martes, 1 de noviembre de 2016

Sierra del Gorrión. Contutreiru y Pico Mayor

El crestón calizo que se extiende de norte a sur formando las sierras de Caranga y el Gurrión, está cortada a tajo por el río Trubia produciendo una corta pero impresionante foz. El embalse de Valdemurio retiene las aguas del río antes de entrar en ella formando un apacible lugar propicio para el paseo y el disfrute de los deportes acuáticos. Esta ruta circular rodea la sierra del Gorrión subiendo a sus dos principales cumbres el Pico Mayor (o Gurrión) y el Contutreiru.

Salida y llegada: Turiezu (Concejo de Quirós) 
Distancia: 11,2 km
Duración: 5:00 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 1000 m
Altura Inicial: 508 m
Altura máxima: 1235 m
Fecha de realización: 29/X/2016
Dificultad: media-baja
Track de la ruta




Itinerario: Turiezu – Chandeneva – Mortera y collado de Quintaneiru – Pico Contutreiru – Collado Ordiales – Pico Mayor o Gorrión – Collado Ordiales – Mortera de Caranga – Túnel – Horcada del Espín – Villaorielle – Turiezu.
Mapa de la ruta
             Aparcamos a la entrada de la localidad quirosana de Turiezu (510 m) frente a una casa de dos plantas con balconada de madera recientemente restaurada y tomamos el camino que sale a la izquierda (según llegamos) antes de la primera casa. El camino se dirige a la aldea de Villagondú, al sur.
Aparcamiento y camino donde se inicia la ruta (vista hacia atrás).
            Unos metros más adelante lo abandonamos y continuamos, a la derecha, por otro que sube empedrado entre algunos castaños al principio y bajo los avellanos después, y enlaza, en una zona más llana, con otro que sale de la parte alta del pueblo. El corto llaneo da paso a una empinada cuesta que emboca una canal por la que zigzaguea (sigue empedrado y con buena factura) cobijado por un frondoso dosel de avellanos. La ladera umbría rezuma humedad y la vista debe adaptarse a la semioscuridad.
Turiezu visto al poco de comenzar la ruta

Camino empedrado por el que subimos.
        Alcanzamos un pequeño hombro (800 m) con unas peñas a la izquierda que prometen buenas vistas del valle alto del Trubia; las Ubiñas y del cuchillar de Peña Rueda quedan a contraluz. Estamos en El Castro o Bérgola. El camino, algo cerrado aquí por los helechos y alguna zarza, faldea el nuevo valle que baja desde el peñón calizo de la Peña Cotu Negru, que vemos a la derecha.
Valle del Trubia. La foto es de diciembre de 2009 y está sacada desde Bérgola.

Peña del Cotu Negro
         En el siguiente hombro (850 m), bajo la peña, vira a la derecha (al oeste) con mejor traza para alcanzar enseguida la majada de Chandeneva (900 m), con varias cabañas en ruina y una sólida cabaña justo donde finaliza una pista que viene de Fresneo.
Cabaña en Chandeneva donde enlazamos con una pista que viene de Fresneo.
          La pista da una revuelta a la izquierda y remonta en línea recta hasta el collado Quintaneiru. Por el camino dejamos a la izquierda las majadas de Felgueres y Quintaneiru y, en el mismo collado (1038 m), encontramos la de Vuestramundi.
Caballos pastando en Vuestramundi. Detrás las Peñas de Toriezo (pico Granda Mollia)
          El collado da vista al frente oeste y noroeste: las sierras de Gradura, Yermes y Tameza (picos Sala, Lobiu y Caldoveiro), la de Sobia con peña Sobia o Brazanalgas. Hacia el sur se encuentran algunas cumbres de las Ubiñas, destancado Peña Rueda y los Huertos del Diablo, Ranchón, Práu y Fontanes confundiéndose en la misma línea de visión.
Peña Rueda, Ranchón, Huertos del Diablo (entre las nubes). Foto sacada en diciembre de 2009 desde el Contutreiru.
          Para subir al Contutreiru, remontamos su ladera oeste tomando una senda entre la maleza que enseguida se pierde. Más arriba encontramos un par de hitos sin continuidad. Sin camino ni sendero definido, subimos por donde la ladera ofrece menos resistencia y está algo más limpia hasta alcanzar un bosquete de robles jóvenes que han colonizado los prados que hubo antaño. Los últimos árboles nos dejan frente a la peña. Nos escoramos a la derecha buscando el remonte más fácil y con poco esfuerzo nos encaramamos en la cresta de la montaña. Unos pasos por ella y alcanzamos la cima (1235 m) señalada con un simple montón de piedras.
Desde el Contutreiru: Granda Mollia y Cantu la Chalga. Por detrás la Sierra de Sobia.

