miércoles, 7 de octubre de 2015

Estorbín, Tresconcejos y otros. Circular por el concejo de Aller

Salida y llegada: El Escalar (Santibáñez de Murias)
Distancia: 27,6 km
Duración: 9:00 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 1770 m
Altura Inicial: 820 m
Altura máxima: 2123 m
Fecha de realización: 3/X/2015
Dificultad: alta
Track de la ruta

  Nota: La alta dificultad se debe a los más de 27 km que recorrimos y a los casi 1800 metros de subidas acumuladas que nos permitieron crestear 11 montes. Pasamos por el Canto la Quemaona, los cuatro Picos de La Liebre, La Fuexa, El Cotón, Peña Cuaña, El Estorbín o Corvil, Reboqueres o Cueto Barriales, rodearemos el Camparón o Pisones y completaremos las cimas con el Tresconcejos. No hay ningún paso difícil ni unas inclinaciones excesivas y, además, el itinerario se puede acortar bastante bajando desde cualquier collado al valle del río de Las Mestas que es tributario del río Negro.



          A la salida de Moreda tomamos la carretera AE-3 que finaliza en Santibáñez de Murias. La pista continúa otro kilómetro asfaltada y después de piedra en mal estado adentrándose a través del Valle de la Mortera en los frondosos Montes de Murias. Dejamos el vehículo 2,5 km después de Santibáñez poco antes de que la pista dé una cerrada curva a la izquierda para comenzar la dura subida. En la zona aún permanecen en pie edificios en ruina de lo que fue la mina de El Escalar.
Pista donde comenzamos la ruta girando a la izquierda. Al fondo, edificio en ruinas de la mina El Escalar.
          Estas pistas sirvieron para extraer carbón de los chamizos que se trabajaron en distintos niveles de las Lomas de Cuaña, montañas que enlazan con las Sierras de Casomera y del Cuadro en el pico Estorbín de Valverde cumbre cimera del concejo de Aller y uno de nuestros principales objetivos.
          Comenzamos esta larga ruta siguiendo la pista que al principio gana altura mediante cuatro revueltas. En la última, dejamos a la izquierda la mina La Carmina (900 m) y más arriba obviamos la pista hormigonada que sube a la izquierda hacia la majada Fresnosa, continuando en llano y ligero descenso hacia Las Mestas (el cruce está señalizado). Sí hemos de tomar el siguiente cruce a la izquierda (1040 m) que también está señalizado e indica los Picos de la Liebre uno de nuestros primeros objetivos.
Desvío hacia los Picos de la Liebre; por el de Las Mestas regresaremos.
          La remontada por la ladera de la sierra apenas da tregua y mediante 10 revueltas iremos dejando atrás las cabañas, cuadras y prados y los chamizos mineros de Diezllagares, Boscón, Campas, Foyones y Rautín. Algunas escombreras de carbón son testigos del pasado minero de estos lugares. Ahora quedan buenas majadas con prados y cabañas arregladas entre los bosques que aún pueblan estas laderas.
Desde la pista vemos el pico Tresconcejos (arranque de la Sierra de Carrocedo hacia la derecha) y el Valle de la Mortera.
          Después de la última revuelta y del último tajo minero (1620 m), la pista pierde su buena traza y atraviesa una zona asolada por un incendio del que queda su huella en los desnudos troncos de los abedules secos. Un poco más adelante finaliza la pista. Hemos subido ya 800 metros.
Abedules quemados cerca del final de la pista. En la ladera opuesta se ve la traza de la pista por lo que regresaremos.
           Una senda sale a la izquierda y sube fuertemente por el brezal dando dos nuevas revueltas para encaramarnos en un lomo herboso (1760 m) próximo a la cumbrera de la sierra. Las vistas se abren al norte y el este destacando la inconfundible silueta de Peña Mea y Peñas Negras.

El Alto de la Teyera (en el Cordal de Murias y Santibáñez) y al fondo Peñamayor (izda), Peña Mea y Peñas Negras en medio y La Forcá a la dcha.
           La senda continúa subiendo por una zona más despejada hasta alcanzar lo alto de la sierra cerca del Canto la Quemaona (1794), pequeña peña que se supera enseguida. Las vistas llegan hasta los picos de Europa por el este; las cumbres más altas de las Ubiñas asoman al oeste por encima del cercano Cordal de Carrocedo que cierra por ese lado el valle de las Mestas o de la Mortera o del río Negro.
Entre el Retriñón (izda) y Peña Redonda (dcha) están los Picos de Europa (fondo), Pico Cueto (cerca y en medio) y Torres, entre otros.
           Un breve descenso y emprendemos la subida al primero (1841) de los Picos de la Liebre (subida fácil). De los cuatro picos creo recordar que el 2º (1854) se nos presentó más inclinado porque hicimos la subida frontalmente. Los desniveles entre los picos son de unos 20 o 25 metros y cada uno es más alto que el anterior. Después de superar el 4º (1887 m) bajamos al breve collado Cascayu (1858 m) para emprender la siguiente y dura subida al pico La Fuexa (1954 m) donde encontramos un gran hito de piedras. Otro breve descenso hasta la cota de 1926 m y ascendemos suavemente al Cotón (1961 m). La subsiguiente bajada nos deja en el collado Cascayu Cortáu (1948 m) antesala de la subida a la Peña Cuaña (2028 m) que tiene un vértice geodésico y da nombre a toda la sierra.
Llegando a La Fuexa. Atrás vemos los Picos de la Liebre.
Desde el Pico Cuaña vemos el Estorbín (al que subiremos frontalmente) a la izquierda y el Reboqueres a la derecha.

