miércoles, 27 de septiembre de 2017

Picos Cellón y La Pájara. Circular desde Arbás del Puerto

Salida y llegada: Arbás del Puerto (Municipio de Villamanín)
Distancia: 13,5 km
Duración: 4:00 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 800 m
Altura Inicial: 1330 m
Altura máxima: 2029 m
Fecha de realización: 8/IX/2017
Dificultad: baja
Track de la ruta


Itinerario: Arbás del Puerto – Arroyo de los Pozos –Minas de Carbón (Africana, La Inés) – Minicentral – Cueto de la Pedrera – Pico Pedrera – Pico Cellón – Collado Campañones – Entrambospuertos – Pico la Pájara – Pico Llomba – Embalse Minicentral – Arroyo de los Pozos  – Cueto Pedrera – Minicentral – Minas – Arroyo de los Pozos – Arbás del Puerto.
Mapa del recorrido

Madrugué. A las 9 ya estaba en Arbás del Puerto aparcando frente a la hermosa Colegiata de Santa María. Una portilla de tubos metálicos, con un letrero que avisa de que estamos entrando en una propiedad privada, franquea un camino ancho que lleva a las minas de carbón de La Africana y La Inés ya cerradas. También permite llegar a la cercana minicentral hidroeléctrica que funciona con el agua que se recoge de las laderas de los picos Cellón y La Pájara que vierten en el arroyo de Los Pozos. Al bajar podré ver el sistema de recogida de agua en los arroyuelos y escorrentías y su conducción a un pequeño depósito del que bajan los tubos que sirven a la minicentral.
Foto sacada desde el depósito que sirve a la minicientral hidroeléctrica. Se ve el camino de subida paralelo al Arroyo los Pozos. Cogemos el desvío a la izquierda que bordea la zona quemada.

Al poco de cruzar el arroyo aparecen las ruinas de las instalaciones mineras cerradas hace unos 20 años y, un poco más adelante, el edificio de la minicentral en aparente uso. Del camino ancho que sube paralelo al arroyo entre abedules, escobas y brezos salen varios ramales a la izquierda y, a unos dos kilómetros del comienzo, cojo el segundo que remonta mediante varias revueltas hasta enlazar en la cumbrera de la sierra con otro camino que viene del mismo puerto de Pajares.
Peña Ubiña y Los Fontanes desde la arista del Cellón

El Negrón a la izquierda y la cresta caliza del Cirbanal en el centro. Abajo la Autopista del Huerna. Desde la subida al Cellón.

Estación de esquí del Cuito Negro y las Tres Marías, Peña Esquina y La Brazosa por detrás

La vista se abre hacia el poniente donde destacan las grandes moles del Macizo de las Ubiñas y las pistas de esquí que bajan del Cuitu Negro; a nuestros pies la aldea de Pajares.  El día está soleado pero hace un viento frío y desapacible. El camino continúa por la arista de la Sierra de los Pasos de Arbás sobrepasando enseguida el Pico Pedrera y el Portezuelo para alcanzar después un breve collado de hierba en donde hay una alambrada de espino que separa León de Asturias. Aquí finaliza el camino ancho.
Toda la arista del Cellón está recorrida por esta trinchera y la alambrada de espino. Al llegar a las peñas que vemos la senda pasa al lado leonés.

Una senda me permite seguir por la parte asturiana (por la zona leonesa hay otra senda pero esa ladera tiene zonas invadidas por las escobas) en paralelo a la alambrada remontando duramente hasta unas peñas, donde vuelvo al lado leonés.
Último tramo, cadi llano, hasta el Cellón donde vemos el vértice geodésico.

Unos metros casi llanos me dejan en la alomada cima del Cellón donde hay un vértice geodésico y un buzón de montaña. Al este se encuentra la Sierra del Cuadro y los montes que recorrimos hace unos meses (Tresconcejos, Pisones, Cueto los Barriales y el Pico el Cuadro; más adelante, desde La Pájara, veremos la inconfundible silueta del Estorbín), también Peña Celleros y Brañacaballo y, hacia el sur, la pirámide del pico Fontún en el que estuvimos hace un par de años.
Desde el Cellón. Valle de Bustamores, camino de La Carisa que sube al collado Propinde, el alomado pico Tresconcejos y el más picudo Pisones.
Continúa la panorámica: después del Pisones vemos el Cueto Barriales y la Sierra del Cuadro.

