jueves, 17 de julio de 2014

Integral de Peñamayor. Ruta circular

Datos de la ruta
Salida y llegada: Melendreros (en el concejo de Bimenes) 
Distancia: 17,5 km 
Perfil de la ruta

Duración: 6:00 h (sin contar paradas) 
Subidas acumuladas: 1125 m 
Altura Inicial y Final: 620 m 
Altura máxima: 1293 m 
Fecha de realización: 28/IX/2013
Dificultad: media
Track de la ruta

Nota: en esta entrada se indican, de pasada, otras posibles vías de acceso a la sierra o a alguno de sus picos. Estos itinerarios los hemos recorrido en otras ocasiones y disponemos de los tracks correspondientes. Si alguien está interesado en alguno de ellos me los puede pedir en privado.
Mapa de la ruta

Descripción
        Desde la localidad de Melendreros (en el concejo de Bimenes) se accede con facilidad a la Sierra de Peñamayor. Crestearla completamente ascendiendo a sus principales cumbres fue el objetivo principal de esta ruta. El regreso lo hicimos rodeándola por el este siguiendo las marcas de la PR AS 140 Peñamayor-Triguero, que, rodea completamente la sierra sin ascender a ninguna de sus cumbres.
        A Melendreros se llega por la AS-251 desde Nava a Rozaes, o por la nueva carretera “Y” de Bimenes, tomándola en la Autovía del Cantábrico y saliendo de ella hacia Martimporra y Rozaes. Se continúa después por la BI-3, durante 5 Kms, hasta Melendreros.
        Estacionamos el vehículo al final de la aldea, donde la carretera finaliza y se ensancha para que el autobús dé la vuelta. Allí se encuentra la fuente de La Pipa y un panel informativo de la Etapa 9 entre Melendreros y Bimenes del Camino Natural de la cordillera Cantábrica. Asturias interior. Ruta señalizada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. También comienza las marcas de la PR AS-140 Peñamayor – Triguero. El pueblo tiene buenas casas arregladas.
Sobre la canal de traída de aguas a Gijón
         La pista hormigonada, que es continuación de la carretera asfaltada, asciende al principio en dirección este, dirigiéndose enseguida al sureste. Discurre entre cabañas y pastos delimitados por matas de avellano (Corylus avellana), fresnos (Fraxinus) y espineras (Crataegus monogyna), bosquetes de castaños y robles, algún abedul (Betula pendula), … hasta alcanzar Fayacaba (780 m) en la base de la alargada sierra que se extiende de norte a sur. La cuesta suaviza su pendiente  y el hormigón da paso a la pista terrera más cómoda para caminar. En esta zona se encuentra, a la izquierda del camino, el solitario albergue de Fayacaba recientemente restaurado e inconfundible con sus tres plantas la intermedia pintada en ocre y la superior en amarillo. Un poco antes del refugio, sale a la izquierda la pista que rodea la sierra por el norte y lleva a Les Praeres (Nava) y que nosotros obviamos (la seguiremos más tarde de regreso). La pista y las marcas del PR continúan de frente hacia Campa Güés y Pozo Funeres permitiendo, más adelante, enlazar con la que viene desde La Sierra en el concejo de Laviana. Siguiéndola un kilómetro más, desde el albergue, encontraríamos a la izquierda una senda que permite subir con facilidad a la sierra.
Parea de Les Mules y la Horcada
         Pero como queremos crestearla desde el norte siguiendo caminos menos transitados, abandonamos las pistas en Fayacaba. Subimos frontalmente por detrás y a la izquierda del albergue, hasta alcanzar la senda situada sobre la tubería que lleva el agua desde los Arrudos en Caso hasta Gijón. La seguimos hacia la izquierda, llaneando, para rodear la sierra por el noroeste. En un tramo de unos 200 m está labrada en la roca y colgada sobre el valle. Al llegar a una fuente con abundante agua, dejamos el trazado de la tubería que sigue su curso hacia Gijón y continuamos por una senda que, al poco en la Campa Orsoru, queda a la misma altura que la pista hormigonada. Aquí nos desviamos al sur afrontado la dura ascensión por la Parea de Les Mules hacia la Horcada que divisamos en lo alto del cresterío. Hay una senda que se pierde en los tramos finales, pero no da problemas porque la dirección es clara.
Llegando al pico Jueyu