Desde el pico Cuaña sigue la panorámica: Reboqueres o Cueto los Barriales, Pisones o Camparón y Tresconcejos. Por encima se ven Las Ubiñas.
           La ladera norte del Estorbín está cerca aunque antes hay que dejar atrás tres tachuelas en la bajada de Peña Cuaña a la Cochaína Valverde (1989 m). Hacemos la dura remontada, al principio por el límite del pedrero, y entre el brezo bajo después para alcanzar finalmente la cumbre más alta del día; el Estorbín de Valverde o Corvil (2123 m). En la cima no encontramos más que un pequeño hito de piedras y unas vistas inmensas de Asturias y parte de León. Incluso alcanzamos a ver el Espigüete en Palencia. Llevamos más de 1400 metros de desnivel acumulado y es hora de reponer fuerzas y disfrutar de las espléndidas panorámicas que nos ofrece esta vistosa cima.
Vista hacia atrás desde el Estorbín con las cumbres subidas: Picos de la Liebre, Fuexa, Cotón y Cuaña.

Pico del Cuadro en León desde la cima del Estorbín.
Reboqueres o Cueto los Barriales, al otro lado del collado Estrella de Cuaña. Detrás, Pisones y Tresconcejos.
          Habíamos pensado bajar a la Mayá Cuaña situada en el circo que forman al norte el Estorbín y el Reboqueres y desde ella bajar a El Escalar siguiendo el río Las Mestas. Pero al llegar al cercano collado Estrella de Cuaña (2042 m) situado al oeste, aún nos encontramos con fuerzas para intentar llegar al pico Tresconcejos y descender por alguna de las pistas situadas en la ladera oriental de la Sierra de Carrocedo.
          Siguiendo el perfil de la Cordillera remontamos la cresta del Reboqueres o Cueto los Barriales (2108 m) con caídas casi verticales al norte. Después, descendemos pegados al crestón rocoso de la ladera occidental del pico hasta la Cochá Chana del Puerto (1948 m) por donde pasa una senda que baja a la Braña de Cuaña. La obviamos para continuar hacia el oeste, y como ya llevamos muchas subidas, preferimos rodear por el sur el pico Pisones o Camparón y alcanzar el amplio collado de La Mortera (1921 m) donde nace el arroyo del mismo nombre que se dirige al norte.
El collado Chana el Puerto y la cresta de la ladera occidental del Reboqueres por donde hemos bajado.
           Ascendemos por ladera oriental del Tresconcejos tomada por el brezo bajo que no impide la progresión hasta la alomada cima (2014 m) presidida por dos cruces de hierro. La última vez que estuvimos aquí hace unos años la grande estaba caída. Ahora vemos todo el camino recorrido: al este, al otro lado del valle del Río Negro, está la Sierra de Cuaña que cresteamos por la mañana; al sureste, casi alineados, están el Pisones, Reboqueres y Estorbín.
Desde la cima del Tresconcejos mirando hacia atrás: Pisones, Reboqueres y Estorbín casi alineados. Pico del Cuado a la derecha.
           Por la cresta norte del Tresconcejos seguimos el Cordal de Carrocedo  hasta las Cochás de Formosa (1737 m), collado que precede al pico Fuentes. La tarde va avanzando y es ya hora de regresar.
Majada de Fuentes. Al otro lado del valle vemos los Picos de la Liebre, Fuexa, Cotón y Cuaña.
           En el collado nos echamos al noreste por un sendero que, entre las escobas, nos lleva a una campera desbrozada y cercana a las cabañas en uso del Mayao de Fuentes (1610 m). Alcanzamos una pista que finaliza en el mayao y la seguimos en sentido contrario buscando enlazar con otra que va más abajo casi en paralelo. Así llegamos al Camino del Rasón, pista que viene de Santibáñez y sube hasta el Collado el Tunelón en el Cordal de Carrocedo. Una señal nos indica la dirección a Campomanes a través del citado collado y a Santibáñez en sentido contrario. Seguimos esta última dirección unos metros y la dejamos pues el citado camino da un gran rodeo. Tomamos la segunda que sale a la derecha y se dirige a unas cabañas. Si hubiéramos tomado la primera pista a la derecha nos habría bajado a El Escalar dando un pequeño rodeo.
Senda entre las hayas para atajar en la pista de descenso.
          En la cabaña (1497 m), un ganadero nos informa de una senda que atraviesa el bosque y ataja para enlazar con la citada pista. La preciosa senda entre las hayas casi otoñales cruza dos riegas y nos deja finalmente en la pista definitiva (1430 m). En suave descenso, entre cabañas y bosques mixtos de hayas, robles y acebos, dando varias revueltas y después de otros dos kilómetros, llegamos al puente El Barriru (1010 m) sobre el río Las Mestas. Una corta subida nos lleva a enlazar con el camino de ida en las cabañas de Diezllagares. No tenemos más que desandar dos kilómetros y llegamos a El Escalar después de más de 10 horas de ruta.

Lorenzo Sánchez Velázquez