jueves, 5 de octubre de 2017

Cerro Pedroso y Pico La Carda desde el Puerto de Aralla

Salida y llegada: Puerto de Aralla (Concejo de Gordón-Comarca de Luna)
Distancia: 14,4 km 
Duración: 4:00 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 720 m
Altura Inicial: 1541 m
Altura máxima: 1914 m
Fecha de realización: 23/IX/2017
Dificultad: media
Track de la ruta

Itinerario: Puerto de Aralla – Arroyo Valmeán – Desvío hacia el collado Pedroso – Cerro Pedroso – Brañaredonda – La Moneca (pista) – La Carda – La Moneca – Refugio – Arroyo Valmeán  – Puerto de Aralla.

El Puerto de Aralla se encuentra entre el concejo de Gordón y la comarca de Luna, separando también las reservas de la biosfera de Omaña-Luna y del Alto Bernesga. Llegamos allí después de tomar la salida 93 de la AP-66 y seguir en dirección al Embalse de los Barrios de Luna y La Pola de Gordón. La idea era subir al cercano Cerro de Pedroso en una corta ruta de media jornada. Pero, una vez alcanzada la cima y como íbamos bien de tiempo, decidimos alargarla hasta los picos gemelos La Carda y La Silla situados al este. Al final la media jornada terminó siendo algo más larga.
Puerto de Aralla y el Pico del Castro.
Alto de Juncanal. La pista lo rodea por la izquierda.
Aparcamos fuera del amplio aparcamiento que tiene el hostal-restaurante La Collada de Aralla en el mismo puerto e iniciamos la ruta cruzando una portilla metálica que da acceso a una pista que se dirige al sur. Enseguida rodea las peñas del Alto de Juncanal para continuar después en paralelo al arroyo Valmeán y a la alargada cresta caliza que se extiende desde el alto hacia el suroeste hasta el Collado de la Miserina. Cuando el crestón calizo finaliza y nos encontramos cerca del collado, la pista da una cerrada curva a la izquierda donde cruza el arroyo dirigiéndose después al este para faldear el Cerro Pedroso.
Cresta caliza entre el Alto de Juncanal y el Pico Miserina
Zona invadida por las escobas cerca del Collado Pedroso. Al Fondo los picos Brazosa, La Esquina y las Tres Marías.

El collado Pedroso a la izda fuera de la foto. Subimos por la canal que se ve en medio. Atrás larga cresta del Alto de Juncanal.
Un poco más adelante abandonamos la pista para continuar por una vaguada que baja del Collado Pedroso. Pegados a las peñas de la izquierda subimos por el estrecho pasillo hasta alcanzar cerca del collado un valle abierto invadido en algunas zonas por las escobas. Una senda nos facilita el paso a través del escobar, pero pronto la senda desaparece y subimos por otra vallina muy inclinada que deja a la izquierda unas peñas y da acceso, entre altas matas, a la arista de la montaña muy cerca de la cumbre señalizada con un vértice geodésico y un buzón de montaña.
Vértice geodésico y buzón de montaña del Cerro Pedroso. A la izda se ve el pantano de Barrios de Luna.
Otra vista del embalse de Barrios de Luna
Puente atirantado Ingeniero Carlos Fernández Casado en la AP-66, uno de los que tienen mayor vano del mundo.
 Las vistas son espléndidas. Al oeste el embalse de Barrios de Luna y el hermoso puente atirantado Ingeniero Carlos Fernández Casado, uno de los que tienen mayor vano del mundo (fue record durante algunos años); más allá, la gran arista del Cirbanal del que emergen por detrás las Ubiñas. Virando en sentido horario vemos el cercano Pico Meloita y las verticales calizas de las Peñas del Prao que dan paso a la alargada cresta de la Barragana, y siguiendo el giro, encontramos La Brazosa, La Esquina y las Tres Marías. Al norte, la zona del puerto de Pajares con el Cellón, Estorbín, etc dan paso al Fontún,…
Vista panorámica desde Cerro Pedroso. Entre el pico Cirbanal y las Tres Marías
Larga arista del Cirbanal y La Ubiña Grande y los Fontanes emergiendo por detrás.
En primer término el pico Meloita, detrás las verticales Peñas del Prao. Al fondo a la izda el Siegalavá y el Tapinón.

Larga cresta de La Barragana desde la cima del Pedroso.

Desde el Cerro Pedroso y de izda a dcha: Brazosa, Esquima y las Tres Marías
Sin haber hecho un gran esfuerzo, la ruta se queda corta incluso para una mañana. Decidimos prolongarla. Sobre la marcha, vemos dos posibilidades: llegar hasta el cercano Pico de Vega Cercada o ir hasta los gemelos La Carda y La Silla que vemos desafiantes al este. Optamos por la segunda opción y para ello descendemos por la arista oriental buscando las zonas más limpias que se corresponden con las de roca caliza en la ladera meridional de la propia arista. Así llegamos al amplio collado llamado, cómo no, La Collada a los pies del Vega Cercada. Con facilidad podríamos alcanzar su cima. Pero para ir algo más lejos, hasta La Carda, cogemos la pista que cruza el collado y sigue hacia el este. Un kilómetro de cómodo paseo en llano nos deja en otro collado que da acceso a la Vega de Peñasillada al este y a los pies de La Carda.
Arista de La Carda. Al fondo, de izda a dcha, cumbre máxima de los Montes Tijera, Pico Vega Cercada y Cerro Pedroso.
Desde La Carda: a la izda el Alto de la Biesca y a la dcha comienzo de la cresta de los Montes Tijera. Vemos el camino que baja a Peñasillada.
Abajo Vega de Peñasillada. En el centro de la foto el Pico Feliciano y por detrás el Pico Amargones.
 Los 120 metros de subida hasta la cima son bastante inclinados y por un terreno pedregoso sin senda, ni camino, ni hitos que nos orienten en la progresión, pero sin ninguna dificultad. Alcanzada la arista, seguimos por ella hasta su extremo oriental donde un montón de piedras señala la cima. Al oeste destaca el Pedroso y las crestas calizas de los Montes Tijera; más allá los picos que antes citamos. Hacia el norte las Peñas del Prao,…, hasta las Tres Marías y hacia el este los cercanos Amargones y Pico Feliciano, donde estuvimos este mismo año, y un sinfín de montes de León y de la Cordillera Cantábrica (también vemos el Cueto San Mateo donde estuvimos también hace poco). Al sur destaca el pico Alto de la Viesca sobre la Foz de los Calderones y la amplia llanura castellana.
Valle y foz de Foceseñal. A la derecha los picos La Carda y La Silla.
Valle de Palanco que, a la derecha, se adentra en la foz. Por detrás Sierra Peña la Cueva.
Refugio en la cabecera del Valle de Palanco. Detrás la Sierra Peña la Cueva.
Descendemos por la pedregosa ladera sur por donde mejor nos parece hasta el collado y la pista que desandamos hasta La Collada. Por el camino vemos a la derecha la Foz de Focesañal que desagua en el Arroyo de Polanco y, más adelante rodeando la cabecera donde nace el Arroyo de Polanco, un refugio al que no bajamos. Desde aquí echamos una última mirada atrás para apreciar la bella silueta de los gemelos La Carda y La Silla. Una corta subida nos permite cerrar el círculo a los pies del Pedroso. No nos queda más que desandar la pista en paralelo al gran crestón calizo que une el pico La Miserina con el Alto de Juncanal, rodearlo y regresar al Puerto de Aralla donde llegamos más tarde de lo que habíamos previsto.

Lorenzo Sánchez Velázquez