         Al llegar a la Horcada (1061 m), después de vencer unos 200 metros desde la campa, la vista se extiende hacia el norte hasta divisar el mar (Gijón queda detrás del pico Fario cuyas antenas se divisan con claridad). Seguimos remontando la cresta por un sendero que nos lleva hasta el primer pico del día (Jueyu 1122), con una caseta y los restos de lo que fue una antena. Hay un cartel que avisa de la existencia de un pararrayos radiactivo, pero hace mucho que lo quitaron y el cartel sigue allí avisándonos de un inexistente peligro. Hacia el sur, cerca, queda el siguiente pico Fueyu (o Peñamayor) (1149 m) cuyo vértice geodésico se ve claramente y nos oculta el resto de la sierra. Entre ambos, salvamos una corta cresta caliza que también se puede rodear por la izquierda. Así nos encumbramos en el Fueyu que tiene un buzón de montaña en forma de botella de sidra. Desde aquí ya vemos el resto de la sierra, Peña Mea en esa misma dirección sur, la Xamoca al sureste, grandes cimas de Redes (Vízcares, Maoño, Los Tornos –por detrás en la misma dirección está La Llambria-, Campigüeños, etc).
Sierra de Peñamayor desde el Fueyu
Pico Texu o Garamíos
    Seguimos en dirección sur descendiendo a la vez que rodeando tres peñas: la primera la dejamos a la izquierda, la segunda a la derecha y la tercera también a la izquierda. Así accedemos a un extenso pastizal en la base del pico Llanos de Ortigal (1092 m), que podemos subirlo y bajarlo por el otro lado, o rodearlo por la derecha, manteniendo la altura, hasta alcanzar, al otro lado, el collado Ortigal. Otra subida por la verde pradera, dejando al lado las modestas peñas de La Campona (1113 m) y Pozos de Llaviegu (1199 m), nos lleva hasta las peñas septentrionales del Texu (Garamíos). Las superamos, sin dificultad, por la misma cresta rocosa y accedemos a la cima (1256 m) donde está la famosa guitarra que homenajea a José González “El Presi”, un ramo que colocan allí por San Juan los vecinos de Llanacéu, una cruz y un buzón de montaña. A este pico llegamos en otra ocasión desde el Alto de la Casilla (en la carretera AS-251) por una pista ancha que llega hasta Campa Gües, en la base de la sierra.
        Una vez disfrutado de las hermosas vistas, continuamos hacia el sur siguiendo la cresta de la montaña. Ahora sí hay sendero pues este es el camino más cómodo de subida desde el collado Llagos hacia donde nos encaminamos ahora. Antes tenemos la opción de crestear los picachos calizos que coronan la sierra (El Corte, Texíu o, el más alto el pico Tremes de 1271 m; este último se sube con facilidad) o faldearlos a corta distancia de la cumbre, por la ladera occidental. Así llegamos a las instalaciones de las antenas de telefonía que se divisan
Pequeño hayedo, pasado el collado Llagos
desde lejos. Les da servicio una pista que viene de la carretera LV6 que une El Condado con Ferrera y comienza, la pista, en una curva pasada la aldea de La Sierra. Bajamos unos metros por la pista hasta alcanzar el collado Llagos (1229 m), cruce de caminos. El que ya hemos señalado que baja hacia el sur llegando hasta El Collado, el que avanza por el norte hacia Campa Gües, donde a su vez se bifurca, dirigiéndose uno al este hasta el Alto de la Casilla y otro  hacia el norte hasta Melendreros. Nosotros seguimos el sendero que se dirige al oeste rodeando los crestones occidentales de esta parte de la sierra que lleva al collado y majada de Breza de donde a su vez parte otro camino que también nos dejaría en El Condado. Continuamos pues por la senda oriental hasta alcanzar la zona más baja de la vaguada, donde la dejamos para continuar hacia el sur, bordeando dos hondonadas por la izquierda. Es el camino más sencillo para alcanzar el pico Triguero. Si los rodeamos por la derecha, el terreno hasta el pico es más abrupto. Así alcanzamos un bosquete que atravesamos casi por la misma cresta oriental de la sierra hasta alcanzar la cima del Triguero (1293 m). Paramos a reponer fuerzas y disfrutar de esta magnífica atalaya.
Vista norte de la Sierra Peñamayor desde el Triguero
Continuación de la vista anterior (cresta noreste)