Vista desde el Contutreiru: Sierra de Caranga, Pico Mayor, Sierra de Tene, y tramo septentrional de la Sierra del Aramo (La Gomonal).
         Las vistas de las sierras de Caranga y el Aramo, de las Ubiñas, de la Sierra de Sobia y de las de Yernes y Tameza son preciosas. A tiro de piedra, al norte, tenemos el Pico Mayor, y se puede seguir la cresta de la montaña para descender al otro lado hasta el collado Ordiales, situado entre los dos picos.
Arista y peña cumbrera del Pico Mayor o Gorrión.

         Pero esta vez desandamos un tramo de la cresta y descendemos por el pedrero de una inclinada canal que bordea un espolón calizo dejándolo a la derecha. Rodeado el espolón, seguimos el descenso pegados al muro calizo hasta encontrar una estrecha canal donde encontramos unos hitos que nos invitan a subir por ella. Enseguida se abre y continúa el ascenso hasta dejarnos a unos metros de la cima del Contruteiro y en el borde de un bosquete de avellanos próximo al collado Ordiales.
Desde la cima del Gorrión vemos el Contutreiru y, al fondo a la izquierda, Peña Rueda y la cuerda de Los Fontanes y hacia la derecha la Sierra de Sobia.

Sierra de Caranga y Tene desde el Pico Mayor. Vemos los pueblos de Aciera, en la parte inferior central de la foto y Tene a la derecha.

Mortera de Caranga desde el Pico Mayor.

        Atravesamos el bosquete y accedemos al collado (1193 m) a los pies del Pico Mayor o Gorrión (Gurrión). Una senda nos permite remontar un corto tramo hasta alcanzar la cresta caliza de la montaña y unos pasos por ella nos dejan frente a la última peña donde se sitúa la cima. En los últimos metros hay que atravesar una corta y estrecha repisa expuesta que hacemos con cuidado (con viento o mojada habría que extremar las precauciones), dejándonos en la pequeña cima (1234 m).

Aciera desde el Pico Mayor (con teleobjetivo)

Turiezu desde el Pico Mayor con teleobjetivo.
         Las vistas se abren hacia norte: las sierras de Caranga (La Verde) y Tene; la del Aramo (Gamonal, Moncuevu y Gamoniteiro) cubre el frente este y, entre las dos primeras, vemos el collado Aciera, mientras que el Pando de la Mortera se sitúa entre las dos últimas. Varias localidades quirosanas se encuentran a nuestros pies: Aciera, Tene, Bermiego, Turiezu y Bárzana, situada esta última río arriba.
Bosquete cercano al collado Ordiales desde el Pico Mayor.
         Descendemos al collado Ordiales y descruzamos el bosquete de avellanos para bajar después en dirección noroeste por un tramo mixto de piedra y hierba hasta la amplia campera de la Mortera de Caranga (950 m). El camino sigue en dirección norte paralelo al crestón calizo que baja del Gurrión, hasta las Brañas de la Corrá (780 m). Sin un sendero claro, continuamos hasta los prados más bajos de la braña, donde se sitúa el Puerto Mingoño (750 m) donde aparece un camino de tierra embarrado al principio y empedrado después.
Bajo el bosquete de avellanos cercano al collado Ordiales.
          El camino desciende con menor inclinación por el estrecho y frondoso valle que deja a la derecha los verticales paredones calizos que bajan del Gurrión (Pico Mayor). Más abajo abandona el fondo del valle y se dirige al crestón que atraviesa por un estrecho y corto túnel (515 m) horadado bajo Peña Forcada, que nos permite pasar al otro lado dando vista al embalse de Valdemurio.
Tunel bajo Peña Forcada

         Un tramo llano nos permite disfrutar del maravilloso paisaje del alto Trubia: las estribaciones meridionales de la sierra de Caranga, la de Tene y el murallón occidental del Aramo nos enmarcan esta magnífica estampa.
Embalse de Valdemurio con la Sierra del Aramo detrás.

Collado de Aciera y Sierra de Tene desde cerca de Villaorille

Sierra de Caranga y collado de Aciera desde cerca de Villaorille.
         Alcanzamos la Horcada del Espín (500 m) por donde baja una canal muy vertical en la que se ha trazado un camino armado que baja en zigzag para descender casi cien metros en poco espacio. Otro kilómetro de cómodo llaneo, pasando por el desvío señalizado a la cueva La Canal, donde murió Tito Bustillo en 1968, nos lleva a la localidad de Villaorille (360 m). Cruzamos el pueblo y tomamos un camino carretero que nos permite ascender unos 150 metros en 2 kilómetros hasta alcanzar Turiezu donde finaliza esta magnífica ruta.

Lorenzo Sánchez Velázquez