miércoles, 30 de septiembre de 2015

Tapinón y Carva de Valseco desde Tuiza

Perfil de la ruta
Salida y llegada: Tuiza de Arriba
Distancia: 13,1 km
Duración: 6:30 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 1150 m
Altura Inicial: 1210 m
Altura máxima: 2108 m
Fecha de realización: 27/IX/2015
Dificultad: media
Track de la ruta




          El Macizo de las Ubiñas se extiende de sur a norte desde Peña Ubiña hasta el pico Campu Faya pasando, entre otros, por El Siete, Los Fontanes, Ranchón o Los Huertos del Diablo. Desde El Siete sale el ramal principal hacia el este por los Picos del Portillín, Canalón Oscuro, Fariñentu, Siegalavá y finaliza en el Tapinón.
          En el libro “Recorriendo las montañas de Asturias” describí la ruta al Tapinón desde Tuiza dejando constancia fotográfica de las vistas y etiquetando las montañas que se divisan desde su cumbre. Volvemos a hacer la ruta pero como nos resulta un poco corta le añadimos la subida a la modesta cumbre de la Carva de Valseco con vistas hacia el Valle de Jomezana al noreste.

Collado El Viso entre Peña Foxón a la izquierda y El Castiellu a la derecha
         Dejamos el coche en el amplio aparcamiento situado al lado del Centro de Interpretación del Parque Natural de las Ubiñas y la Mesa en Tuiza de Arriba y nos dirigimos a la parte alta de la aldea. El camino deja a la izquierda una buena fuente y atraviesa varias portillas que encierran prados donde pastan vacas y algunos asnos. Tenemos la precaución de dejarlas cerradas para evitar la salida del ganado. El amplio collado El Viso se ve muy bien desde Tuiza entre las peñas Foxón a la izquierda y Castiellu a la derecha. Y hacia allí se dirige el camino.
Las descoloridas marcas del PR-AS 89 nos van guiando y alcanzamos el citado collado después de superar unos 300 metros. Si se quiere evitar el rodeo y subir directo al Tapinón se puede atajar por la senda de Las Colgas. Se encuentran entre la Peña Foxón y Peña Brita que es el último picacho que baja de la enorme mole del Siegalavá (por ahí bajaremos).
Peña Brita a la izquierda y Foxón a la derecha. Por medio está Las Colgás por donde sube un sendero (por ahí bajamos)
          En el collado El Viso se abre el horizonte norte. Dejamos a la izquierda los restos de lo que fue la Braña Foxón y continuamos hacia el norte para rodear el pico homónimo. La senda se ha ensanchado en la zona rocosa y permite alcanzar fácilmente la cresta del Fóxón dando vista a la Vega del Forcáu que separa este pico de la larga y dura panda del Tapinón.
Zona de Las Colgás. La foto está sacada después de bajar por ellas.
          Nos olvidamos de momento del pico y cruzamos la vega siguiendo la senda que nos lleva a superar el pequeño crestón que baja precisamente del Tapinón. Así alcanzamos otra extensa vega que se dirige al norte y que los mapas topográficos llaman también del Forcáu. En ella pasta una abundante cabaña ganadera y cuando llueve se forman dos pequeñas lagunas (Lago de Valsecu). Aquí se asienta la Braña de Valsecu y toda la vega está limitada por La Camperona al sur (crestón que baja del Tapinón) y la Carva de Valsecu al norte. Cruzamos la vega y nos encaminamos hacia la cima de la Carva. No hay camino ni senda pero se sube bien.
Superado la pequeña cresta de la izquierda accedemos a la Vega del Forcáu. De frente ya vemos la Carva de Valseco.
           Alcanzada la cresta, avanzamos por ella hacia el noroeste para alcanzar enseguida el punto más alto donde encontramos unas piedras a modo de hito para marcar la cumbre. Las vistas son hermosas y Peña Rueda y el Tapinón destacan por su cercanía y altivez.
Arranque de la 2ª Vega del Forcáu cerrada por la extensa peña de la Carva de Valseco

Desde la Carva: Tapinón, Siegalavá, Ubiña, Peña Chana y Fariñentu. Los Fontanes asoman por encima.