Collado Breza y Sierra del Sueve desde el Triguero

..., Campigüeños y Tiatordos, Carasca y La Senda
Vízcares, Pierzu, Maoñu, Los Tornos y Llambria,...











         La ladera oriental del Trigueiro es bastante inclinada y se baja mejor si seguimos paralelos a la cresta unos metros por debajo hasta situarnos sobre las cabañas del collado de Breza (1181 m) y entonces descender. Nosotros bajamos algo más directos. En el collado hay varias cabañas acondicionadas con las jambas de sus ventanas en azul cian bastante llamativas. Como ya dijimos antes, hasta aquí llega una pista desde El Condado y es otra ruta de ascenso al Triguero.
Rodeando la sierra. Al fondo, el collado Anes.
         Al llegar a la más alta, la dejamos a la derecha, rodeando su cerca por el norte para comenzar un fuerte descenso por la pradera. En este tramo hay que evitar las zonas invadidas por la cotoya y seguir por las grandes zonas herbosas. El sendero a veces se pierde, pero mantenemos la dirección norte hacia las praderas que se ven al otro lado de una vaguada cubierta de vegetación. En esta zona baja, el sendero se adentra en un bosquete y hay unas hondonadas que rodeamos por la izquierda. Es un tramo corto que, enseguida, nos deja en las praderas. Subimos por ellas un pequeño trecho para descender, al otro lado, a la majada Anes (982 m), donde no encontramos restos de ninguna cabaña.
Collado Anes. Al fondo, majada y collado Cobayu.
Les Praeres y pico Varallonga, desde Ortigosa.
Continuamos el descenso por la pradera hasta otro bosquete. Lo cruzamos y emprendemos una larga subida, por el tapiz herboso que cubre toda la ladera hasta alcanzar la majada Cobayu (1018 m), donde hay una moderna cerca para tareas ganaderas (seleccionar, vacunar y embarcar el ganado). Hasta aquí llega una pista que viene de Les Praeres (concejo de Nava), Fayacaba (Bimenes) o Melendreros. Descendemos por ella atajando en las dos primeras revueltas, cruzamos después un arroyo y, en llano, seguimos hasta la majada Espines (888 m), situada a la altura del pico Fueyu. Posee algunas casas arregladas con fines turísticos y lo mismo ocurre en Ortigosa, medio kilómetro más adelante. Entre ambas hay abundantes prados y camperas. Más adelante la pista se bifurca: de frente sigue hacia Les Praeres (extensos
pastizales y zona de recreo con área recreativa y bar al que suben familias de la zona para disfrutar de una jornada campestre). Evitamos esta desviación caminando por la pista que gira hacia el oeste. Una corta bajada y varios repechos que suman otros 80 metros de subidas acumuladas nos dejan de nuevo en el collado Oroxu (881 m) (al otro lado de la pista se encuentra el pico homónimo con una casa abandonada en su cima) con la fuente que dejamos antes de subir por la Parea de Les Mules. Hemos
Llegando a Melendreros
completado el circuito. No queda más que seguir por la pista; o mejor, seguir por encima de la tubería de traída de aguas a Gijón desde los Arrudos, para descender después hasta el albergue de Fayacaba y por la pista hormigonada a Melendreros.




Lorenzo Sánchez Velázquez