domingo, 7 de diciembre de 2014

Pico Monegro desde Taja

Perfil de la ruta
Salida: Taja (Concejo de Teverga)
Distancia: 15,5 km
Duración: 4:00 h (sin contar paradas) 
Subidas acumuladas:
730 m
Altura Inicial: 970 m
Altura máxima: 1483 m 
Fecha de realización:
29/XI/2014
Dificultad:
baja
Track de la ruta

Mapa de la ruta

Descripción


Taja (Taxa)
Ruinas de cabañas en Cuiru
               Día de lluvia y niebla. El plan inicial consistía en salir de la aldea tevergana de Taja (Taxa) para alcanzar la Vega de Cueriu por la pista hormigonada, donde enlazaríamos con el llamado Camín Francés hasta el Alto de la Casa, continuando después un corto tramo por el de La Mesa, desviándonos más adelante por el de La Bustariega y alcanzar la cima del pico Monegro. En la segunda parte del recorrido pretendíamos regresar hasta Cueiru para ascender al cercano pico de La Berza y continuar cresteando por La Corona hasta llegar al más alejado Picu Redondu regresando a la Vega de Cueiru por el Camín Francés y de allí a Taja. Sólo pudimos hacer la primera parte del recorrido entre el orvallo y la niebla; vistas, ninguna y humedad mucha.
              En Taja finaliza la carretera TE-3 que, saliendo de Entrago, pasa por las aldeas de Santianes, Campiello y Urría. Dejamos el coche al lado de la parada del autobús donde un poste de señalización nos indica el camino que lleva a los puertos de Cueiru. La pista hormigonada sube fuertemente primero hacia poniente y después hacia el norte, dejando a ambos lados fincas y prados como los de Falguera, el Rozu (donde hay una buena cabaña en perfecto uso), Cabanielles y Piedra Palomba (con varias cabañas en uso). Arriba enlaza con el Camín de Cueiro a Santo Adriano también llamado “Camín Frances”. Nos encontramos en la rica y amplia Vega Cueiru salpicada por las ruinas de numerosas cabañas de las que apenas dos quedan en pie. Sin embargo los pastos siguen siendo abundantes y la extensa cabaña ganadera que sube aquí en verano mantiene a raya a la escoba y la cotoya. La gran pradera se dirige hacia el oeste, enlazando por el norte y el este con la Veiga’l Práu y Vicenturu, situada ésta última a los pies del Picu Redondu.
Por Vega Cueiru

           La pista de tierra avanza por la vega, mientras que, hacia el final, el camino antiguo, empedrado, discurre en paralelo unos metros por encima. Poco antes de enlazar con el Camino Real de la Mesa a los pies del pico La Berza, pasamos junto a una cabaña en perfecto estado; estamos en la zona de Pousa’l Sal donde encontramos un tramo con el primitivo empedrado. El día sigue igual: la llovizna y niebla que no nos dejan ver nada.
           Un kilómetro de fácil transitar por el Camín Real de La Mesa nos lleva hasta el collado de Cuendia La Celá, donde dejamos al camino real continuar una suave ascensión por la pradera hasta el collado Tartulla y más allá al Puerto de San Lorenzo. El nuestro continúa por el ramal de la derecha que baja a la aldea de somedana de Bustariega. En esta zona convergen los concejos de Grado, Belmonte de Miranda, Teverga y Somiedo.
Vértice geodésico en el Monegro

Antenas en el pico Monegro


Prados y bosquetes cercanos al Cantu la Mesnadorio, cerca de Taja

 
Hórreo y castaño podado en Taja
           Enseguida encontramos un depósito de agua circular construido recientemente para proporcionar agua a los servicios de extinción de incendios y otro camino que sigue de frente. Seguimos a la derecha dejando el depósito a la izquierda. La niebla lo envuelve todo y no vemos ni el cercano pico Monegro, nuestro objetivo. Una corta subida nos deja en el Cocháu las Pandiechas a los pies del Monegro. El camino ancho de tierra desciende a la cercana aldea de Bustariega a la vez que otro camino, que sale a la derecha en una zona herbosa, se retuerce dando ocho revueltas para ascender al Monegro. En la cima encontramos, junto al vértice geodésico, las antenas que la coronan y que desde muy lejos nos permiten identificarla. La persistente niebla nos envuelve y la visibilidad es muy reducida. Me remito a las descripciones y fotografías panorámicas del libro "Recorriendo las montañas de Asturias II" en el capítulo dedicado al cercano Pico Redondu.

Fuente y lavadero en Taja
            Como el día no daba muestras de cambiar y dado que la subida a La Berza y el posterior cresteo debíamos hacerlos entre el brezo y la escoba mojados, decidimos regresar por el mismo camino. Hacia las dos de la tarde, cuando dejábamos atrás la Vega de Cueiru, dejó de llover y pudimos comer al abrigo de una cabaña. Las nubes siguen ocultándonos las cumbres, mientras se retiran de los valles para ofrecernos un hermoso paisaje otoñal con sus bosques, praderas y peñas donde alteran los tonos ocres de las hojas con el verdor de los prados y los grises de las rocas.


Lorenzo Sánchez Velázquez