Desde el Cellón hacia poniente: estación de esquí del Cuito Negro, Tresmarías y Cirbanal casi tapado por el vértice geodésico.
Siguiendo la cumbrera de la sierra, desciendo la empinada ladera oriental del Cellón hasta el breve collado Campañones, para ir virando después hacia el sur mientras subo a una pequeña loma. Abajo, hacia el este, vemos la aldea de Pendilla en el valle de Bustamores y el Camino de la Carisa que se adentra en Asturias por el collado Propinde. Avanzo por la misma arista siguiendo una senda entre escobas y claros hasta Entrambospuertos a los pies del alomado pico La Pájara. Se camina bien. En la cima, al otro lado de la alambrada, hay un montón de piedras y buenas vistas sobre los valles y montes que antes citados.
Desde Entrambospuertos echamos la vista atrás: el Cellón a la izquierda, collado Campañones y un montículo cuyo nombre no conozco.

Mantengo la dirección sur descendiendo hasta el montículo final de la sierra (Pico Llomba) donde hay un pequeño montón de piedras sobre una pared de piedra. Las vistas son idénticas a las descritas más arriba. Por la ladera suroeste, sin camino ni senda, buscando las zonas menos tomadas por la maleza y evitando los tramos de las escobas más altas, continúo el descenso hasta alcanzar un claro de hierba por el que bajo con comodidad. Después de descender unos 200 metros desde el último pico, por fin llego a un marcado camino que viene de unos pastos.
Desde el collado Entrambospuertos, cerca del Pico la Pájara tenemos esta vista del valle de Bustamores (de izda a dcha) con Pendilla en el centro de la foto, el valle que baja desde nuestra posición es el de Valvaler. Los picos de detrás son: Tresconcejos, Pisones, Cueto los Barriales, El Cuadro, el Estorbín (asomando por detrás), Bolero, Aguazones y Campastiñosas.

En esta foto desde La Pájara se ve entre el Cueto los Barriales (izda) y Brañacaballo (dcha)
Tras una revuelta a la izquierda, el camino desemboca en una pista ancha que da servicio al depósito en el que se recoge el agua de las fuentes, regueros y arroyos de estas laderas. Me acerco al pequeño depósito que ahora está vacío; tiene una pequeña compuerta manual y un aliviadero. Los tubos bajan casi verticales hasta las turbinas de la central en el edificio situado 250 metros más abajo cerca de las minas. Al desandar el camino se ven las tuberías y construcciones que permiten la recogida de aguas: pequeños muros de hormigón que encauzan el agua de las fuentes y arroyos hacia la tubería principal que en ligera caída la lleva al depósito. Toda la ladera está llena de estas pequeñas instalaciones.
Otra foto de las Tres Marías, el Cuito Negro, la estación de esquí y la carretera nacional N-630, desde el pico La Llomba. Como se ve la ladera está cubierta de piornos y canchales.

Dando la espalda al depósito y en suave ascenso, sigo por la pista hacia el norte hasta alcanzar el Arroyo de los Pozos donde hay una toma de agua de mayor entidad. Aquí abandono la pista ancha, que sigue faldeando la ladera sur del Cellón para recoger el agua de los pequeños arroyuelos, y giro al sur para bajar por un camino paralelo al arroyo.
Pequeño depósito que recoge el agua de los arroyos que bajan de las laderas sur y occidental del Cellón y La Pájara para dar servicio a la minicentral hidroeléctrica situada 250 metros más abajo.

Unos ganaderos bajan vacas y terneros, y debo acomodar mi paso al suyo para evitar espantarlos. Enseguida enlazo con el camino de subida y, detrás del ganado, desando el camino hasta las naves en ruina de las minas. Mientras los meten en una de ellas para separar los terneros de las vacas, los sobrepaso y enseguida llego a la aldea de Arbás del Puerto donde un gentío endomingado espera a la puerta de la Colegiata (quizás una boda). No tengo tiempo ni llevo la ropa adecuada para visitarla; otra vez será.

Lorenzo Sánchez Velázquez