miércoles, 20 de mayo de 2015

Colláu Zorru por Ventaniella, Viañu y Puerto Sus

Perfil de la ruta
Salida y llegada: La Faeda en Sobrefoz (Concejo de Ponga)
Distancia: 17,5 km
Duración: 6:30 h (sin contar paradas)
Subidas acumuladas: 1270 m
Altura Inicial: 950 m
Altura máxima: 1844 m
Fecha de realización: 16/IV/2015
Dificultad: media
Track de la ruta

Mapas de la ruta
          Para la salida que organiza trimestralmente la Asociación Rosario de Acuña sita en el IES del mismo nombre, esta vez elegimos una ruta por el concejo de Ponga, tan bello como desconocido. Una excursión fácil para los menos caminantes y otra más exigente por los más avezados en la montaña; alcanzar el Caserío de Ventaniella y el mismo puerto para los primeros y acercarnos al pico Colláu Zorru por un camino tan poco frecuentado como hermoso para los segundos.
         Aunque la subida a esta gran montaña pongueta se hace normalmente desde el Collado Llomena y Les Bedules, en el libro Recorriendo las montañas de Asturias describimos una subida más dura desde San Juan de Beleño por el valle del Cabañín y el Collado Pumerín con bajada por la Foz de Enol. Ahora pretendemos alcanzar la cima por arista sur después de pasar por Ventaniella, Miédome, Viañu y Puerto Sus.
Desde Gijón a Sobrefoz tardamos hora y media por la carretera que va de Sevares a Sellaño mientras que a la vuelta empleamos diez minutos más por Cangas de Onís. Sin embargo, el primer trayecto es bastante incómodo dada la estrechez de la carretera y sus muchas curvas.
Caserío de Ventaniella, ermita y humilladero. Al fondo, Colláu Zorru y Recuencu
         Aparcamos pasada la Venta la Faeda (880 m), a 3 kilómetros en la carretera que va de Sobrefoz a Ventaniella. Un apacible paseo por la carretera, que enseguida da paso al camino de piedra, nos lleva por las cabañas de Cotiones y Fonperi y el estrechamiento del Saltu Lladrón (1050 m) donde el río Ponga baja encajonado y la estrechez del paso explica su nombre.
          Enseguida llegamos al Caserío de Ventaniella (1180 m) con su ermita y humilladero. La fuente de abundante agua refresca todo el año. El camino aquí se divide en dos. Uno, a la derecha, se interna en el hermoso bosque de la Salguerosa (por él regresamos en la ruta de la Abedular que figura en otra entrada de este blog) y llega hasta la majada del mismo nombre donde nace el río Ponga. El otro, el nuestro, sube mediante varias revueltas al cercano puerto de Ventaniella.
El Xerru
          Al llegar al Xerru (1350 m), gran peña que el camino principal rodea por la derecha, el grupo se divide en dos: los que continúan hacia el puerto y los que vamos a subir al Colláu Zorru. Los primeros llegarán al puerto (1427 m) y descenderán por la vertiente leonesa siguiendo el Arroyo del Puerto hasta la Vega de Valdosín (1285 m) donde hay un gran corral ganadero de cemento y donde, además, confluye el arroyo con los de La Castellana y Valdosín formando los tres el nacimiento del río Esla. Aquí descansarán apaciblemente y desandarán el camino parando en la Venta de Ventaniella antes de retornar a las Casas de la Faeda.
Camperas y collado de Miédome.
Maciédome y Tiatordos desde Miédome.
          El segundo grupo toma una senda a la izquierda señalizado con un hito que cruza el arroyo seco de Ventaniella (1350 m) y rodea la ladera norte de Las Castellanas para desembocar en las extensas Camperas de Miédome. La senda sube duramente entre los pastos y se retuerce al final para alcanzar el collado Miédome o La Colladina (1657 m) que nos abre el horizonte oriental. La gran mole de Pileñes nos oculta completamente el este (vemos a su derecha la cresta de Peña Ten) y El Poyero nos tapa el norte; pero hacia noreste avanza el precioso valle de Viañu asiento de extensos pastos y de una majada. Al fondo, en esa dirección, nos topamos con el gran crestón de La Peña que deberemos superar más adelante y, más allá, con el Colláu Zorru, nuestro objetivo.
Pileñes desde el collado Miédome
Valle de Viañu. La Xerrazana y La Peña. El Colláu Zorru, al fondo
          La senda poco marcada nos permite un rápido descenso hasta alcanzar el fondo de este valle glaciar rodeado completamente de montañas; el Foxu de Viañu (1480 m). Por el fondo del valle seguimos una marcada senda que desciende alejándose del arroyo hasta llegar a la majada de Viañu o de El Cabañón (1410 m). Una sola cabaña con un destartalado tejado se mantiene en pie; las otras, con sus cercados o cuerres, están en completa ruina. Continuamos por la senda que, enseguida, cruza un arroyo y remonta después una dura cuesta que nos lleva a un collado (1509 m) que deja a la derecha el pico de La Xerrazana. El camino sigue casi en llano por la vallina que allí se abre y nos deja a los pies del Porrón de Viañu (1494 m).