Desde la Carva: Fariñentu; cuerda del Ranchón y los Huertos del Diablo; Peña Rueda a la derecha. El collado Lingueo cierra los Puertos de Agüeria
           Descendemos directamente a la vega y desandamos el camino hasta la otra Vega del Forcáu procurando no perder demasiada altura. La subida al Tapinón se hace dura. Desde la vega hay que subir unos 400 metros para alcanzar la cima y no dan más respiro que el que cada uno se tome. La mejor forma de acometer la dura y empinada panda consiste en alcanzar la cresta lo más al este posible y avanzar por ella. Pero esta vez acometimos la subida directamente siguiendo un pequeño crestón que baja directo desde la misma cima.

Llegando a la cima del Tapinón.
            Llegamos a la más alta de las dos cimas del Tapinón “adornada” por un viejo y oxidado buzón de montaña. Las vistas del macizo de Las Ubiñas son magníficas destacando el Siegalavá a tiro de piedra y Peña Rueda. A nuestros pies en vertical los hermoso Puertos de Agüeria. Peña Ubiña, Fariñentu, Peña Chana, Fontanes y la cuerda del Ranchón, huertos del Diablo, entre otras grandes cimas. Por el este se alcanzan a ver los picos de Europa. También al este encontramos el Cordal de Carrocedo y los picos Cellón y Brañacaballo alineados. Las Tres Marías y Fontún están al sureste. Los Bígaros al oeste, La Sierra del Aramo, la de Tene y la de Caranga, asomando apenas el pico Gorrión. Brañavalera está al norte.

De izda a dcha: 2ª cima del Tapinón y Siegalavá (detrás Cerreos y Ubiña). Cuerda del Siete, Pasu Malu y Fontanes. Fariñentu a la dcha.

A los Fontanes siguen Fariñentu y la cuerda del Rachón y los Huertos del Diablo. Por delante los Puertos de Agüeria.

Cuerda del Ranchón y los Huertos del Diablo; Puertos de Agüeria y la gran Peña Rueda.
          Después de disfrutar de tan formidable espectáculo y de reponer fuerzas nos encaminamos a la segunda cumbre y emprendemos un rápido descenso por el borde meridional de la empinada cuesta asomándonos a las verticales canales que caen sobre Las Cuestas y que, a veces, nos permiten enmarcar la aldea de Tuiza y la gran cuerda que va de La Almagrera a La Tesa pasando por La Mesa.
Vista de Tuiza desde una de las canales que caen al sur desde la ladera del Tapinón
           Llegamos a la Vega del Forcáu donde las vacas pastan mansamente y los ganaderos han colocado una rústica alambrada de espino sobre la muria de piedra para evitar que bajen por Las Colgás.
Cruzando la muria accedemos a Las Colgás. Vemos el collado El Viso a la izda y Peña Castiellu. La cuerda de La Tesa, La Mesa y La Almagrera cierran el paisaje.
           Cruzamos la cerca y avanzamos unos pasos por la pradera hasta llegar al sendero que nos va a permitir bajar por Las Colgás. Está muy inclinado y hay que fijarse bien en los hitos para bajar por las canales correctas. Después de cruzar la muria y descender unos pasos hay que desviarse unos metros a la derecha, descender un corto trecho de frente y  volver a desviarse a la derecha un tramo más largo rodeando un par de embudos. Después el descenso es casi directo haciendo unos cortos zigzags.
La senda nos lleva de una canal a otra en Las Colgás
El camino cruza la portilla que hy junto a los bastones. Al avanzar la tarde, el Siegalavá se cubriendo de nubes.
          Una vez que pasadas Las Colgas el rápido descenso por la pradera nos lleva al camino de ida. Descruzamos las 6 portillas y regresamos a Tuiza donde aprovechamos para hidratarnos en el bar del Centro de Interpretación del Parque Natural de las Ubiñas y la Mesa.

Lorenzo Sánchez Velázquez