la Fuentona se superponen en el tramo más estrecho. Más abajo la riega está canaliza por el interior de los prados para poder regarlos.
Desde el collado bajamos por esta riega para evitar el amplio rodeo del camino. Por detrás vemos el Pico Sestil, el Cueto Juracado y, con manchas de nieve a la dcha, el Pico Lago.

Bajando por las Hoces de la Cabrera
Vista atrás de las Hoces de la Cabrera
Zona de prados en Los Ponticos. Detrás el Pico las Carvas que subimos por el otro lado.
Más adelante dejamos el camino principal para coger otro de menor entidad que nos lleva a otro también amplio que desemboca en Puebla de Lillo al lado del Camping y de la Ermita de las Nieves.
Ermita de las Nieves en Puebla de Lillo con el Susarón por detrás.
No hay más que seguir entre por la calle que avanza paralela a la carretera, entre los bloques de viviendas, y llegamos a la plaza del pueblo donde nos espera el autobús del grupo.

Lorenzo Sánchez Velázquez

No hay comentarios:

Publicar un comentario