Mirando hacia atrás: majada y valle de Viañu; al fondo, Les Pandes de Pileñes; el collado Miédome arriba en el centro
La Peña. La senda que la rodea se aprecia con claridad.
           Nada más llegar un motón de buitres situados cerca del camino pero un poco más adelante alzan el vuelo. La senda clara sigue hasta adentrase en un precioso hayedo, pero antes encontramos un rebeco muerto y sin cabeza del que se alimentaban los buitres. Poco dura el hayedo porque al poco nos encontramos en el Collado Obrango (1453 m) a los pies del gran crestón rocoso de La Peña. Para superarlo y acceder a los Puertos de Sus elegimos la senda que rodea la peña por la izquierda muy cerca de las rocas. Habría sido lo mismo coger la otra senda más marcada y paralela que va un poco por debajo; al final ambas confluyen justo para superar el crestón rocoso.
Acabamos de superar el crestón de La Peña

Maciédome y Tiatordos desde el acceso a los Puertos de Sus.
           Alcanzados los extensos pastizales de Sus subimos por ellos hasta alcanzar la cumbrera de la sierra (1613 m) que nos abre de nuevo las vistas hacia el este y donde encontramos tres cabañas separadas y en completa ruina.
Estamos en los Puertos de Sus. Colláu Zorru al fondo
           Seguimos subiendo y superamos por la izquierda otra modesta peña que nos deja en los pastos del Colláu Chozu (1660 m). Proseguimos la ascensión por la arista sur de la montaña en la que se alternan tramos de pastos con otros rocosos hasta alcanzar las últimas peñas que nos sitúan enseguida en la cima del Colláu Zorru (1844 m). Por la arista hemos disfrutado de las vistas hacia el este: Niajo y Pozalón, Valdepino, Cantu Cabroneru y el Macizo Occidental de los Picos de Europa, donde la reina Peña Santa domina con claridad. El pico Luengo está al lado; muy cerca también el Recuencu; en fin, Maciédome, Tiatordos, Pierzu, etc. Para más información e identificación de cumbres ver Recorriendo las montañas de Asturias (volumen I). Al este, el hayedo del Valle Antiguo, forma parte del extenso bosque de Peloño.
Tramo final de la ascensión al Colláu Zorru. El Luengo entre la niebla.

Vista atrás de parte del camino recorrido: Pileñes entre la niebla y valle de Viañu.
Picos de Europa con zoom
Puertos de Sus en el descenso. Ruinas de cabañas.
         Como la niebla ha cubierto algunas cumbres, descendemos hasta el Colláu Chozu para reponer fuerzas. Una vez que hemos dado cuenta de las correspondientes viandas, bajamos del crestón rocoso de La Peña por el mismo camino. Pero en lugar de seguir hasta el collado Obrango, atajamos monte abajo por una zona muy empinada y despejada de la cotoya que cubre completamente el resto de la ladera. En este tramo seguimos un reguero que nos deja en la senda que viene del collado. Estamos en el Monte Traveséu. La senda se interna en el bosque y allí se pierde (o la perdemos). Deberíamos haber tirado directos hacia abajo (dirección oeste) hasta alcanzar un pequeño claro del que sale una marcada senda (esto lo vimos cuando llegamos a la majada Les Fuentes). El bosque no está limpio, el terreno es muy inclinado y hay varias zonas húmedas. Pero son sólo unos 300 metros y al final llegamos a la citada senda que cruza un arroyo y nos deja en los prados de la majada Les Fuentes.
Desde Las Fuentes: La Peña, por debajo franja de hierba (Monte Traveséu) por la que bajamos y bosque que hemos atravesado.
Cabaña en La Bustariega
           Aquí enlazamos con un ancho camino carretero que llanea un tramo y baja fuertemente mediante varias revueltas en la zona de La Bustariega dejándonos finalmente en la carretera que sube a Ventaniella. No hay más que seguir por ella hasta el punto de partida donde dejamos los coches. Y así termina esta espectacular ruta por uno de los rincones más hermosos del concejo de Ponga.

Lorenzo Sánchez Velázquez