martes, 7 de junio de 2016

Foces del río Pendón, Varallonga y Redondo

Perfil de la ruta
Salida y llegada: Fuensanta (concejo de Nava) 
Distancia: 16 km
Duración: 5:30 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 920 m
Altura Inicial: 230 m
Altura máxima: 923 m
Fecha de realización: 28/V/2016
Dificultad: media
Track de la ruta

Mapa de la ruta
Itinerario: Fuensanta – Collado Fornos – Foces del río Pendón  – Puente Pendón – Les Vueltes – Mayáu Pastor – Varallonga – Les Praeres – Pico Redondo – Les Praeres – Mayáu Pastor – Tabléu – Fuensanta.

        Ruta corta y cercana para terminar a primera hora de la tarde con el fin de evitar las previstas tormentas vespertinas. Nos dirigimos al concejo de Nava con el fin de recorrer las Foces del río Pendón, donde hacía años que no íbamos, añadiendo al pequeño recorrido la subida al cercano pico Varallonga (Barallonga es el nombre que aparece en los postes de señalización de la ruta) situado al oeste. En otra ocasión, hace tiempo, completamos esta ruta con la subida al Pico la Múa situado al  este.
Imagen del río Prá desde el puente que lo cruza.
        Llegamos al aparcamiento situado a las puertas de la planta de Aguas de Fuensanta donde un panel informativo explica el recorrido del PR AS-45 “Foces del río Pendón”. Comenzamos la ruta cruzando Río de Prá (o Fuensanta) y enseguida aparecen las marcas y señales de esta ruta señalizada de forma ejemplar.
Camino de la "Foces del río Pendón"
        Tomamos un primer desvío a la izquierda (el camino principal se dirige al Palacio la Ferrería, Monumento Histórico Artístico con una alta torre medieval alrededor de la cual se fueron añadiendo estancias en los siglos XVI y XVII, se encuentra abandonado y casi en ruinas) y enseguida llegamos a otro cruce: por la derecha sube la pista hasta el Mayáu Pastor y por él regresaremos. Subimos fuertemente  por el de la izquierda en medio del bosque de castaños y avellanos hasta alcanzar el collado Fornos. Aquí comienzan las “foces”. El camino, colgado sobre el río Pendón, se construyó para la traída de aguas a Nava, mientras abajo el río Pendón forma un profundo tajo entre la arista norte del Pico Casielles al este y las laderas orientales del macizo de la Varallonga.
Una cortina de agua cae sobre el camino

        Hacia la mitad encontramos un reguero que vierte una cortina de agua sobre el camino al lado de una fuente que mana de la misma roca. Más adelante, el camino se sitúa a la altura del río y la exuberante vegetación nos envuelve. Las “foces” finalizan en Les Meceures donde un puente de madera nos permite cruzar el arroyo dando paso a una pequeña represa de captación de aguas.
En Les Meceures, puente sobre río Pendón
        La senda inicia en este punto una fuerte subida y pronto se convierte en camino carretero armado que se retuerce para vencer el fuerte desnivel entre robles, hayas y avellanos. Este camino sirvió para acceder a los prados de este profundo valle (Prados de Pendón) desde Ovín y Buyeres.
Camino armado que sube dando varias revueltas hasta el collado de Boca de la Canal
En el camino de subida al Mayáu Pastor un lagarto toma el sol.
Al otro lado del valle del Pedón vemos el pico La Múa
         Abajo va quedando el valle limitado al otro lado por el Pico la Múa y las Crestas de Trapa. El collado de Boca de la Canal da acceso, después de un corto descenso, al Mayáu Pastor con varias cabañas arregladas y prados en uso.
Cabaña arreglada en el Mayáu Pastor
         El PR sigue al norte por una pista que nos permitiría regresar a Fuensanta. Sin embargo, queremos extender la ruta subiendo al pico Varallonga y para ello tomamos el camino hacia el oeste que deja la casa del “mayáu” a la izquierda y se adentra en un bosque de avellanos. Pronto se transforma en senda, más adelante vira al sur, después presenta algún tramo empedrado y finalmente sale del bosquete para acceder a una empinada vallina herbosa que sube hasta enlazar con el camino más ancho que viene de Piloñeta.
Ladera por la que subimos al Varallonga
         Lo seguimos hasta alcanzar el cercano collado donde lo dejamos para remontar la ladera oriental del Varallonga. Terreno mixto de caliza, hierba y abundantes gamones, que nos permite alcanzar la cumbre con facilidad. Encontramos un vértice geodésico y un pequeño buzón de montaña. Abajo, las extensas praderas de Les Praeres con el monte Redondo cerrándolas al otro lado, a poniente la Sierra de Peñamayor separada del pico Oroxu por el collado homónimo. Los picos Xibiella, Tablazu, Pandestébano y Cerro de Rosellón o de los Caspios, al sur dan paso a la Peña la Xamoca. Al este el pico La Múa, al otro lado del valle del río Pendón, mientras la rasa costera del concejo de Nava se extiende por el norte.
Desde la cima del Varallonga: abajo Les Praeres y por detrás Peñamayor; el pico Oroxu esta a la derecha al otro lado del collado.
Picos La Xibiella, Tablaza yPandestébano. A la izquierda Peña la Xamoca
          Seguimos la arista de la montaña hasta descender, al otro lado, a un prado con cerca de piedra por donde pasa un camino que viene de Les Praeres.
Por la arista de la Varallonga
Bajamos a este prado por el que pasa un camino que nos permite bajar a Les Praeres
         Lo seguimos un corto tramo y atajamos después para descender hasta una fuente con pilón ganadero en la base de la peña y en el límite de las praderas. Podríamos emprender el regreso rodeando la peña Varallonga por el sur y enlazar en el collado con el camino por el que vinimos. Pero como vemos cerca y accesible el pico Redondo o La Cota, nos dirigimos hacia él por la pista que lo rodea por el oeste (la ladera norte, más cercana, se ve completamente invadida por altas cotoyas).
Cabaña en el collado donde comienza la Majada Ortigosa
         La fuerte subida por el camino de hormigón nos deja en el collado que da acceso a la majada de Ortigosa (por aquí pasamos no hace mucho cuando hicimos la integral de Peñamayor).
Cumbre del alomado pico Redondo
         Abandonamos la pista y remontamos la pradera que cubre el primer tramo de la ladera occidental del Redondo. Más arriba, entre las ralas cotoyas, avanza una senda que nos deja en la cima de esta alomada montaña señaliza con un montón de piedras. Las mismas vistas. Seguimos una senda entre la broza para descender por la ladera oriental y enlazar con un camino que nos devuelve a Les Praeres.
Pico La Varallonga desde Les Praeres
         Cogemos el camino que rodea la Varallonga por el sur y subimos al collado desde el que accedimos a la cumbre. Debemos desandar el camino hasta el Mayáu Pastor en medio de un fuerte aguacero y, bajo el alero de la cabaña principal, esperamos que amaine y aprovechamos para comer. Reanudamos la ruta siguiendo la pista señalizada con las marcas del PR AS-45 que tiene muchos tramos hormigonados. Pasa por Los Xerrapos donde dejamos a la izquierda una fuente con pilón y baja después a Tabléu donde hay una gran nave ganadera. Una pequeña subida antecede a la bajada final casi totalmente hormigonada que pasa por La Vallorita. Este tramo ofrece buenas vistas del valle del Piloña, de Nava y las aldeas cercanas. Finalmente llegamos a Fuensanta.

Lorenzo Sánchez Velázquez